La dignidad ha derrotado a la corrupción

Los políticos brasileños no cejan en su empeño por situar a su país entre los más corruptos del mundo. Ayer mismo, el presidente del Senado —Renan Calheiros— anunció la creación de una comisión para investigar a nada menos que a 170 parlamentarios, es decir, a casi un tercio de sus Señorías. En esta ocasión se trata de un fraude relacionado con la venta de ambulancias y material sanitario. Para el Partido Popular Socialista la comisión es a vitória da dignidade contra atos de corrupção. A este paso, lo de menos será la dignidad: de continuar los escándalos, será la propia democracia la que correrá verdadero peligro.

1 comentario


  1. de continuar los escándalos la democracia está más asegurada que cuando la corrupción no ecandaliza a nadie

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *