Ebro

Varios llauts carboneros en Mequinenza.
Varios llauts carboneros en Mequinenza.

El último de los viajes regios por el Ebro del que tenemos constancia histórica es el realizado en 1585 por Felipe I de Aragón y II de Castilla. Casi cuatrocientos años después, las últimas rutas marítimas comerciales cesaban en su actividad debido a la construcción de diversos embalses. No le niego a éstos su valor pero ojala fuéramos capaces de sustituirlos y devolver a este gran río su navegabilidad.

El trasvase del Ebro ha provocado la controversia más intensa y prolongada de los últimos años y ha sacado a la calle en múltiples ocasiones a la mayoría de los ciudadanos de Aragón y el Delta. Valencia y Murcia han tomado puntualmente la iniciativa en defensa del trasvase merced al uso o abuso de la financiación pública que antaño aborrecía el PP. Es el último exponente de una lucha desigual, en la que el Gobierno ha postulado la bondad del PHN con una larga serie de medias verdades o mentiras absolutas que HERALDO explicará detalladamente a partir de hoy.

¿Por qué falta agua en algunas zonas?

Evidentemente el cambio climatológico acaecido en la última década ha propiciado prolongadas sequías que han afectado, en mayor parte, a determinadas zonas de España. Sin embargo, el ser humano, en su búsqueda de alimento y un lugar donde vivir, está acelerando este proceso. La desertización, la contaminación atmosférica, la contaminación de los ríos, mares y océanos, los residuos y el desmedido consumo se han convertido en problemas que amenazan muy seriamente el desarrollo y la propia supervivencia de este planeta.

Pero ya no se trata tan sólo de proteger el medio ambiente, sino de considerarlo un elemento imprescindible en lo que se ha dado en llamar el “desarrollo sostenido”. Así lo ha entendido la propia Comunidad Europea que, en este sentido, dicta en los últimos años varias directivas en defensa de la biodiversidad, los ecosistemas….
Mientras tanto, y año tras año, se autorizan nuevas explotaciones de regadíos y se consienten las roturaciones ilegales; se explotan indiscriminadamente los escasos recursos acuíferos; los incendios y las urbanizaciones asolan los bosques … Resultado: ¡Falta agua!. Solución: ¡Trasvase!. De hecho, el propio Plan Hidrológico Nacional recoge esta realidad al reconocer la finalidad de las aguas trasvasadas: paliar la sobre-explotación existente en los acuíferos de las cuencas receptoras. Curiosamente las distintas administraciones – autonómicas y nacionales – no reconocen oficialmente esta situación de exceso. Seguir leyendo …