UNICEF

El último informe de la UNICEF —Estado mundial de la infancia 2005— pone los pelos de punta: mil millones de niños y niñas sufren a causa de una o más formas de privación extrema. El estudio concluyó que más de 1.000 millones de niños y niñas –más de la mitad de toda la población infantil de los países en desarrollo– sufren por lo menos una forma de privación grave. El hecho de que uno de cada dos niños esté privado incluso de las mínimas oportunidades en la vida es un dato alarmante. Seguir leyendo …

Mientras aquí discutimos sobre conceptos metafísicos -nación, nacionalidades, región, …- el Centro de Investigaciones Innocenti de UNICEF acaba de publicar un informe sobre la pobreza infantil en los países ricos cuyas conclusiones deberían, cuando menos, hacer sonrojar a muchos de nuestros políticos: “La proporción de niños que viven en situación de pobreza en el mundo desarrollado se ha incrementado en 17 de las 24 naciones de la OCDE que disponen de datos. Independientemente del instrumento aplicado para medir la pobreza, la situación de los niños ha experimentado un deterioro en la última década”. España aparece en el furgón de cola y, como decía al principio, los políticos, mientras tanto, empeñados en averiguar el sexo de los ángeles.