Pirineos (Continuación)

celta
Dintel de Casa Olivan de Otal, hoy en el Museo de Serrablo

Este día dedicamos
al poder del sol
la potencia, el calor de la vida, el fuego del espíritu,
el rey que es
el consorte de la reina que da a la tierra su vida,
maestro en el manejo de la arcilla,
y pedimos al poder del sol que penetre en nosotros
a través del misterio de ella,
que podamos conocer
la riqueza de la tierra fecunda,
la abundancia de sus bienes,
su corona dorada.
Danos, Sol, poder
para trabajar bien en esta tierra.
Danos, Sol, poder
para regocijarnos y triunfar.
Danos, Sol, poder
para vivir con fortaleza y valor.

(Robin Skelton)

FUENTE: PIRINEO ADENTRO, de Ricardo Mur y Enrique Satué (Ed. Barrabes)

No deja de sorprender que a estas alturas sigan apareciendo en Europa nuevas especies de vertebrados. Pero lo cierto es que nuestro continente, cuyos rincones parecen haber sido escudriñados cientos de veces por los científicos, sigue encerrando innumerables tesoros biológicos aún por descubrir. Eso es justamente lo que sucedió a finales del verano de 1990 en el entorno del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, en Huesca. Jordi Serra, doctor en biología del Instituto Pirenaico de Ecología, perteneciente al CSIC, descubrió una nueva especie de anfibio que fue descrita tres años después y bautizada con el nombre de rana pirenaica (Rana pyrenaica). Se trata de una especie endémica de las zonas central y occidental de los Pirineos que vive en los torrentes de aguas frías y bien oxigenadas. De forma ocasional también se han hallado ejemplares en charcas donde se produce una renovación constante del agua. Este anfibio presenta estrictas exigencias ecológicas y gran adaptación a las duras condiciones de la alta montaña. De hecho, las hembras realizan la puesta a finales de febrero. La rana pirenaica es un anuro de talla mediana, de unos 5 cm de longitud. Su piel es lisa, fina y muy viscosa, de un color entre canela crema y gris oliváceo, con discretas manchas verdosas.
rana_pirinaica

Fuente: National Geographic (marzo, 2003)

El Mastín del Pirineo es uno de los perros más hermosos que existen en España, incluidos los de origen foráneo. Es, sin embargo, poco conocido. La cuestión resulta especialmente sorprendente en Aragón, de donde es originaria esta raza. Con demasiada frecuencia se le confunde con el perro de Montaña francés y, lo que es peor, con el San Bernardo. Esta circunstancia sólo es explicable por la tradicional tendencia de los aragoneses a infravalorar lo nuestro. Dirigentes que han sido capaces de soterrar todo el curso urbano del río Huerva, o que entierran el yacimiento arqueológico de todo un barrio moro en aras de una más fluido tráfico de vehículos, es lógico que hayan pasado por encima de una riqueza cultural de índole animal y susceptible de extinción.

mastin

Ramonda-myconiRamonda myconi es una auténtica reliquia que queda del clima subtropical que reinó en el Pirineo hace millones de años durante la Era Terciaria. Hoy, la familia a la que pertenece sólo conserva cinco representantes en Europa -en los Pirineos, Ramonda exclusivamente-, frente a los más de 2000 que posee en la región tropical.

Vive, o mejor dicho, decora las grietas y rellanos de roquedos calizos o de conglomerados de naturaleza básica, en lugares más o menos sombríos y frescos, entre 600 y 2.100 metros de altitud. Lo más notable y espectacular en esta especie es la reviviscencia de sus hojas, pues son capaces de soportar largos períodos de sequía sin llegar a morir -como hacen los musgos-, al almacenar un porcentaje de agua mínimo en las células: cuando llueve «resucitan» rápidamente [Fuente: La Magia de Huesca]

  • Para aficionados a la montaña: instrucciones con fotos para realizar el itinerario Pineta – Añisclo – Ordesa (GR 11. Pirineos).
  • Otra opción para este verano: senderismo y rutas en bicicleta de montaña por el Parque Nacional de Urkiola (País Vasco).
  • Desconocía la existencia de este lugar hasta la lectura de un suplemento dominical, pero no me importaría repetir éste o cualquier otro recorrido de los propuestos por “México en bicicleta“.