Klimt supera todas las marcas

Retrato de Adele Bloch-Bauer

Si hace un par de años una obra de Picasso —Muchacho con pipa— se vendió por $104.1 millones, ahora el periódico The New York Times revela que un retrato pintado por Gustav Klimt —el de Adele Bloch-Bauer, la esposa de un industrial judío de la industria azucarera— ha superado la marca establecida por aquél al venderse por $135 milliones.

El cuadro abandonará Austria y pasará a la Neue Galerie ya que su fundador, el magnate de los cosméticos Ronald S. Lauder, ha sido quien ha decidido que pagar tan desorbitante cantidad bien merecía la pena. El óleo en cuestión fue, junto a otras obras, robado por los nazis durante la II Guerra Mundial y durante varios años la familia Bloch-Bauer ha litigado tanto en EEUU como en Austria para que se les reconociera como sus legítimos propietarios. Finalmente, un Tribunal de Viena dictaminó en enero pasado que las obras, instaladas hasta ahora en la Galería Belvedere de Viena, debían ser restituidas a María Altmann, sobrina de Adele Bloch-Bauer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *