A ver si lo entiendo: les dejamos nuestro dinero para que nos lo guarden; ellos lo utilizan para emprender negocios con los que obtienen pingües beneficios; y nos cobran por acceder a nuestro dinero física (cajeros) o virtualmente (tarjetas), por el mero hecho de tenerlo en sus cajas (comisiones de mantenimiento) y ahora parece ser que pretenden cobrarnos aún más. Pues no, no lo entiendo. Bueno sí… que son unos ladrones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *