Fertilizantes

fertilizanteComo cada mes, la revista científica Nature nos presenta un nuevo reportaje publicado en español. Su autora, Natasha Gilbert, nos revela una alternativa frente a la escasez de rocas de fosfatos, fundamentales para la fabricación de fertilizantes: la estruvita, un molesto desecho que tapona las tuberías de los desagües.

El nutriente en vías de extinción.

[Vía: Ministerio de Educación]

4 comentarios


  1. No quiero poner en duda la fuente citada, pero se me occurre una observación-pregunta:
    Es evidente que las rocas fosfática son un bien de “usa y tira” e que se agotarán: ya no hay orogenesis que pueda recostituir los depósitos agotados, así que bienvenidos sea la estruvita. Pero, ¿que pasa con el gauano? Estos sí que seon depósitos que se regenan continuamente… ¿O es que nos hemos ya “cargado” las aves que los producen?

    Responder

    1. No soy experto en la materia pero me imagino que ambas fuentes pueden ser compatibles. A la postre, el uso de este tipo de materias naturales acaba siendo un problema de rentabilidad económica.

      Responder

  2. MgNH4PO4=estruvita
    Sal de fosfato de amoniaco y magnesio, típica formación de cálculos renales, y redes de alcantarillado
    ¿Pero alguien sabe la cantidad de fosfato que hay que añadir a la tierra en todo el mundo? Para
    lograr una cosecha rentable, hace falta mas que la que se podría obtener reciclando las adherencias de
    las redes urbanas de alcantarillado. Eso sin contar con el coste de su tratamiento previo, su transporte
    y su comercialización. A no ser que se proponga su vertido incontrolado, como cortos purines, y sub-
    productos de depuradoras que son vertidos en nuestros campos indolentemente, sin mayor control.
    La teoría puede valer, la practica hay que controlarla y garantizar la salubridad de las aguas súper-
    filiales en las zonas limítrofes, la composición del compost resultante, la ausencia de metales pesados,
    y un largo etcétera que nuestra envejecida población de agricultores, no puede abordar normalmente.
    ¡Una pena!

    Responder

  3. http://music.tonnel.ru/muzblock_2010/345260103_tonnel.mp3

    Existen formas de cultivo que no precisan de engordar a los negociantes de los fertilizantes.
    Estamos envueltos en una espiral que pretende producir dinero antes que lograr bienes.
    Beneficios que cada vez son de menos.
    Al final solo quedara un fabricante de látigos de carro.
    A quién todos culpabilizaremos de la desaparición de los fabricantes de carros y la extinción de los caballos.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *