Inmigrantes y derechos

Bajo el manto de las noticias y los artículos sobre la muerte de Juan Pablo II y el significado de su papado, aparece hoy una noticia que me ha dejado perplejo: cuando un inmigrante en situación irregular acude a la policía para formular una denuncia, el funcionario de turno, después de recoger el testimonio de aquél, le comunica que se va a proceder a su expulsión. Sí, así es; lo han leído bien. Pero la responsabilidad no es de la policía ya que ésta tiene instrucciones oficiales de citar a sin papeles víctimas de algún tipo de delito para que se presenten en un plazo de 15 días en la Brigada de Extranjería, donde empezará su proceso de expulsión de España. En enero pasado entró en vigor el Reglamento de Extranjería propuesto por el PSOE y ya tenemos a la vista uno de tantos atropellos cometidos por esta estúpida ley que no es sino el fruto de una “progresismo” trasnochado y rancio.

Moraleja para los inmigrantes en situación irregular: no interponga denuncia alguna, déjese golpear, violar, robar,… si acude a la policía será expulsado del país. Mensaje para los xenófobos: elija para sus atropellos inmigrantes sin papeles; puede usted golpeares, violares, robarles,… es improbable que acudan a la policía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *