Huesca

robles tricentenarios
Localización: Llano de San Indalencio (Huesca) - Fecha: 15/12/2012 - Cámara: Nikon D80 - Distancia focal (DX): 18 mm - Diafragma: f/8 - Velocidad de obturación: 1/80s - Sensibilidad ISO: 200.

Enfrente del Monasterio Nuevo de San Juan de la Peña se encuentra el Llano de San Indalencio que a su vez da paso a un bosque de pinos silvestres. Dos robles se sitúan al frente de sus huestes arbóreas y hunden sus raíces tricentenarias en un lugar donde antiguamente cada árbol de la pradera pertenecía a un pueblo. Llegada la fecha de la romería de San Indalecio, los habitantes de cada pueblo buscaban la sombra de su árbol para descansar y comer una vez finalizados los oficios.

Torre de Fusileros (Canfranc, Huesca)
Localización: Torre de Fusileros (Canfranc, Huesca) - Fecha: 15/12/2012 - Cámara: Nikon D80 - Distancia focal (DX): 70 mm - Diafragma: f/9 - Velocidad de obturación: 1/125s - Sensibilidad ISO: 200.

A pesar de datar del último cuarto del siglo XIX, el conjunto adquiere un aspecto medieval que se acentúa en los días de invierno cuando su pétrea mole se recorta contra el horizonte y las nubes cubren el cielo. Está situada en la carretera N-330, muy cerca de Canfranc-Estación, y es una de las dos torres de fusilería que se comenzaron a construir en 1879.

El proyecto se aprobó por Real Orden de 19 de marzo de 1878 y contemplaba la construcción de dos torres situadas al sur del fuerte Coll de Ladrones, fuerte que domina desde las alturas el paso hacia el sur. Hoy solo queda una ya que la otra fue derruida en 1910 cuando se construyó la boca del túnel ferroviario. Diseñado por el capitán José San Gil, tenía como objetivo defender un posible ataque francés a través de la carretera que unía Zaragoza con Francia por el puerto de montaña de Somport. Tenía capacidad para una guarnición de 25 hombres y contaba con cuarto para oficial, enfermería, calabozo y leñero.

La edificación tiene una planta elíptica, foso perimetral, que se salvaba mediante puente levadizo, y cuatro plantas en torno a un patio central. En el exterior presenta tres galerías con aspilleras, la central enmarcada por una galería de arcos.

Iglesia de San Adrián de Sasabe
Localización: Iglesia de San Adrián de Sababe (Borau, Huesca) - Fecha: 04/01/2007 - Cámara: Nikon D80 - Distancia focal (DX): 70 mm - Diafragma: f/6.3 - Velocidad de obturación: 1/125s - Sensibilidad ISO: 200.

La historia de la iglesia de San Adrián de Sasabe, de origen visigótico, está llena de misterios y leyendas que vinculan su emplazamiento con fuerzas telúricas. Se sabe que formó parte de uno de los monasterios más importantes de la historia de Aragón y que fue sede de la Diócesis de Huesca mientras la ciudad estuvo bajo dominio musulmán.

Según la leyenda, este monasterio fue una de las ubicaciones del Santo Grial en el Pirineo en su viaje a San Juan de la Peña y posteriormente a la Catedral de Valencia. A mediados del siglo XI (1050), Ramiro I reformó el cenobio, cuya ubicación en la confluencia de los barrancos Calcil y Lupán, nacimiento del río Lubierre, ha sido históricamente un foco de problemas para su conservación. Las habituales avenidas del curso fluvial dejaron prácticamente enterrado durante siglos el edificio, que no fue rescatado hasta los años 1957-1961. Cuatro años después fue declarado Monumento Nacional.

El edificio es de una gran austeridad y sencillez. Consta de nave única con techumbre de madera cerrada en ábside semicircular de bóveda de horno. En San Adrián de Sasabe es posible apreciar con claridad las relaciones entre el románico jaqués y el lombardo, sobre todo en el exterior del ábside y en la portada principal. En ambas se utilizan relieves ornamentales como las palmetas o el ajedrezado, típico elemento del románico jaqués, extendido posteriormente a través del Camino de Santiago.

El Gobierno de Aragón promovió entre los años 1990 y 2005 diversos trabajos de restauración que se centraron en la consolidación de la cubierta y de parte de sus muros, así como de los muros de la torre. También se recuperaron las tres puertas de acceso y se realizaron trabajos en la cubierta y las fachadas. Fue declarado Bien de Interés Cultural de Aragón en febrero de 2004.

Más información en La Guía digital del arte románico.

Ordesa desde el cielo

Un nuevo visualizador de alta resolución invita a recorrer el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido como si voláramos por sus cumbres y valles: Vuela sobre Ordesa con un visualizador 3D.


Transcribo el artículo completo:

Planear una excursión por una zona de montaña donde nunca hemos estado siempre plantea incertidumbres. Visitar virtualmente el lugar puede ser una gran ayuda. El nuevo visualizador de alta resolución de ‘Los parques nacionales interactivos de España’ permite recorrer el de Ordesa y Monte Perdido como si voláramos por sus cumbres y valles.

Ordesa, Añisclo, Escuaín, Pineta..., desde lo alto y en detalle, se dejan navegar con la aplicación ‘Los parques nacionales interactivos de España’. Además de localizar en distintos mapas todos los datos de rutas, fauna y flora de los parques, se ofrece por primera vez la opción de navegar sobre modelos 3D a muy alta resolución del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, junto a otros dos de los parques nacionales más emblemáticos: Picos de Europa y Sierra de Guadarrama.

Estas escenas virtuales de los parques, representadas en los mapas de Esri, empresa dedicada al análisis y la visualización de datos en mapas inteligentes, se han realizado gracias a varios vuelos con dron llevados a cabo por técnicos del Instituto Geográfico Nacional y el Centro Nacional de Información Geográfica (IGN-CNIG).

En el visualizador ‘Los parques nacionales interactivos de España’, publicado este verano por el IGN-CNIG y basado en la tecnología de Sistemas de Información Geográfica, cualquier usuario puede acceder a toda la información de los parques, puntos de interés, fauna y flora, historia de cada parque y curiosidades. En cada mapa, se han ubicado elementos útiles para los visitantes de los parques con el fin de que la aplicación ayude a planificar actividades de ocio en estos espacios. Esto es posible gracias a las herramientas de navegación y consulta de las que dispone el visualizador, que incluye los límites de todos los parques nacionales, las rutas y los puntos de interés para los visitantes: equipamiento del parque, servicios, patrimonio, turismo, alojamiento, etc. También se pueden consultar los perfiles longitudinales de los senderos, cargar rutas propias sobre el mapa e imprimir y compartir los mapas resultantes.

Además del visualizador 3D en alta resolución, la aplicación web dispone de un visualizador 2D que, además, es compatible con cualquier navegador y dispositivo, y está disponible tanto en español como en inglés. Cualquier interesado puede embeber el mapa en su página web eligiendo las capas de información que desee mostrar, nivel de zoom y encuadre inicial. Todo ello se encuentra accesible en internet.

Arco geotécnico de Piedrafita
Arco geotécnico de Piedrafita

Se trata de una ruta circular muy accesible y apta para realizar en familia con los más peques. Su duración aproximada es de unas cuatro horas de marcha efectiva así que tenemos tiempo de sobra para comer y disfrutar del paisaje.

Para ello, iremos hasta el pueblo de Piedrafita de Jaca (Valle de Tena) donde cogeremos la pista para subir hasta el Parque Faunístico Lacuniacha, punto de partida de la excursión. Podemos dejar el coche justo antes de llegar al aparcamiento del mencionado parque, al lado de unas naves. Ahí tenemos la primera señalización de todas las que marcan la ruta. Partimos de una altitud de 1.345 metros y alcanzaremos los 1.860 al llegar al arco.

Nos vamos a mover entre el embalse de Búbal y el extremo oriental de la Sierra de la Partacua, cadena montañosa de más de 10 km. de longitud que delimita el valle de Tena por el Oeste, separándolo del Valle del Aragón. El pico más alto de esta sierra es Peña Telera con 2764 m. de altitud.

Pasaremos primero por el ibón para dirigirnos hacia el arco. El desvío al arco está señalizado y en una media hora lo alcanzamos. Tras contemplar el espectacular paisaje desde esta curiosidad geológica, volveremos a bajar hasta el cruce donde, en lugar de dirigirnos de nuevo hacia el ibón, tomaremos la dirección de Piedrafita de Jaca. Aunque parece que vayamos directos al pueblo, en realidad la senda nos devuelve justo al punto inicial, es decir al mencionado parque faunístico.

Y como una imagen vale más que mil palabras, aquí os dejo una guía visual de la ruta:

Itinerario Ibón de IseríasSe trata de un itinerario de casi 14 Km. y una diferencia de nivel de 870 metros que se puede catalogar de moderada dificultad. Pasado el pueblo de Canfranc en dirección a Francia, tomamos un desvío a la derecha que nos lleva al fuerte de Col de Ladrones (enlace alternativo del vídeo) donde podemos aparcar el coche. La pista es de tierra pero practicable por cualquier tipo de vehículo.

Descendemos desde el aparcamiento hacia el embalse de Izás y justo antes de llegar a él nos topamos con la señal que indica el inicio de la senda que nos conducirá a nuestro objetivo. Senda que sigue las marcas del GR 11, cuya variante sur por esta zona se adentra en la Canal de Izás en dirección Este.

La senda tiene una una pendiente moderada que se intensifica cuando atraviesa un canchal, continuando sin más complicación durante 3 km hasta alcanzar una gran roca cúbica a la derecha, a los 3 km aproximadamente del comienzo, donde el itinerario abandona el GR 11 desviándose hacia el Sur en dirección a la Buelta d'lserías. Los pastos dominan toda esta zona del valle glaciar cercana a la cascada Divina (Las Negras) y al refugio pastoril de Iserías, algo más adelante por el GR 11. Desviados de éste, el camino zigzagueante asciende de manera constante y, tras una amplia lazada por la que se pasa junto al refugio o Mallata d'a Buelta d'lserías (1900 m), continúa ganando altura en la misma dirección. La ruta transcurre aquí al pie de los canchales de Iserías y los impresionantes farallones rocosos del rincón de Samán. Antes de acceder al collado, se deben realizar unos intensos y cortos zigzags por un terreno movido y de pendiente fuerte. En este punto se alcanza el Col de Latrós, desde el que tras un descenso se llega al ibón de Iserías o Samán (2155 m). El regreso se realiza por el mismo camino.

Los tiempos fueron los siguientes: Salida - Desvió hacia el ibón (1h 40m) - refugio (2h 40m) - Ibón (3h 55m) - Una hora de descanso y comida en el ibón (4h 55m) - refugio (5h 40m) - Desvío (6h 25m) - Llegada (7h 40m).

Y aquí os dejo la correspondiente colección de fotografías. Están ordenadas por la hora en la que fueron tomadas. He repetido algún que otro encuadre para que veáis como puede cambiar el tiempo en la montaña y lo distinto que puede llegar a ser un paisaje a distintas horas del día.

Viaje a Canfranc

Muchas leyendas se ciernen sobre este municipio de Huesca en la frontera con Francia: nazis, oro y una gran red de espías que se tejió en torno a su estación internacional. Medio siglo después de su cierre, el pueblo conserva la esperanza de volver a verla en marcha... [Leer el reportaje del País Semanal: El misterio de Canfranc: nazis, espías y oro]

Y más información en el especial de Heraldo de Aragón: El oro nazi.

La sentencia ya es firme: Victorino Alonso, el polémico empresario minero, tendrá que pagar la multa de 25,5 millones de euros que un juzgado de Huesca le impuso en noviembre de 2016. La Audiencia de Huesca acaba de confirmar que Alonso cometió un delito contra el patrimonio histórico cuando dio la orden de destruir la Cueva de Chaves, un yacimiento neolítico situado en un paraje de Casbas (Huesca) para instalar comederos y abrevaderos de cabras en su finca de caza.


Situada en plena Sierra de Guara, orientada al sureste, clima benigno, agua a un paso, caza abundante... ¿Qué antepasado nuestro no hubiera querido vivir en la cueva de Chaves? Sus excavaciones arqueológicas habían revelado información decisiva sobre la prehistoria de la Península Ibérica y ya eran un referente a nivel europeo. En 1974 la cueva y todo el término municipal de Bastaras son comprados por FIMBAS S.A., que lo adquiere con fines cinegéticos. Desde entonces se suceden actuaciones con serios daños medioambientales, paisajísticos y sociales. La gota que colma el vaso de la indignación general es la noticia, en marzo de 2009, de la destrucción del yacimiento neolítico. ¿Quién lo hizo? ¿Por qué? ¿Quiénes son los responsables? Este documental intenta responder estas preguntas y busca alternativas para la gestión de este espacio.

Premio al Mejor Documental en el Festival de Cine de Zaragoza 2009, finalista Festival Internacional de Cine Arqueológico del Bidasoa 2010, sección Oficial SCIFE 2010

Circular Aiguallut – Ibon La RenclusaSe trata de una excursión sencilla de unos 8 Km con un desnivel acumulado de 580 metros. La cota más baja es de 1.900 y la más alta de 2.287 metros.

La mayoría de las guías que encontrareis proponen realizar esta circular en el sentido contrario a las agujas del reloj, es decir, tomando el camino que conduce al refugio de La Renclusa pero nosotros proponemos hacerla justo al contrario por los motivos que luego veremos.

Pero comencemos por el principio: vamos hasta Benasque y continuamos por la A-139 en dirección a los Llanos del Hospital hasta encontrarnos el aparcamiento El Vado. Justo allí nace la pista que nos conduce a La Besurta, punto inicial de la marcha. Ahora bien, el trayecto desde El Vado hasta La Besurta está prohibido durante los meses de julio, agosto y parte de septiembre para los coches particulares. Podemos andar ese tramo (una hora) o bien coger el autobús que sale, más o menos, cada media hora. Éste puede también cogerse en Bensaque (aquí os dejo a título de información los horarios del pasado verano).

A partir de este punto basta con seguir las indicaciones en dirección a Aiguallut. Una vez alcanzada la pradera, tomamos el camino en dirección al refugio de la Renclusa y desde allí al ibón. La vuelta, una vez hayamos regresado al refugio, es por la senda hacia La Besurta. Lo veremos mejor en las fotos. Seguir leyendo ...

Por Canal Roya hasta el Ibón de Anayet. Mapa ruta
Mapa ruta

Situados en Canfranc-Estación, tomamos la N-330 en dirección a Candanchú y aproximadamente a unos tres kilómetros llegamos al aparcamiento donde dejaremos el coche. Cruzamos un pequeño puente e iniciamos nuestra caminata por un itinerario que no tiene pérdida pues basta con seguir las señales blancas y rojas del GR 11 (dirección Formigal).

Partimos de los 1.362 metros para alcanzar los 2.227 metros, altura a la que se encuentra el ibón (ver perfil). Aunque el desnivel total es de 865 metros, el sendero va ganando altura de forma muy gradual y solo al final nos encontraremos con una corta pero fuerte subida (ver MIDE).

La pista, en su inicio, se adentra en la canal entre un bosque de pinos silvestres y algunos abetos. Si nos volvemos al poco de iniciar el GR 11, podremos contemplar el pico del Águila y la Muralla de Borau. Tras pasar por la fuente del Cerezo (1.460 metros del altitud), iremos dejando atrás el bosque. Las vistas hacia el suroeste son magníficas.

A la media hora de marcha nos encontramos con un desvío. Antiguamente, la senda dejaba el río a la derecha pero corrimientos de tierra han cortado el camino y ahora discurre por la otra margen. Cruzamos por un pequeño puente.

Nos vamos adentrando en la canal hasta alcanzar el refugio (1 hora y 10 minutos). A las dos horas, tanto los árboles como la vegetación van desapareciendo y los pastos dominan el paisaje según avanzamos. Poco a poco la canal gira hacia el Sureste y en poco más de tres horas llegamos a La Rinconada. Una hora más tarde, tras una fuerte subida, llegamos al ibón.

El regreso se realiza por el mismo itinerario. Si tuviéramos dos coches, se podría continuar por el GR 11 hasta el corral de las Mulas (Formigal). Es una variante a tener en cuenta porque es mucho más corta que volver al punto inicial. La excursión la realizamos el 11 de Octubre de 2016.

Galería de imágenes

Seguir leyendo ...