Incubadoras de arte digital

FUENTE: Suplemento Babelia (8 de febrero de 2003). Texto y enlaces por Josep M. Sarriegui.

¿Y si Picasso hubiera sido programador?, se preguntaban en Forbes.com. Estas web, dedicadas al Net Art y la creación multimedia, habrían llamado su atención.

  • http://rhizome.org: Es una de las publicaciones digitales fundamentales en la difusión del arte electrónico. Fundada en 1996, toma su nombre de un célebre concepto de Deleuze y Guattari con el que describían las redes no jerarquizadas. Entre sus actividades, además de información sobre arte y nuevas tecnologías, está la organización de eventos que pongan en contacto a la comunidad de creadores digitales.
    NOTA. Esta misma mañana leía en la revista Descubrir el Arte lo siguiente: ALEPH, THE THING y Rhizome, en crisis.
         El comisario, escritor y profesor de Teoría del Arte José Luis Brea envió, el 26 de diciembre pasado, un mensaje luctuoso pero esperanzador a los suscriptores de la lista de correo ::eco::, en el que da cuenta de la etapa final de un proyecto, Aleph, que en sus cinco años de vida -1977 a 2002- se ha mantenido fiel a su propósito de «investigar las posibilidades ofrecidas por Internet para las nuevas practicas artísticas».
    En su elegía, verdadero testimonio de la aportación hecha por un colectivo de teóricos, artistas y voluntarios a la creación artística y la difusión de la cultura digital en España, se hace eco de otros episodios que afectan a las comunidades The Thing y Rhizome.
    El primero se refiere a la presión ejercida por la multinacional Dow Chemical ante el proveedor de infraestructura de red de Thing.net, NTT Verio, que ha comunicado al colectivo con sede en Nueva York la inminente cancelación de su relación contractual. El motivo es el alojamiento que Thing.net prestaba a sitios web con marcado carácter activista sociopolítico, como los que denunciaban la actuación de Down en la contaminación de Bhopal (India). Casi al mismo tiempo, Rhizome pasaba a ser (salvo los viernes) de pago, en una llamada desesperada a su base de suscriptores para que aseguren su supervivencia.
    (FUENTE: Descubrir el Arte, año V, nº 48)
  • www.turbulence.org: Turbulence.org ha sido definido como una incubadora de la cultura digital. Junto a Rhizome es otra de las revistas electrónicas imprescindibles en la historia del Net Art. En sus siete años de existencia ha programado y lanzado a numerosos artistas. Su espectacular archivo, un compendio del devenir de esta forma de creatividad on line, no tiene desperdicio.
  • www.aec.at/: En la localidad austriaca de Linz está otro de los epicentros de la vanguardia mundial de este arte. Se trata del Ars Electronica Center, en cuyo sitio web dan información sobre la 17ª edición de sus renombrados premios de arte cibernético, que incluyen las categorías de animación por ordenador, creación interactiva y músicas digitales. El 20 de marzo acaba la recepción de trabajos.
  • www.transmediale.de/03/en/intro.html: Sitio web de la edición de 2003 de uno de los festivales primordiales en el calendario del arte electrónico y multimedia, la Transmediale, celebrada en Berlín, 1 a 5 de febrero, dedicada a las respuestas artísticas a la globalización financiera.
  • vida.fundaciontelefonica.com: El sitio web de la Fundación Telefónica de Arte y Tecnología informa sobre los ganadores de su concurso internacional Vida/Life, dedicado al arte basado en la idea de existencia artificial.
  • www.zkm.de: ZKM son las siglas en alemán del Centro para el Arte y la Tecnología Multimedia, un ejemplar espacio artístico situado en Karlsruhe y volcado a la convergencia de la creación y la técnica.
  • http://artport.whitney.org/: Artport es el portal del Whitney Museum de Nueva York dedicado al Net Art. Ofrece un atractivo recorrido por esta expresión.
  • www.artdaily.com: Artdaily.com, uno de los primeros diarios artísticos que se hicieron un hueco en la red, cuenta con un notable directorio dedicado al arte digital. En él hallamos enlaces a sitios web de creadores individuales y colectivos, desde Front242, una sorprendente exploración del terror que acompaña al nacimiento de la vida, hasta Jordi Baucells, que presenta una obra electrónica también centrada en el miedo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *