¡Haciendo amigos!

«Si el catalanismo deviene una ideología mezquina y miope que sólo saber contemplar sus heridas, incapaz de considerar la necesidad de hacer amigos y de buscar aliados, acabará en el fuego de la frustración, cociéndose en su propia salsa».
(Antoni Puigverd en La Vanguardia, 29/05/06).

Positivo, muy positivo que se alcen voces en Cataluña contra la prepotencia de sus dirigentes aunque, de momento, nadie se atreve a criticar asuntos mucho más graves como las amenazas vertidas por senadores catalanes contra Aragón, la disolución de facto del Archivo de la Corona de Aragón, la manipulación histórica o el control exclusivo de los caudales del Ebro.

********************

¡Haciendo amigos!

En España aumenta la nómina de los agraviados. Ésa es la peor aportación del catalanismo, una corriente que lleva años resbalando por el tobogán de la falsificación de agravios o de la ampliación - mediante grandes lupas- de los agravios verdaderos. Nació el catalanismo en el siglo XIX, fundado en legítimas reclamaciones culturales y con la voluntad de modernizar el Estado español de acuerdo con los intereses de la sociedad burguesa que en Catalunya estaba progresando. Pero ya en su origen contenía el complejo de Job (denominación aplicada a las dermatitis psicosomáticas que aparecen en personas que tienden a sentirse agraviadas con razón o sin ella). Basta con leer las síntesis históricas del historiador Ferran Soldevila, en las que la sombra vampiresca de Castilla aparece siempre con la indisimulada intención de frustrar el destino catalán.

Colocar la lupa sobre la herida (la salud del catalán, por ejemplo; o el supuesto expolio económico) es consolador. Uno se apiada de sí mismo. Acto seguido, la lupa paraliza: impide el diagnóstico veraz. La lupa del agravio fomenta la esperanza en los milagros, en las soluciones mágicas: ahora la miserable Montenegro, ayer la torturada y torturadora Croacia. El resentimiento es como un ácido: aumenta el malestar, pero no tiene capacidad de seducción. Sirve para exasperar a los convencidos, no para ganar adeptos. Los temores de baja participación en el próximo referéndum demuestran que la cruenta batalla del Sí y del No solamente afecta a una parte del electorado. El resto vive en territorio catalán, pero está cada vez más lejos de esta doliente Catalunya.

La exageración de las heridas provoca, en fin, un efecto rebote: otros territorios también encuentran motivos de queja, también aprenden a inventar agravios, también saben exagerar abusos. El cultivo del agravio es contagioso. Con frecuencia, rizando el rizo, acaba resultando que el causante de estos agravios es la Catalunya agraviada. Así ha sucedido con el caso del arte sacro de las parroquias aragonesas que pertenecieron a la diócesis de Lleida.

Nada hay, aparentemente, en el caso del arte sacro aragonés que pueda compararse con el de los papeles llamados de Salamanca. Los documentos fueron arrebatados por la fuerza, a manera de castigo, por los vencedores de la Guerra Civil (entre los que estaban muchos catalanes). Las obras sacras aragonesas, en cambio, fueron precisamente salvadas de un posible robo o deterioro reuniéndose en el Museu Episcopal leridano. El museo de Lleida restauró, catalogó y preservó estas obras. Más tarde, Roma decidió reformar los límites territoriales del obispado de Lleida y aquellas parroquias fueron adscritas al de Barbastro, que reclamó las obras. Después de diez años de litigio, la curia vaticana ha dado la razón a Barbastro, aunque Lleida sigue apelando. Nada que ver con los papeles llamados de la dignidad en la forma y en el origen. Pero sí en la percepción. La percepción es siempre subjetiva cuando, en el presente, se dirimen las cosas del pasado. Aunque el derecho, en el caso salmantino, estaba de parte catalana, no dejó de ser peligroso remover las cenizas de la Guerra Civil.

Por los equívocos y falsedades que creó (Salamanca franquista, Catalunya republicana) y por la pretenciosa exhibición de superioridad moral que exhibieron, no las familias concretas que, con toda la razón del mundo, reclaman la devolución de unos papeles privados, sino de los catalanes en general, que, ya muy lejos de aquella guerra estúpida, cruel y fratricida, creían estar en condiciones de repartir anacrónicamente credenciales de pureza democrática y de reescribir el pasado histórico imponiendo retrospectivamente nuevas formas de victoria y derrota.

Aquellos papeles ya regresaron. También el arte sacro de las actuales parroquias de Barbastro debería ser devuelto. Para atender, en primer lugar, a la sensibilidad de una región que es, objetivamente, una importante aliada de Catalunya (comunicaciones, eurorregión). Para sortear, en segundo lugar, el peligro del recelo histórico (que ya en tiempos medievales causó más de un malentendido). Para contribuir al desarrollo y fortalecimiento de la lengua catalana en los territorios históricos de Aragón y evitar que esta feliz realidad lingüística pueda confirmar prejuicios como el del expansionismo y el egoísmo catalán. En cuarto lugar, por inteligencia emocional: ¿cómo va a conseguir Catalunya sus objetivos hispánicos (desarrollo en red, eje mediterráneo, proyección comercial y comprensión para sus propuestas políticas) si no encuentra compañeros de viaje, si no sabe hacer amigos? También por reciprocidad: ¿cómo puede exigir Catalunya simpatía y comprensión si no sabe ponerse en la piel de los vecinos? El presidente Marcelino Iglesias, que habla un catalán precioso, ha demostrado con creces su solidaridad con Catalunya, pero ha sido puesto entre la espada y la pared por una clase política catalana ensimismada, torpe, liosa y obscenamente mediocre. No es excusa la pérdida que pueda sufrir Lleida. En el MNAC sobran muchas obras que en Lleida lucirían magníficamente (incluso algunas de las más importantes: ¿por qué no?). Si el catalanismo deviene una ideología mezquina y miope que sólo saber contemplar sus heridas, incapaz de considerar la necesidad de hacer amigos y de buscar aliados, acabará en el fuego de la frustración, cociéndose en su propia salsa.

Por Antoni Puigverd (LA VANGUARDIA, 29/05/06)

150 comentarios


  1. El dejar llegar inmigrantes a España es traer delincuencia, el 75% de los que vienen lo hacen para intentar ganar dinero rapido, cuando no vienen de mafias, y se convierten en delincuentes y ladrones, mas del 80% de las carceles las componene gentes de otros paises, ¿algo querra decir?.
    Y la cosa se esta agravando cada vez mas.
    El otro dia en Salamanca, un matrimonio llega a un bazar chino, el marido se queda en la calle, al poco, el chino sale a cerrar el negocio y el marido le dice que aun esta dentro su mujer, el chino dice que no, llama a la policia el marido, la policia quiere registrar el local y el chino dice que sin orden no, al final la policia entra, y localizan a la mujer atada y amordazada en una habitacion, la habian secuestrado para extraerle los organos y venderlos.
    Por eso venden tan barato los bazares chinos, y encima no pagan impuestos.
    Y que conste que no soy racista, sali con una africana una temporada y tengo amigos africanos y arabes.

    Responder

  2. no se a que viene el último comentario pero si no es xenófobo por lo menos si es indocumentado: "mas del 80% de las carceles las componene gentes de otros paises"
    cómo se puede leer en esta misma página los datos más recientes dan una cifra del 17% de condenas para extranjeros. lo que haciendo una simple resta nos da un 83% de españoles condenados. Moraleja: ándese con cuidado con los españoles que son todos unos chorizos. https://www.almendron.com/politica/pdf/2003/spain/spain_0405.pdf
    Si lee un poco más verá que el máximo flujo de immigrantes se produjo durante el mandato del PP, pregúntele, pregúntele, al chino malo de salamanca en que año vino y porqué el alcalde (del PP) no le cobra los impuestos.
    Aunque no encuentro ninguna referencia a la historia del chino en ningun medio de comunicación... pero sí aparece en el apartado de "leyendas urbanas" de varias páginas. http://www.calatayud.org/foro/foro.php?id=63718
    http://outofservice.wordpress.com/ antes de escribir segun que cosas hay que documentarse mejor, hombre! si no queda uno fatal...

    por suerte no es usted racista!

    Responder

  3. Cierto vitruvi, por suerte no es fscista....

    Lo malo es que empieza a ser representativo :-(

    Responder

  4. perdón, última intromisión me despistó del tema en el que estabamos,
    en respuesta a algunas cuestiones del fino estilista:
    1.
    autodeterminación.
    1. f. Decisión de los pobladores de una unidad territorial acerca de su futuro estatuto político.

    2. evidentemente

    3. la autodeterminación no tiene porqué tener nada que ver con el nacionalismo. estar a favor de la autodeterminación del Sahara Occ. o de las islas sanwich del sur no te convierte en nacionalista de estos lugares.

    4. el arbitraje de la UE en el caso de montenegro ha generado un precedente muy interesante.

    Responder

  5. Otra perspectiva sobre las preguntas de fino estilista:

    1.- Deberia acordarse un término diferente que permitiera diferenciarlo claramente de lo que en su día acuño la ONU para el proceso de descolonización. La definición de vitruvi plantea el grave inconveniente de precisar (ponerse de acuerdo) de qué es y cómo se delimita una "unidad territorial" (España - Cataluña - Barcelones - Barcelona - el barrio del Raval ?)

    2.- Recordar que vale para una dirección, la separación. Pero no para la contaria, la unión, en la que no puede haber un único "sujeto" territorial que decida.

    3. - A fino: No está tan claro ue el concepto de nación esté en regresión. Hay quien opina justo lo contrario. Tampoco pare incompatible globalización y nación-estado, al menos mientras exista un imperio que "capitanee" la economía mundial con una fuerza militar incontestable.

    A Vitruvi: Te doy la razón. Yo que no soy nacionalista soy partidario de la separación de territorios, de la división de los estados actuales si se dan las condiciones que tantas veces hemos comentado.

    4.- El caso de Montenegro demuestra que si para Europa fuese interesante que Cataluña tuviese su propio estado hace años que se habria "autodeterminado". Pero és evidente que supone un precedente que obligará a una revisión futura de las fronteras. En esa revisión deberán perfilarse las preguntas de fino, auqne personalmente creo que las soluciones federales se impondrán, y que la "batalla" estará en crear una legislación supraestatal armonizada a modo de catálogo de derechos de los ciudadanos. La definición de ciudadano tendrá más importancia que la de "natural de".

    Responder

  6. julian, creo que hay que diferenciar autodeterminación de secesión. tener reconocido el derecho no implica necesariamente secesionarse (ver el caso de Quebec). la secesión se produce cuando se puede ejercer el derecho y los ciudadanos quieren. Si la última premisa no se cumple, no hay secesión. Que yo sepa, el derecho de autodeterminación, en catalunya, lo defiende la mayoria del parlamento (91%) pero sólo una minoria defiende la secesión (ERC), por lo tanto, no entiendo a que viene tanto revuelo...

    Responder

  7. Vitruvi, te doy la razón. Lo que digo es que debe buscarse otro término. La consulta en cuestión es para que determinados ciudadanos dentro de un territorio dado decidan si se separan del esado constiuido para crear uno nuevo o si permanecen en él.

    Lo que el parlamento catalán quiere que se reconozca (el fin) no es si la "autodeterminación", es la soberania del pueblo catalán (algo similar al "ámbito vasco de decisión, salvando las distancias), frente a la soberanía única del conjunto de los ciudadanos del estado. De hecho, una consulta como la de Quebec, a mi entender, tiene ese efecto si el resultado no es la secesión. De hecho, no es necesario convocar dicha consulta, basta con el reconocimiento del derecho a realizarla.

    Es por eso que causa tanto revuelo: es en cieta medida un órgano vital del nacionalismo (el catalán obtenerla, el español negarla).

    Responder

  8. El nacionalismo vasco y catalán, muy proclive a utilizar el poder que tiene en Madrid para sus intereses particulares y privados, está provocando una reacción que quizás no haya previsto. Últimamente en Navarra y Aragón se habla cada vez más de, junto a la Rioja y quizás Álava, crear una euroregión. Eso suena mucho a una confederación de autonomías. Quizás el problema principal para ponerse de acuerdo sea que están gobernadas por partidos diferentes.
    Pero bueno... no parece que sea demasiado escollo cuando se ponen las cartas encima de la mesa. Teniendo en cuenta la reunión de población y el nivel de renta, no parece mala idea en un principio. Además hay un sentimiento de simpatía mutua muy fuerte.
    A estos juegos no se juega solo, hay que contar también con los otros jugadores. Y tal como pueder ir la cosa... hay que empezar a contemplar todas las posibilidades.

    Responder

  9. hay que empezar por cambiar la constitución, que lo prohibe expresamente... aunque, bienbenido sea el cambio!

    Artículo 145.

    1. En ningún caso se admitirá la federación de Comunidades Autónomas.

    Responder

  10. Bien, parece que el tema del derecho a la autodeterminación tiene interés.

    Yo creo que al derecho de autodeterminación no hay que darle un valor teórico, sino práctico. Creo que su validez dependerá de su capacidad para resolver un problema en nuestra sociedad. En el caso español, ¿que problema político queremos resolver con la introducción del derecho a la autodeterminación en nuestra constitución?, ¿lo resuelve realmente?, ¿existen alternativas para resolver el problema?

    Una vez los que son partidarios de su introducción nos contesten a la primera pregunta, podremos considerar su validez o no, e ir adentrándonos en el resto de cuestiones.

    Responder

  11. quien ha dicho nada de introducirlo en la constitución? te imaginas a Marruecos regulando el derecho de autodeterminación del Sahara?
    El "derecho a la autodeterminación" o "libre determinación de los Pueblos" es un principio de derecho internacional.
    el problema que pretende resolver, cómo recoge la ONU, es que cada pueblo pueda decidir libremente su condición política.

    Responder

  12. Siempre volveremos al punto de partida. El primer problema es determinar quien es el sujeto de dicho "derecho", y en base a qué lo es.

    Cuando las élites de poder de una región reclaman la soberanía estamos ante un evidente problema político. La tensión que se produce puede tener muy variados niveles. El caso vasco demuestra que puede ser insostenible para el desarrollo normal de los derechos fundamentales de los ciudadanos. Est es, pues, el problema a resolver. Y sólo una fórmula que permita acabar, en su caso, con la violencia, y en general con el "chantaje" político que en ambas direcciones puede producirse garantizará el desarrollo democrático normal de ese territorio. Unas veces será como en el caso checo y eslovaco, otras como el caso canadiense.

    Lo resuleve realmente, lo que no es óbice para que en el futuro reapareca el problema o se genere uno nuevo. La paz tras una guerra resuelve el confulicto bélico, pero nunca garantizará que no surga conflicto en el futuro.

    Existen alternativas, pero en función de los intereses de las élites de poder. Hoy por hoy, una solución a medio plazo para los políticos catalanes podría pasar por la creación de un estado federal, pero esta opción es rechazada por buena parte de los políticos a nivel estatal. El consenso es difícil cuando los intereses son excluyentes.

    Por otra parte, vitruvi, los principios que informan el derecho internacional, o el propio de cada estado, pueden positivarse perfectamente; y el lugar más adecuado es la constitución. España podría perfectamente crear un artículo en su carta magna que reconociera el derecho a los ciudadanos de las unidades territoriales que determinara (vuelve el problema en este punto) a ejercer el derecho a separarse mediante consulta en referendum. Como dije antes es reconocer que la soberanía reside en los pueblos de España (en plural). Enunciado como lo hace vitruvi, es decir, como reconoce la ONU, podría valer para el Sahara, pero no para Cataluña.

    Responder

  13. Pues la verdad sr. vitruvi, no le entiendo, en entradas anteriores usted incluso llegó a cuestionar la madurez de la democracia española por no arbitrar una "formula española" que posibilitara que democráticamente se llegara a la secesión.

    Por lo demás pues mostrar mi acuerdo con Julián en que el problema es quien es el sujeto del derecho, pero yo incluso creo que antes que determinar el sujeto hay que determinar cual es el problema que se tiene que resolver, ¿es la "opresión fiscal" que sufrimos los ciudadanos de cataluña?, ¿es la "opresión nacional", que sufren la mitad de los ciudadanos de Cataluña?

    El derecho a la autoderminación no deja de ser una herramienta política para resolver un problema político. Primero determinemos claramente el problema, despues contemplemos las diferentes soluciones y quienes son los sujetos o agentes que parciparan en esa solución.

    Responder

  14. la legislación que regula la segregación de municipios establece unas condiciones que parecen bastante sensatas. se podrian adaptar para establecer las "unidades territoriales"

    Responder

  15. Sr vitruvi, sigue usted sin definir el objeto y el sujeto del derecho a la autoderminación.

    Por otro lado, ¿nos está usted diciendo, que el proceso a seguir para que una "unidad territorial" como usted llama se convierta en Estado, tiene que ser de características similares a la separación o unión administrativa de dos municipios?
    ¿Nos está usted diciendo que las ciudades de Cartagena, Sevilla o León pueden, si quieren sus ciudadanos, ser Estado?

    Nos conocemos poco, y puede que no sepa interpretarlo, pero me deja usted confuso.

    Responder

  16. 1.Quiero empezar diciendo que no me opongo al derecho de autodeterminación por principio, pero que tampoco soy partidario de la separación de territorios por encima o al margen de cualesquiera otras consideraciones. Creo que la disgregación de un país es una cosa muy seria que puede afectar a millones de personas y a sus propiedades y que precisamente por eso, hay que conducirse con sumo cuidado y no hacer tablas rasas aquí y allí alegremente. Me hago muchas preguntas porque me gustaría tener al menos una idea vaga de hacia dónde vamos y si hay un punto de llegada o, por el contrario, el asunto tiende al infinito. ¿Hasta qué punto es lícito, o justo, o serio, o apropiado, o razonable plantearse la disgregación de este país si, como se ha dicho más arriba, no está garantizado que resolvamos ningún problema? ¿Cualquier argumento a favor de la misma merece ser tomado sistemáticamente en consideración? Yo creo que no. Y además creo que para emprender ese camino aquí y en Tombuctú son necesarios compromisos de las partes. Garantías. Quisiera subrayar que sin ellas, yo no soy partidario de la autodeterminación de ningún territorio de este país del que formo parte. Las Islas Sandwich me traen sin cuidado. No tengo nada que decir acerca de ellas, francamente. Ni en un sentido ni en otro.
    2.Lamento no estar de acuerdo con algunos de los contertulios, yo creo que en la práctica no es tan fácil desligar nacionalismo, autodeterminación y secesión. Concederé que la teoría los puede presentar aislados, si se quiere, pero la realidad tiende a presentarlos asociados del mismo modo que tiende a presentar juntos muchos conceptos que en la esfera de lo teórico están aislados. Tiene esa manía. "Limpieza étnica" y "exterminio" también son conceptos teóricamente aislados que suelen aparecer juntos en el plano de lo real. Por poner un ejemplo. Disculpen si lo encuentran desafortunado.
    3.Supongo que se puede estar a favor de la autodeterminación de las Islas Sandwich si se está, por principio, a favor de tal derecho. El mundo en que vivimos parece exigirnos siempre tener una opinión acerca de cualquier cosa lo cual no siempre es buena idea, por cierto. Ahora bien, no se me ocurre a ningún nativo del archipiélago defendiendo su autodeterminación por razones que no tengan que ver ni siquiera en última instancia, con el hecho nacional.
    Un saludo.

    Responder

  17. No, yo quiero decir que se podria aplicar criterios parecidos, que, de forma esquémática y de memória serian:
    1. constituïr un núcleo de población con características diferenciales (históricas, culturales, geográficas...)
    2. viabilidad económica de las nuevas divisiónes administrativas resultantes
    3. aprobación de sus ciudadanos

    aunque de forma teórica, porqué no? Mónaco es un estado y no parece que les vaya mal del todo... o Andorra, por no ir tan lejos.

    Responder

  18. Bien ya ha establecido usted un criterio para la secesión que supera el de la simple voluntad mayoritaria, introduce usted el factor de que ese nuevo "núcleo de población" ha de sustentarse en diferencias culturales, historicas, y geográficas. Quedan muchos interregantes por plantear, pero de manera inmediata surge una nueva pregunta ¿sirve cualquier diferencia o deben ser de cierta consideración?. ¿Puede usted poner un ejemplo de "nucleo de población" con diferencias históricas, culturales o geográficas en el seno del territorio de Cataluña, que sustentaran la secesión en un hipotético Estado Catalán?

    Responder

  19. Amigo Vitruvi:

    No te falta razón en o que dices, ni a los demás tampoco, pero el tema es mas complicado que lo que aparenta.

    Ejemplo nº 1:

    La principal cervecera de Levante en "Estrella de Levante" (Murcia) propiedad de la catalana "Estrella DAMM".

    Cuando se ensalzan las virtudes de dicha cerveza, que son muchas y buenas, normalmente nadie o casi nadie sabe que es propiedad de una empresa de Catalunya.Si fuera así no dudes que también habría un boicot a la "cerveza catalana".

    Para mi el tema es tan complejo que no alcanzo ni a entenderlo.

    Es tan sólo una apreciación, ni tan siquiera una opinión sostenible.

    Un dirigente de los que proponen el SI en el referendum de Catalunya dice que reportarán 3.500 millones de € en infraestrusturas a catalunya en 7 años. ¿ Y porque en 7 años?, pues sencillamente porque es el plazo final de las subvenciones otorgadas a España por la UE, y estas vendrán derivadas a Catalunya como compensación al 18% de más aportado a España en las últimas pseudo-balanzas fiscales no publicadas pero si consensuadas, de lo que se infiere que el deficit a recuperar en catalunya no vendrá de los ciudadanos del estado español, sino de los ciudadanos de Europa.

    Y es tan claro como lo que estoy diciendo, aunque de forma tan explicita no es asumible el decirlo.

    Saludos

    Responder

  20. Sr Mediterráneo, consideremos que es absolutamente objetivo y cierto que los 3.500 millones de € que el estado invertirá en infraestructuras en Cataluña son procedentes de las subvenciones otorgadas por la UE.

    Pues bien, una vez aqui, el dinero es de los españoles y ellos, a traves de sus representantes han decidido que se inviertan en Cataluña.

    Si no se invierte malo ( y coincidiría con usted) pero si se invierte, algo malo habra que verle (y en eso ya no coincido con usted). El caso es siempre encontrar algun elemento con el que sentirse agraviado. Deslegitimar incluso lo que esta bien hecho, no vaya a ser que alguna vez algo se hace del todo bien desde fuera de Cataluña, donde tenemos el monopolio de la razón y del buen hacer.

    Responder

  21. sr espinosa, me estaba refiriendo a la segregación de municipios segun la ley de Bases de Régimen Local L-17/1985(?), en la que se crea una unidad territorial nueva, inexistente anteriormente.

    Si se tratara de la segregación de una comunidad autónoma del conjunto del estado, el trabajo ya está hecho, ya que ésta era una condición para la creación en su dia de las comunidades por la via ordinaria. Con mucha más razón las comunidades "históricas".

    Artículo 143 de la Constitución:
    1. En el ejercicio del derecho a la autonomía reconocido en el artículo 2 de la Constitución, las provincias limítrofes con características históricas, culturales y económicas comunes, los territorios insulares y las provincias con entidad regional histórica podrán acceder a su autogobierno y constituirse en Comunidades Autónomas con arreglo a lo previsto en este Título y en los respectivos Estatutos.

    Mi razonamiento es de carácter generalista y aplicable a cualquier "entidad territorial" en la que existiera esta voluntad por parte de sus ciudadanos aunque no coincidiera con divisiones administrativas. Disculpe por ser tan teorico, pero creo que es necesario sentar unas bases universales antes de bajar a la práctica concreta.

    Entiendo que esté usted en contra del derecho de autodeterminación de unos territorios concretos del estado español. Si yo tubiera que defender su postura me acogeria al tercer punto y pediria un referendum, ya que los otros dos (diferencia y viabilidad), hoy por hoy, son de muy difícil defensa.

    Responder

  22. Entonces Sr. vituvri ¿usted cree que según el artículo 143 de la constitución hay base jurídica para emprender el camino hacia la secesión de las CCAA?, parece deducirse eso de su frase:"Si se tratara de la segregación de una comunidad autónoma el conjunto del estado, el trabajo ya esta hecho". Si eso es lo que cree me parece que está usted equivocado.

    Yo pensaba que usted nos iba a mostrar una teoría nueva sobre el derecho a la autoderminación más allá de la que establece la ONU. Pero veo que no es eso.

    El principal pilar de la democracia liberal es que la soberania reside en el pueblo, por ello, ningún demócrata le negara el derecho a que las naciones como sinónimo de pueblo, como sinónimo de ciudadano (sobre esto ya escrito muy pertinentemente Julian)decidan su futuro.

    Pero la centralidad del tema no es tanto su reconocimiento teórico, como su implementación en un contexto determinado (como ha expuesto fino estilista)

    Por mi parte he intentado contribuir a la centralidad comentando que más alla del valor teórico del derecho, hay que considerar el valor práctico en un contexto concreto, el español.

    Dice usted " si yo tuvira que defender su postura"...no, no, sr. vitruvi eso me corresponde a mí. Usted aclare su postura en el caso español y defiendala. Los demás expondremos y defenderemos nuestro críterio.

    Responder

  23. parece que tenemos algun problema de comprensión. Creo que era julian el que habia planteado cómo se podia articular el derecho en España. Mi propuesta era un sitema parecido al ya aprobado en el caso de municipios. pura política-ficción.

    La ONU no establece teorias. la positivación del derecho tal y cómo la hace la ONU me parece suficientemente válida:

    artículo 1.1 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU: "todos los pueblos tienen el derecho de libre determinación. En virtud de este derecho establecen libremente su condición política y proveen asimismo a su desarrollo económico, social y cultural".

    especialmente la declaración de 1970 o la de Viena de 1993 en las que se adapta el concepto a la era post-colonial.

    no se puede obviar que existe una resolución de Parlament de Catalunya de 1/10/1998 aprobada por aplastante mayoria que dice:

    "El Parlament de Catalunya, en el marc de la celebració del 50è aniversari de la Declaració Universal dels Drets Humans, ratifica un cop més el dret del poble català a determinar lliurement el seu futur com a poble, en pau, democràcia i solidaritat."

    existe otra de 1989

    Me gustaria conocer su argumentación en base a qué, los pueblos de españa no son merecedores de este derecho.

    Responder

  24. Sr. Espinosa:
    1.- Lo de los 3.500 m. de € lo dice un señor últimamente muy amigo del Presidente del Gobierno. Y desde luego si el lo dice deberá saber por qué, toda vez que nadie ha sabido cuantificar los beneficios económicos del actual aún proyecto de Estatut. En cualquier caso si alguien maneja unas cifras tan precisas, éstas deberíanse corroborar. De otro modo se está engañando descaradamente al ciudadano.

    2.- En ningún caso me siento ni me sentido agraviado, sino cada día más aseptico. No obstante comparto con Vd. que si el dinero es de los españoles, y según parece desprenderse de los comentarios vertidos los catalanes también son españoles, nos podrían dar el 100% de la financiación, puesto que tambien seríamos españoles, aunque catalanes. En cualquier caso con el 100% de la financiación, ya me vale el calificativo que pueda utilizar. Es el viejo refrán de "ande yo caliente que ........"

    3.- Lo que dice Vd. estar bien hecho, en ningún caso puede serlo por TARDIO , NO TRANSPARENTE toda vez que no se dice el déficit financiero de la C.A. de catalunya en los años de existencia de las CCAA Y ALGÚN OTRO CALIFICATIVO MÁS DONDE NO QUIERO EXTENDERME.

    Y que no se dude, lo que mal empieza, mal acaba, tarde o temprano, pero mal acaba siempre.

    p de

    Responder

  25. Mediterraneo, seamos prácticos. te propongo la objeción fiscal del porcentaje diferencial. podrias calcularlo aproximadamente y decirme en que impuestos hay que aplicarlo? el tema económico se me escapa...
    el dinero ahorrado lo podemos dedicar a ong's que trabajen en servicios sociales.
    yo ya acostumbro a hacerlo con el IRPF, descuento la parte proporcional que va a gastos militares.

    Por cierto, tu que entiendes del tema, que pasa con Iberia? no se marchaba? Cuando han visto que nos frotábamos las manos por sacarnos este muerto de encima, AENA le hace un regalito de 26.000m2 para que se quede bloqueando slots e impidiendo que el Prat se convierta en hub.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *