Islam

Localización: portada de la casa de Ya`far ibn Abd al-Rahman en Medina Azahara (Córdoba) - Fecha: 5/ene/2013 - Cámara: Nikon D80 - Distancia focal (DX): 18 mm - Diafragma: f/8 - Velocidad de obturación: 1/80s - Sensibilidad ISO: 200.
Localización: portada de la casa de Ya`far ibn Abd al-Rahman en Medina Azahara (Córdoba) - Fecha: 5/ene/2013 - Cámara: Nikon D80 - Distancia focal (DX): 18 mm - Diafragma: f/8 - Velocidad de obturación: 1/80s - Sensibilidad ISO: 200.

La impresionante portada de la que se considera la casa de Ya`far ibn Abd al-Rahman (primer ministro del califa al-Hakam II) en Medina Azahara, junto a su rica decoración, nos da una idea del esplendor que tuvo esta ciudad islámica. Fue mandada construir por el primer califa de al-Andalus, Abd al-Rahman III, en el año 936 o 940, como parte del programa político, económico e ideológico puesto en marcha tras la instauración del califato omeya, y fue finalizada en tiempos de al-Hakam II.

Se construyó como residencia personal del califa y sede del gobierno, y durante los reinados de Abd al-Rahman III y al-Hakam II la ciudad se convirtió en la capital de al-Andalus. Entre los años 1010 y 1013, durante la guerra civil que puso fin al califato omeya, fue abandonada y saqueada, y sus restos se utilizaron como cantera para otras construcciones.

Medina Azahara (Madinat al-Zahra) es considerada como una de las cumbres del arte islámico, tanto por su estructura y disposición urbana como por la diversidad de sus materiales, las soluciones arquitectónicas empleadas y la extraordinaria riqueza y calidad de sus programas decorativos.

Aunque podemos acceder a diversos contenidos en el sitio oficial del conjunto arqueológico de Medina Azahara, lo cierto es que no parece que haya mucho interés por dar a conocer al mundo esta maravilla. No obstante, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando nos ofrece una perspectiva inédita de la ciudad gracias al trabajo de Antonio Almagro Gorbea, el cual nos permite descubrir como era esta ciudad aúlica.

 

Localización: Cúpula de la Maqsura de la Mezquita de Córdoba - Fecha: 24/06/2008 - Cámara: Nikon D80 - Distancia focal (DX): 18 mm - Diafragma: f/3,5 - Velocidad de obturación: 1/8s - Sensibilidad ISO: 400.
Localización: Cúpula de la Maqsura de la Mezquita de Córdoba - Fecha: 24/06/2008 - Cámara: Nikon D80 - Distancia focal (DX): 18 mm - Diafragma: f/3,5 - Velocidad de obturación: 1/8s - Sensibilidad ISO: 400.

La cubierta que domina la maqsura presenta indudablemente uno de los elementos más interesantes desde el punto de vista arquitectónico y decorativo de la Mezquita de Córdoba. Inscribiéndose dentro de un esquema octogonal de 6 metros de diámetro, ocho arcos de finas nervaduras salientes se entrecruzan para sostener una cúpula de gajos. Estos arcos obedecen a un trazado en el que se encuentra el principio de dos cuadrados entrelazados, puestos en ángulo de 45º el uno respecto al otro, el mismo trazado de la Cúpula de la Roca, en Jerusalén. Observaremos, además, que dan origen a un sistema de abovedado que anuncia ya los arcos ojivales que revolucionarán la arquitectura en la época gótica.

Toda esta cubierta compleja, sabiamente construida, está revestida de magníficos mosaicos con fondo de oro, que son, lo mismo que la decoración de teselas que rodea el mihrab, obra de artistas bizantinos. Como en la Cúpula de la Roca y en la Gran Mezquita de los Omeyas, unos artesanos venidos de Constantinopla llevaron a cabo la decoración de Córdoba. El califa al-Hakam II había recibido del basileus Nicéforo Focas (963-969) unos equipos de mosaiquistas encargados de llevar a cabo los adornos de oro que rodean el «Sancta sanctórum» de su mezquita.

El arte de estos artesanos cristianos es por otra parte más abstracto —y se distingue así de los paisajes que adornan el patio de la Gran Mezquita de Damasco— ya que Constantinopla había atravesado dos crisis iconoclastas (730-787 y 815-843). Parece ser que, sensibles a las críticas hechas por los musulmanes que lamentaban el olvido por parte de los cristianos del segundo Mandamiento del Decálogo, ciertos teólogos bizantinos habían favorecido la difusión de los principios iconoclastas.

Sea como fuere, en la Córdoba del siglo X, lo mismo que en Oriente Próximo, la situación política y los acontecimientos militares no vienen a perturbar una forma de cooperación artística eficaz entre los califas omeyas y el poder imperial bizantino. Éste es un punto que merece ser subrayado, porque es revelador de una relación espiritual existente entre las dos comunidades religiosas. Estamos lejos del fanatismo que conocerán, posteriormente, las relaciones entre musulmanes y cristianos, tanto en la época de las cruzadas en Oriente Próximo como al final de la reconquista en España.

Lucernario de al-Hakan II
Localización: Mezquita de Córdoba (España) - Fecha: 24/06/2008 - Cámara: Nikon D80 - Distancia focal (DX): 18 mm - Diafragma: f/3.5 - Velocidad de obturación: 1/60s - Sensibilidad ISO: 220.

Esta magnífica cúpula, que se levanta sobre la primitiva capilla mayor de la Mezquita-Catedral de Córdoba (en la actualidad Capilla de Villaviciosa), fue levantada durante la ampliación de Al-Hakan II .

Podemos observar el octógono central formado por cuatro arcos que parten del punto central de cada lateral y por otros cuatro que se cortan, de dos en dos, en el punto intermedio de los anteriores. Rematando el conjunto, aparece, apoyada sobre pechinas, una bóveda central de doce gallones. En cada esquina del rectángulo que forma el techo del pabellón hay otras cuatro pequeñas bóvedas de diferentes formas a base de gallones, arcos entrecruzados y estrellas. Las ventanas de la linterna adoptan formas de arcos de herradura y de arcos trilobulares apoyados sobre pequeñas columnas.

Al-Hakan II sucede a su padre Abderramán III en el año 961. Más allá de sus ocupaciones políticas, las fuentes se refieren a él como una persona muy religiosa que mostraba una importante inquietud por la cultura, como se demuestra con la creación de la biblioteca más importante de Occidente, dotada de más de 400.000 volúmenes. Desde un primer momento, ante el increíble aumento de la población cordobesa de confesión musulmana, aúna sus esfuerzos para emprender la ampliación de la mezquita, aportando la intervención de mayor riqueza y calidad plástica. También reformó el alcázar califal y realizó importantes contribuciones en la mejora de la infraestructura de la ciudad.

Es el testimonio material del esplendor del Califato de Córdoba. Su intervención no sólo se concreta en la ampliación de la sala de oración, sino además en la construcción de las nuevas maqsura y quibla. Todo ello bajo una estética de gran plasticidad y riqueza.

Mezquita-Madrassa del Sultan Barquq

Cuatro pasillos abovedados de piedra, o iwan, se abren a un patio con una intrincada fuente abovedada en el centro. El techo del iwan de la qibla en el lado este de la sala de oración está tallado con motivos geométricos y dorado como las ilustraciones de un antiguo Corán. El complejo del siglo XIV del Sultan Barquq (El Cairo) con sus mosaicos de mármol, puertas monumentales de bronce y minaretes elaboradamente tallados, es una obra maestra de la arquitectura mameluca de El Cairo.

Ahora, gracias a la tecnología, podemos darnos un paseo por la Mezquita como si estuviéramos allí mismo (incluye vista para gafas de realidad virtual)

Mosque of Yazd (Mohammad Reza Domiri)

La luz que se filtra por las celosías ilumina los exquisitos azulejos que decoran la cúpula de la Mezquita del Viernes en Yadz, ejemplo de la arquitectura persa. Construida en el siglo XII, es una de las mezquitas más antiguas aún en uso (Fuente imagen).

Mezquita de Nasir Al-Mulk, en Shiraz (Mohammad Reza Domiri)

La luz inunda la sala de oraciones a través de las vidrieras de vivos colores de la Mezquita de Nasir Al-Mulk, en Shiraz (Fuente imagen).

Fotografías de Mohammad Reza Domiri.

Arcos entrelazados. Mezquita de Córdoba.
Arcos entrelazados. Mezquita de Córdoba.

Historia

Añadidos tres capítulos en Liberalismo y romanticismo en tiempos de Isabel II:

Arte

Hemos pasado al nuevo formato el trabajo El Islam: desde Bagdad hasta Córdoba. Las edificaciones de los siglos VII al XIII.

Anillo de matrimonio octogonal
Anillo de matrimonio octogonal

Los siglos VII al IX fueron para Bizancio una época convulsa. El Imperio no solo fue testigo de luchas fratricidas sino también de presiones externas. Los Persas al este, bulgaros y eslavos en el norte, y el Islam hostigando sin cesar las provincias africanas pusieron a prueba la resistencia del Imperio Romano de Oriente.

Estos días, The Metropolitan Museum rescata para nuestro deleite un buen número de piezas de arte de los mencionados siglos: Byzantium and Islam. Age of Transition (se acceden a ellas a través de la sección "Exhibition Themes").

Lustre tile. Iran, from Takht-i Sulayman. 1270-80
Lustre tile. Iran, from Takht-i Sulayman. 1270-80

El museo nacional de diseño del Reino Unido, el Victoria and Albert Museum de Londres, inauguró el pasado mes de julio una nueva galería para exhibir su enorme colección de arte islámico.

Como ya tuvimos ocasión de mencionar, existe un sitio —Discover Islamic Art— donde podemos también conocer el arte islámico. En varios idiomas aunque el español no se encuentra entre ellos y eso que el museo cuenta, entre otros, con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional.

Portada de El JuevesPara quienes crean que la "guerra de las caricaturas" forma parte de una conspiración judeo-masónica o que simplemente se trata de una guerra cultural o religiosa, tal vez debieran leer el artículo publicado hoy en el New York Times —At Mecca Meeting, Cartoon Outrage Crystallized (PDF)—. En él, sus autores desmenuzan los acontecimientos desde la publicación de las caricaturas por el diario danés Jyllands-Posten hasta los graves incidentes de los últimos días. Se describen, por ejemplo, las andanzas de una delegación de musulmanes daneses por Oriente Próximo, llevando consigo caricaturas ofensivas que no habían sido reproducidas en Jyllands-Posten —una manipulación que también fue denunciada por dicho periódico— y propagando el rumor de una supuesta iniciativa del gobierno danés para prohibir el Corán. En el artículo aparece también un elemento hasta ahora desconocido como es la supuesta orquestación de una campaña anti-occidente aprovechando la publicación de las mencionadas caricaturas, a cuyo frente se situarían Irán y Siria secundados por Arabia Saudí, y que se habría gestado en diciembre pasado con ocasión de la cumbre de la Organización de la Conferencia Islámica. En la declaración final se hace mención expresa de esta problemática que es interpretada como una campaña contra los musulmanes en Dinamarca y en todo el mundo.

Volviendo a Europa, la magistral portada de El Jueves revela, en un solo golpe visual, la víctima de esta "batalla": la Libertad de Expresión. No basta que ésta esté tutelada por el sistema jurídico; también es necesario que no haya temor. ¿Quién se atreverá ahora a criticar al Islam? ¿Y al Dios cristiano? ¿Prohibiremos el carnaval de Cádiz si las chirigotas ofenden a los católicos? ¿Pediremos a Canal+ que elimine de las Noticias del Guiñol los guiñoles del Papa Benedicto XVI y del Obispo de Bilbao? Según nuestro presidente, Rodríguez Zapatero, sí ya que las manifestaciones que puedan ofender a los creyentes deben ser rechazadas «desde un punto de vista moral y político». Pues nada, instauremos de nuevo la censura previa y todos tan contentos.

Actualización. El País se hace eco de la noticia: Los países islámicos coordinaron su repulsa a las viñetas de Mahoma en un encuentro en diciembre (PDF)