Social (Continuación)

Mientras aquí discutimos sobre conceptos metafísicos -nación, nacionalidades, región, ...- el Centro de Investigaciones Innocenti de UNICEF acaba de publicar un informe sobre la pobreza infantil en los países ricos cuyas conclusiones deberían, cuando menos, hacer sonrojar a muchos de nuestros políticos: "La proporción de niños que viven en situación de pobreza en el mundo desarrollado se ha incrementado en 17 de las 24 naciones de la OCDE que disponen de datos. Independientemente del instrumento aplicado para medir la pobreza, la situación de los niños ha experimentado un deterioro en la última década". España aparece en el furgón de cola y, como decía al principio, los políticos, mientras tanto, empeñados en averiguar el sexo de los ángeles.

El título no es una metáfora. Estas fotos tratan sobre esclavos. No sobre individuos que viven como esclavos, trabajando duramente por una paga miserable, ni sobre gente de hace 200 años. Trata de los 27 millones de personas que en el mundo son compradas y vendidas, retenidas en cautividad, maltratadas y explotadas por dinero. Tratan de los esclavos del siglo XXI (recurso desaparecido. Solo disponible en Web Archive).

Esclavos del siglo XXI. Fotografía: Jodi Cobb
Fotografía: Jodi Cobb

Sus padres lo enviaron a un taller de mecánica en Porto-Novo, la capital de Benín, para que aprendiera un oficio. Ahora el chico trabaja todo el día, sin descanso ni retribución. No puede salir a la calle sin pedir permiso: cuando desobedece lo castigan con una paliza. Según Kevin Bales, director de «Free the Slaves» (Liberar a los Esclavos), una asociación radicada en Estados Unidos, esta mezcla de dominio total y explotación económica determina la esclavitud moderna. Los siervos de hoy no están sujetos a la posesión legal, sino a lo que Bales denomina «la autoridad inapelable de la violencia».

Mi hijo mayor -11 años- ha traído, como cualquier otro día, deberes para el fin de semana. La sorpresa reside en el tema propuesto y la tecnología a emplear. Les propongo que todos nosotros también los hagamos:

Objetivos: ¿qué denuncia? ¿que defiende? ¿qué impulsa? ¿qué pretende?

Actividades: Pon un ejemplo de una actividad que se haya realizado desde la campaña (en qué ha consistido, qué pretendía, quién la ha puesto en marcha, qué ha conseguido). Preguntarlo en las tiendas de «comercio justo» de vuestra ciudad.

Para encontrar estos datos podéis consultar su página web: www.e-comerciojusto.org

Después de investigar:

  1. ¿Por qué creéis que le han dado ese nombre a la campaña?
  2. ¿Qué opináis sobre ella? ¿Creéis que podríamos hacer algo nosotros?

¿EN QUE CONSISTE LA CAMPAÑA «ROPA LIMPIA»

Objetivos: ¿qué denuncia? ¿que defiende? ¿qué impulsa? ¿qué pretende?

Actividades: Pon un ejemplo de una actividad que se haya realizado desde la campaña (en qué ha consistido, qué pretendía, quién la ha puesto en marcha, qué ha conseguido). Preguntarlo en las tiendas de «ropa limpia» de vuestra ciudad.

Para encontrar estos datos podéis consultar su página web: www.ropalimpia.org

Después de investigar:

  1. ¿Por qué creéis que le han dado ese nombre a la campaña?
  2. ¿Qué opináis sobre ella? ¿Creéis que podríamos hacer algo nosotros?

El Foro Social Mundial, bajo el lema «otro mundo es posible», arrancó como organización globalizada en Porto Alegre el año 2001. Entre otras cuestiones, acogió con beneplácito la llamada «economía participativa» que, lejos de una simple cuestión técnica, plantea interesantes dudas teóricas: Economía participativa, anarquía y política.

En un mundo dirigido por hombres -mejor dicho, por ciertos hombres- las mujeres siguen preguntándose si algún día desaparecerán las diferencias: «Women and Men in Europe and North America» (elaborado por la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa). Eso en los llamados países civilizados... imagínense la situación en el resto del mundo.

El pasado día 16 se celebró el «Día Mundial de la alimentación» y las perspectivas para una pronta solución no son precisamente halagüeñas. Más información en la Organización de las Naciones Unidas para la agricultura y la alimentación, sitio web sobre el agua de la FAO (en inglés), Telefood y Programa Especial para la Seguridad Alimentaria (PESA).

La explotación sexual comercial de la infancia ha dejado de ser un tabú y ya se debate abiertamente en cada vez más países. En cualquier caso, sigue constituyendo un problema de alcance mundial y su propagación aumenta con la utilización de Internet. Una lucha eficaz contra esa forma de abuso exige que se aborden sus causas fundamentales: Revista O.I.T. nº 42, marzo de 2002 (PDF).