Música

«Quería mostrar diferentes estados de la naturaleza y elementos: nieve, hielo, agua, viento, fuego ... y combinar todo esto con la danza de una elegante bailarina y el toque de un violonchelista. Por tanto, todo se rodó en distintas épocas del año. Comenzamos a filmar la parte de baile en el lago Baikal e incluso llevamos a cabo una filmación en las montañas de Sayan. Pero la mayor parte de los bailes se filmaron en las montañas de Georgia, a donde fuimos expresamente. Y por extraño que parezca, el rodaje más duro para nuestra bailarina no fue en enero en el hielo del lago Baikal, sino en mayo junto a una cascada en Georgia. Cómo soportó Galya esta ducha fría con su ligero vestido y al mismo tiempo bailar para todos nosotros sigue siendo un misterio.» —Stas Tolstnev

La grabación del cortometraje duró dos años (2017-2019) y no hay nada en él digital. Todas las tomas son reales.

Mark Johnson y Whitney Kroenke fueron los fundadores en 2002 de Playing For Change, una iniciativa que pretendía buscar en las calles la inspiración y el latido de la gente a través de la música. De ese primer viaje surgió el documental «A Cinematic Discovery of Street Music» y desde entonces no han parado de viajar por el mundo grabando y filmando a músicos, y creando Soongs Around the World. Es un movimiento concebido para inspirar y conectar el mundo a través de la música.

El siguiente paso fue crear la «Fundación Playing For Change» (video de presentación en castellano), una organización sin ánimo de lucro que se dedica a construir escuelas de música y arte para niños de todo el mundo, y a crear esperanza e inspiración para el futuro de nuestro planeta.

Nada mejor para el inicio de fin de semana que dejar volar la imaginación con Anywhere Can Happen, el surrealista cortometraje del director argentino Fernando Livschitz (Black Sheep Films). Un universo psicodélico ambientado con una versión de «What a Wonderful World» (*) interpretada por Reuben and the Dark y AG.


(*) La canción fue escrita por Bob Thiele y George David Weiss y cantada por primera vez por Louis Armstrong.

Un concierto en París junto a The Damned —finalmente cancelado—, una habitación compartida en un hotel situado entre una tienda de artículos sexuales y una librería, un cartel de la obra de teatro Cyrano de Bergerac, unas prostitutas callejeras.... corría el año 1977 y los protagonistas de la historia eran Sting, Andy Summers y Stewart Copeland (The Police).

De aquella experiencia nació la canción Roxanne que hoy hace 43 años que fue publicada (7 de abril de 1978). Toda la historia en Roxanne la canción que The Police dedicó a una prostituta.

Puedes apagar una vela de un soplido, pero no puedes apagar un fuego. Una vez que las llamas comiencen a encenderse, el viento las hará más fuertes — Peter Gabriel

Gabriel, fundador del grupo musical de rock progresivo Genesis en 1967, reeditó el pasado mes de febrero uno de sus éxitos como solista: Biko. La canción, publicada en su tercer disco en solitario (1980), fue la primera aproximación del gran músico a la música étnica y en concreto a la africana.

La letra de la canción está basada en la vida de Steve Biko, un activista que luchó contra el apartheid en Sudáfrica y que falleció en 1977 tras ser detenido y torturado por la policía de su país. Fue versionada por otros artistas como Joan Baez, Simple Minds, Manu Dibango, Ray Wilson y Paul Simon.

Ahora, 41 años más tarde, Peter Gabriel ha reeditado la canción con la colaboración de más de 25 músicos de todo el planeta incluyendo a la gaitera Cristina Pato. Se lanzó en el mismo mes en que se celebraba en EEUU Y Canadá el «Black History Month» y bajo la iniciativa Playing For Change.

Pancarta desplegada en el concurso de belleza Miss Sarajevo (1993)
Pancarta desplegada en el concurso de belleza Miss Sarajevo (1993)

En 1991, Yugoslavia comenzó a desintegrarse con la declaración de independencia de Croacia y Eslovenia. En febrero de 1992, Bosnia-Herzegovina tomó el mismo camino pero el nacionalismo serbio, dirigido por los genocidas Radovan Karadžić y Slobodan Milošević, que tenía como objetivo principal que todos los serbios —diseminados por las distintas repúblicas que componían Yugoslavia— vivieran en lo que dieron por llamar la Gran Serbia, provocó una guerra que ocasionó cien mil muertos y más de un millón de desplazados.

Además del sitio de Mostar o la masacre de Srebrenica, hubo un asedio —el de Sarajevo— que se convirtió en icono de la guerra. Duró prácticamente cuatro años (1992-1996) y el terror sacudió a la ciudad casi a diario. Al bombardeo indiscriminado —que provocó por ejemplo la masacre del mercado de Markale— se unía la acción de los francotiradores serbiobosnios que disparaban sobre objetivos civiles sin importarles si eran hombres, mujeres o niños.

A pesar de todo, la población de Sarajevo mantuvo la dignidad por encima de todas las penalidades que sufrieron aquellos largos años. Y en medio de esa guerra, un grupo de jóvenes decidió en 1993 organizar en un sótano un concurso de belleza. En realidad, fue un grito desgarrador pidiendo ayuda. Inela Nogić fue la ganadora. Tenía entonces 17 años. Al ser coronada desplegó una pancarta que decía: «No dejéis que nos maten».

El concurso fue grabado en vídeo por un aficionado y sirvió posteriormente de base para el documental Miss Sarajevo del director Bill Carter. Nogić y el resto de participantes levantando la famosa pancarta se convirtieron en el símbolo de la resistencia de la ciudad.

En 1995, la banda irlandesa U2 publicó. inspirándose en este suceso, el tema Miss Sarajevo en cuyo videoclip aparecen escenas del documental. El disco fue el único sencillo del álbum Original Soundtracks 1, un disco que U2 y Brian Eno publicaron bajo el seudónimo «Passengers»:

La letra original puede leerse en la página de U2. En youtube también podéis encontrar la canción subtitulada en español.

Después de muchos años sin hogar, Christiana Gmah canta canciones a su hija Orinna en su casa en West Point (Monrovia). Sus padres la echaron cuando quedó embarazada a los 13 años de su primera hija, Georgina. Hoy vende té y pan por la noche para mantener a sus hijas.
Después de muchos años sin hogar, Christiana Gmah canta canciones a su hija Orinna en su casa en West Point (Monrovia). Sus padres la echaron cuando quedó embarazada a los 13 años de su primera hija, Georgina. Hoy vende té y pan por la noche para mantener a sus hijas.

Es un hecho demostrado la existencia de un «común denominador» de todas las culturas que se mantiene desde nuestra etapa prehistórica como especie. Uno de esos elementos comunes es sin duda la música, un lenguaje universal con profundas similitudes entre las sociedades de distintos lugares o periodos históricos.

Y la música cobra vida cuando cae la noche. Se acurruca bajo las mantas, se acomoda en los pliegues de unos brazos que acunan, en habitaciones del mundo entero. Un coro invisible de cuidadores llena la noche de música para un público infantil. Les cantan nanas. [...] Todavía hoy, a los bebés les gustan las canciones de cuna para dormir. Las heredamos y los transmitimos. Llevamos canciones de cuna a través de las fronteras y hacemos otras nuevas en el camino. Contienen las huellas de aquellos que vinieron antes que nosotros, y llevarán huellas de nosotros mucho después de que nos hayamos ido. Es probable que sean las primeras canciones de amor que escuchemos. Dentro de las canciones de cuna hemos reflejado no solo nuestros mayores temores, sino al mismo tiempo nuestras oraciones, nuestras esperanzas y nuestras garantías. —Hannah Reyes Morales

Hannah Reyes Morales explora este mundo en Living Lullabies (Podéis ver más trabajos suyos en su página web)

El reportaje completo se publicó en National Geographic: What the lullabies we sing to our children reveal about us.

Tanto en un enlace como en el otro se accede a las canciones y a su historia. Aquí os dejo el acceso directo a esas nanas en Youtube (incluye la letra de la canción):

Filipinas: Amy acuesta a su hija Jazzy en la provincia de BataanFilipinas: Amy acuesta a su hija Jazzy en la provincia de Bataan. Para los Villaruel, que dependen de la pesca submarina para subsistir, la hora de dormir viene dictada por las mareas: Binalewala (Forgotten).


Turquía: Mona Idrees acuesta a su nieto Zaid Abideen, de casi dos años, en Hatay, Turquía. En 2013, Mona huyó de Siria y se unió a su hijo en Turquía, donde nació Zaid. Ella le canta canciones sirias para enseñarle de dónde es su familia, un lugar al que nunca ha estadoTurquía: Mona Idrees acuesta a su nieto Zaid Abideen, de casi dos años, en Hatay, Turquía. En 2013, Mona huyó de Siria y se unió a su hijo en Turquía, donde nació Zaid. Ella le canta canciones sirias para enseñarle de dónde es su familia, un lugar al que nunca ha estado: Ya Allah Zaid Ynam (Oh Allah, Help Zaid Sleep).


Las palomas vuelan sobre la ciudad de Hatay al anochecer.Las palomas vuelan sobre la ciudad de Hatay al anochecer. Cientos de miles de sirios han encontrado refugio en esta zona cercana a la frontera siria. Turquía tiene la población de refugiados más grande del mundo, incluidos 3,6 millones de sirios que han huido del conflicto en su país. Tsekhum Waashib (Little Baby in the Dark House). Nana que se cantaba en la antigua Babilonia hace 4.000 años y conservada en una tablilla de barro.


Los niños se reúnen alrededor de Patience Brooks, que sostiene a su hija menor, Marta, en su regazo en Mamba Point, MonroviaLiberia: Los niños se reúnen alrededor de Patience Brooks, que sostiene a su hija menor, Marta, en su regazo en Mamba Point, Monrovia. Las madres y los niños de su vecindario se turnan para contar historias mientras preparan la cena para sus familias: Liberian Lullaby Medley.


Mongolia: Dejid, Todgerel y su hijo menor, Galanbagana, se preparan para irse a la camaMongolia: En una tarde de invierno en Nailakh (distrito de Ulaanbaatar), una de las capitales más frías y contaminadas por el aire del mundo, Dejid, Todgerel y su hijo menor, Galanbagana, se preparan para irse a la cama. A medida que la contaminación del aire alcanza niveles peligrosos fuera de su casa, Dejid canta para calmar a sus hijos y sus propias preocupaciones. Tavtai Noirsooroi (Goodnight).


Estados Unidos: Anthony Hallett le lee Princess Truly in My Magical, Sparkling Curls a su hija AvaEstados Unidos: Anthony Hallett le lee "Princess Truly in My Magical, Sparkling Curls" a su hija Ava, de seis años, en Brockton, Massachusetts: Goodnight Luke.

Mefistófeles nos lleva al infierno

Danza de las Sílfides y Minué de los duendes son dos danzas procedentes de La condenación de Fausto, una composición a medio camino entre la obra teatral y la cantata escénica, terminada por Berlioz en 1846. Ambos fragmentos se separan de la evolución dramática del trabajo y se insertan en la tradición del ballet, tan querida por el teatro de ópera francés.

La Danza de las Süfides es una breve página orquestal cuya característica principal es la ligereza y transparencia de su escritura. En su época fue una especie de «top-hit» de la música francesa, llegando a gozar de un gran éxito de público: fe de ello, aunque indirectamente, es el famoso Carnaval de los animales de Saint-Saéns, donde el tema principal del ballet es confiado paródicamente a los contrabajos, en el cuadro dedicado a los elefantes.

El Minué de los duendes es más complejo y articulado, y muestra la estructura de rondó típica de los números de ballet en los que se alternan pasos y entradas diversas.


Como en la obra, confiemos en que nos toqué el papel de Margarita, salvada en el último momento y acogida en el paraíso.

Lo de ¡Feliz Navidad! lo dejamos para el año que viene porque ahora solo queda la esperanza de que en 2021 acabe la maldita pandemia y podamos recuperar nuestra vida.

Nos vemos de nuevo el 11 de enero.

El 4 de septiembre de 1957, Elizabeth Eckford y otros ocho estudiantes negros entre 15 y 16 años intentaron entrar en la escuela de segunda enseñanza de Little Rock donde estaban matriculados, pero un grupo de soldados de la Guardia Nacional se lo impidió por orden del gobernador del estado de Arkansas, Orval Faubus. Las imágenes de esta mujer caminando a través de una multitud enfurecida y enferma de odio se han grabado a fuego en la conciencia colectiva de los activistas por la igualdad en todo el mundo.

El pasado septiembre, coincidiendo con el 63 aniversario de tales hechos, Barnaby Roper recrea en su cortometraje «The First Day» aquel memorable paseo con una danza interpretada por la bailarina Kendi Jones. El odio da paso a la belleza de la música y de la danza:

El Show de Ed Sullivan

Acostumbrados a la rapidez con que los programas de televisión nacen, viven y mueren hoy en día, resulta casi surrealista comprobar que en tiempos pasados The Ed Sullivan Show se mantuviera en el aire nada menos que ¡23 años!. Se emitió por primera vez el 20 de junio de 1948 y concluyó su periplo el 6 de junio de 1971. Como su propio nombre indica, lo presentaba Ed Sullivan y se emitía en directo por la cadena CBS los domingos a las ocho de la tarde desde Nueva York.

Por su programa pasaron cientos de artistas artistas y figuras influyentes de casi todas las categorías de relevancia cultural, incluyendo música, comedia, deportes, cine, danza y ópera. El video que aquí reproducimos corresponde a la actuación de Los Beatles el 9 de febrero de 1964 en un momento en el que eran bastante desconocidos en EEUU. Su representante, Brian Epstein, consiguió que actuaran no solo ese día sino dos más durante ese mismo mes y de forma consecutiva.

Hoy, casi 50 años después de echar el telón, la biblioteca audiovisual de The Ed Sullivan Show estará disponible oficialmente en su totalidad en los servicios de streaming en todo el mundo a través del canal de YouTube.

Podéis ampliar la información en La leyenda del Show de Ed Sullivan al completo, disponible de forma gratuita en YouTube.