Ecología

Dentro de las actividades ofrecidas por la Comarca Hoya de Huesca, destaca el programa “Puntos de Encuentro Naturales” que permite conocer este territorio del Prepirineo Aragonés mediante rutas guiadas por un monitor especializado a lo largo de itinerarios por el entorno natural.  Como se indica, “el programa consiste en rutas de interpretación ambiental que se dirigen al público general y familiar, son recorridos sencillos por senderos sin apenas dificultad, y su objetivo es conocer y disfrutar aprendiendo del entorno natural y patrimonial mientras se pasea por la naturaleza”.

Tuvimos la oportunidad de participar en una de ellas, en concreto en “El Mundo del buitre a los pies de Guara”, y disfrutar de la compañía de cientos de buitres leonados. Por desgracia, el quebrantahuesos no hizo su aparición y tampoco el alimoche.  Aun así, la experiencia fue muy educativa y gratificante. Impresionante también ver en acción a Manuel Aguilera, presidente del Fondo Amigos del Buitre. Los buitres lo tratan como si fuera una de los suyos y no es extraño porque lleva más de 30 años dándoles de comer en el muladar de Santa Cilia de Panzano, localidad desde la que parte esta ruta.

El mundo del buitre a los pies de GuaraEl mundo del buitre a los pies de GuaraEl mundo del buitre a los pies de GuaraEl mundo del buitre a los pies de Guara

En 2004 se estimó una población de 30 millones de golondrinas comunes en España. Lamentablemente, las estimaciones actuales indican una reducción en torno a 10 millones de ejemplares.

Esta tendencia ya intuida desde 1990, ha podido ser corroborada gracias a los programas de ciencia ciudadana impulsados por SEO/BirdLife y efectuados gracias a la colaboración de miles de voluntarios. Programas como el SACRE (Seguimiento de Aves Comunes en Primavera), muestran un descenso superior al 30% de ejemplares en el periodo 1998-2013, lo que implica la desaparición de 10 millones de golondrinas.

Toda la información en BirdLife.

Vuelven las golondrinas... pero menos

No, no es una broma. Un reciente estudio pone de manifiesto que la domesticación de las cabras no ha afectado a sus habilidades individuales de aprendizaje y memoria a largo plazo. No obstante, obtienen bajas calificaciones en aprendizaje social.

El experimento consistió en adiestrar a un grupo de cabras domésticas para obtener una recompensa tras realizar una tarea concreta (ver vídeo). Tras completar el aprendizaje, se reprodujo el experimento al mes y a los diez meses, comprobándose en ambas ocasiones que las cabras tardaban menos de dos minutos en completar la tarea.

De forma complementaria, se introdujo otra variable: durante la fase de aprendizaje, algunas cabras podían observar a sus compañeras mientras realizaban la tarea. Los resultados mostraron que no había diferencias significativas entre éstas y las que no habían visto a sus congéneres mientras aprendían.

Los autores proponen que el sistema cognitivo de la cabra está modulado por la necesidad de encontrar plantas de difícil acceso y en ambientes hostiles y que el aprendizaje social no es relevante en estos casos. Por otra parte, los resultados del experimento podrían asimismo explicar por qué las cabras tienen tanto éxito en la colonización de nuevos ambientes.

Referencia: Elodie F Briefer, Samaah Haque, Luigi Baciadonna and Alan G McElligott. Goats excel at learning and remembering a highly novel cognitive task. Frontiers in Zoology 2014, 11:20, DOI: 10.1186/1742-9994-11-20.

Como el vídeo que se ofrece en Frontiers in Zoology requiere QuickTime, lo he convertido a mp4 que es un formato más común que aquél. Aquí lo tenéis:

Según informa la BBC, los dragones de Komodo, los saurios de mayor tamaño de los actualmente existentes, son capaces, mediante partenogénesis, de reproducirse sin necesidad de “conocer varón”. Más información en el zoológico de Londres y Chester, y también en el Komodo National Park.

Dragón de Komodo

Fuente imagen: Komodo National Park

El pasado día 31 de octubre, Javier Sampedro escribía en El País un artículo acerca de un experimento con elefantes para determinar su grado de autoconsciencia. Hasta ahora se creía que esta característica sólo estaba presente en nosotros mismos, en algunos primates y en los delfines, pero la investigación permite añadir a los elefantes en este selecto grupo. Probablemente, guarda relación con la curiosidad que muestran dichos animales por los congéneres muertos.

Enlace relacionado: Save the Elephants.

19 científicos de 13 países alertaron en la edición de julio de la revista Nature sobre las consecuencias de la crisis global de la biodiversidad: el 12% de las especies de aves, el 23% de mamíferos, el 25% de coníferas, el 32% de anfibios y el 52% de las cycads se encuentran en peligro de extinción.

Enlace relacionado: Convention on Biological Diversity.

Según la Lista Roja de Especies Amenazadas, el delfín de lago chino, el Lipotes vexillifer está catalogado como especie en peligro crítico y considerado como “probablemente el cetáceo más amenazado del mundo”. Ahora, un equipo de zoólogos ha diseñado un plan para protegerlos consistente en trasladar a los delfines a un lago cercano al río Yangtze [Vía BBC (en español)].

Enlaces relacionados: Zoological Society of London :: In search of the baiji.

Delfines en peligro

Fuente imagen: ARKive.

El pasado 11 de abril, el PSOE presentó una proposición no de Ley (*) en la que se pedía al Gobierno su adhesión al Proyecto Gran Simio. La polémica generada por dicha proposición ha sobrepasado con creces el ámbito científico para situarse en el político, y sus defensores se han visto obligados a salir a la palestra para explicar el «malentendido». Dejemos claro desde el principio cuál es el objetivo del Proyecto Gran Simio, al que tan alegremente se suman los socialistas: «incluir a los antropoides no humanos en una comunidad de iguales» y «otorgarles la protección moral y legal de la que, actualmente solo gozan los seres humanos».

La discusión no se plantea, por tanto, en términos estrictamente conservacionistas sino en la equiparación, a efectos de derechos, del hombre con los “grandes simios”. Entre defender la biodiversidad o prohibir las investigaciones con animales con fines superfluos —v.g., la cosmética—, y asumir tal equiparación como pertinente media un abismo. Seguir leyendo …

Impresionante base de datos con búsquedas por localización, especie, estado de conservación, etc. Muy intuitiva y fácil de usar, la web está construida a partir de dos libros: The Smithsonian Book of North American Mammals (Don E. Wilson y Sue Ruff, Smithsonian Institution Press, 1999) y Mammals of North America (Roland W. Kays y Don E. Wilson, Princeton University Press, 2002).

  • La agricultura sostenible, mucho más que una tendencia: El objetivo de alcanzar un planeta sostenible, capaz de acomodar los menesteres básicos de sus habitantes, conservando a su vez los recursos que permitirán la supervivencia de las generaciones, es más que una tendencia que disfruta de la aceptación general. Es una necesidad perentoria.
  • Cambios catastróficos en los ecosistemas: La dinámica de los ecosistemas suele alternarse entre dos estados estables. Variaciones en la disponibilidad de recursos o en las poblaciones de consumidores de estos recursos inducen la transición entre un estado u otro, pero los sistemas de gestión basados en esta bioestabilidad no siempre funcionan.
  • Los moluscos como indicadores: Un estudio demuestra que algunos organismos utilizados como bioindicadores de la concentración de metales pesados no pueden predecir con fiabilidad la calidad alimentaria de otros organismos. La concentración de metales en los moluscos, por ejemplo, depende de las características de cada especie que, a su vez, varían con el metal analizado.