Nabis

Édouard Vuillard: The Public Gardens
Édouard Vuillard: The Public Gardens

Desde 1938 no se tenía la oportunidad de contemplar gran parte de las obras de Édouard Vuillard reunidas. Es uno de los pintores más prolíficos del cambio de siglo (del XIX al XX), miembro del grupo Nabí junto a Bonnard y Vallotton, y que continuó posteriormente con una trayectoria llena de riqueza cromática y compositiva.

En sus obras se aprecia un punto de vista melancólico y de voyeur, cercano a la estética de Proust, desde el que muestra escenas familiares y de la vida cotidiana. En él se aprecian las influencias de Vermeer y de la estampa japonesa, de los que extrae recursos compositivos y lumínicos. Sus cuadros, de decoración recargada, se construyen gracias a la superposición de planos de color – su fuerza colorista se ha comparado a la de Matisse y a los fauvistas -, a singulares perspectivas, y a través de la luz. Son los destellos lumínicos los que consiguen resaltar los focos de atención necesarios, y desde los que Vuillard narra, en una escena aparentemente quieta y tranquila, pequeñas historias anecdóticas, dramáticas, sorprendentes… que otorgan esa atmósfera atrayente.

No es casualidad, por ello, que este artista estuviera relacionado con la literatura de Strindberg o Ibsen. Vuillard diseño escenarios y programas para los dramas cotidianos de la sociedad burguesa, que caracterizan a estos escritores.

La exposición, organizada cronológicamente, muestra su evolución y reúne sus grandes obras maestras, destacando el panel decorativo The Public Gardens, que no se veía completo desde 1906. Asimismo, de manera inédita, se pueden ver las fotografías realizadas por Vuillard, entusiasta seguidor de la novedosa técnica desde 1897. A través de ellas, el artista retrató a sus familiares y amigos, con una inmediatez repleta de frescura.

Pintor francés. Inicia, por tradición familiar, estudios de Derecho que abandona para ingresar en París en la Academia Julian en 1886 y en la Escuela de Bellas Artes en 1888. Coincide allí con Maurice Denis, Vuillard y Sérusier; a través de este último se familiariza con las teorías de Gauguin. Denominados los nabís (“profetas” en hebreo), les une la búsqueda por expresar libremente ideas y vivencias subjetivas a través del color y la línea, con la intención de captar el placer de la vida moderna baudeleriana y la creación de “un arte para todos”. Llamado por sus compañeros de grupo Le «nabís trés japonard», la influencia de la estampa japonesa de la Escuela de Ukiyo-e es fundamental para la conformación de su estilo. Pronto destaca en la pintura de carteles y como artista decorador, además de ilustrar libros y realizar diseños para obras de teatro, actividad que le acerca a los principios del art nouveau en las décadas de 1890 y 1900. En esos años se convierte además en uno de los renovadores del grabado. Su obra, que a medida que pasan los años se vuelve más intimista, está bien construida, con colorido brillante y textura firme que refuerzan el dibujo. Le interesan los interiores cotidianos, la vida de París y el paisaje mediterráneo francés. Es considerado como un artista eminentemente colorista.

Enlace relacionado: guía museística.

The Terrace at Vernonnet, 1939

The Terrace at Vernonnet, 1939
Pierre Bonnard (French, 1867–1947)
Oil on canvas 58 1/4 x 76 3/4 in. (148 x 194.9 cm)
Gift of Florence J. Gould, 1968 (68.1)
© 2011 Artists Rights Society (ARS), New York / ADAGP, Paris Oil on canvas; 62 3/4 x 98 1/4 in. (159.5 x 249.5 cm)
The Phillips Collection, Washington, D.C.