La pobreza como «causa» del terrorismo islamista

He recogido del archivo algunos argumentos que, a mi modo de ver, muestran claramente la escasa correlación entre la «pobreza en la Tierra» y el terrorismo islamista.

Son los siguientes:

  • Antonio Elorza, catedrático de Pensamiento Político de la Universidad Complutense de Madrid: «El terrorismo es, consecuentemente, cabría deducir, una forma de violencia brutal cuyo único origen posible reside en la pobreza de millones y millones de hombres, en esa injusticia provocada por la desigualdad. Lo que sucede es que tal pensamiento es plenamente equivocado y hará luego inevitable la confusión en la línea política a adoptar. ¿Qué situación de pobreza está detrás de ETA?, ¿son Bin Laden y Al Zauahiri prototipos de jornaleros desamparados?, ¿es la revuelta palestina, y en su seno el terror, producto de la explotación económica, o más bien del sentimiento de encontrarse políticamente aplastados por Israel? Hay excepciones que confirman la regla, caso de Sendero Luminoso en Perú, pero incluso entonces el motor del desencadenamiento del terrorismo reside en la adaptación de la ideología maoísta. En una palabra, los movimientos terroristas no son la expresión de la injusticia económica, aunque eso suene muy bien y nos exima a continuación de pensar, sino formas de violencia vinculadas a una concepción radical de la lucha política y a unos fundamentos doctrinales que legitiman su estrategia. Otra cosa es el apoyo social que luego recaben. No entender esto y refugiarse en el populismo fácil es tanto como errar de medio a medio el camino a seguir».
  • Joseph S. Nye, ex subsecretario de Defensa estadounidense y decano de la Kennedy School of Government de Harvard: «Los partidarios [de la ayuda al desarrollo para combatir el terrorismo] afirman que es una herramienta crucial para “drenar los pantanos”. Pero los escépticos dudan de que la pobreza esté en la raíz del terrorismo. Señalan que la mayoría de los terroristas que atacaron Estados Unidos en septiembre de 2001 eran ciudadanos de clase media, procedentes de un país relativamente rico. Si tenemos que esperar a que la ayuda al desarrollo saque al mundo de la pobreza para responder al terrorismo, para entonces estaremos todos muertos». El mismo autor, no obstante, subraya que los grupos terroristas «están guiados por pervertidos sin problemas económicos que (como Osama Bin Laden) señalan las injusticias del mundo para reclutar seguidores».
  • Javier Elzo, catedrático de Sociología en la Universidad de Deusto: «Aun manteniéndose la correlación entre pobreza y terrorismo, los terroristas no provienen de las capas sociales más desfavorecidas. Además, su nivel de formación académica es incluso superior no sólo al de los demás delincuentes (lo que basta con preguntar a los que conocen la realidad de las cárceles, las nuestras incluidas), sino también al de la media poblacional. La correlación entre pobreza y terrorismo es, incluso, más débil que la que hay entre terrorismo y ausencia de Estado de derecho en general y libertad de expresión en particular».
  • Inocencio Arias, diplomático, ex embajador de España ante la ONU y presidente del Comité contra el Terrorismo de Naciones Unidas: «es cierto que la comunidad internacional debe eliminar las injusticias que se arrastran desde hace décadas, pero es también ilusorio encontrar en la pobreza la causa principal del terrorismo. Hay países paupérrimos del planeta que no lo sufren y otros ricos que lo padecen desde hace años. El origen de los autores del 11 de Septiembre no casa con esa afirmación: son procedentes de familias desahogadas y bastantes de ellos de un país próspero».
  • Gustavo de Arístegui, diplomático y diputado del PP por Ciudad Real: Para aquellos que se empeñan en afirmar, con un simplismo ciertamente alarmante, que con resolver los problemas de desigualdad y pobreza, así como el conflicto árabe-israelí, se habrían cerrado las fuentes que alimentan de irritación y de odio al islamismo, ignoran que hay muchos otros factores que tienen el mismo o mayor peso que éstos en la conformación de la violenta ideología islamista radical. Los factores tienen peso distinto en función de cada país. No parece lógico pensar que al monstruo que asesinó a 200 personas en Bali le importase mucho lo que ocurre en los Territorios Ocupados».
  • Xavier Sala i Martín, profesor de economía en la Universidad de Columbia (EEUU): «Está de moda entre los expertos de nuestro país concluir que, para erradicar el terrorismo islámico, hay que “entender sus raíces” y de que, entre ellas, la más importante es “la pobreza económica que impera en Oriente Medio y norte de África (OMNA)” […]. Ni sus economías son las más deterioradas del mundo ni los niveles de pobreza que tienen son los más alarmantes. Su renta per cápita es muy superior a la de, por ejemplo, el África subsahariana. Es más, las prácticas islámicas del “zakat” y “sadaqa”, que inducen a los ricos a dar un porcentaje de su riqueza a los pobres, proporcionan unas redes de seguridad que no sólo hacen que las desigualdades sean mucho menores que enel África subsahariana o América Latina, sino que las tasas de pobreza también sean inferiores. Menos del 1% de los ciudadanos de OMNA viven con menos de un dólar al día (4% en América Latina y 50% en el África subsahariana). Es más, la tasa de pobreza ha bajado del 10% al 1% en OMNA desde 1970. Todo un éxito si lo comparamos con América Latina, donde se mantenía constante, o África negra, donde subía del 35% al 50%. La lógica conclusión es que si la pobreza fuera el elemento decisivo, los terroristas vendrían de Malawi, Lesotho o Haití. Pero no. Resulta que vienen de una región mucho más rica del mundo: el OMNA. ¿Cómo puede ser?, se preguntarán ustedes. Pues seguramente porque la causa última que lleva a los locos de Al Qaeda a matar indiscriminadamente no es la situación económica de los ciudadanos. Con eso no quiero decir que debamos dejar de luchar contra la pobreza en el mundo o a favor del progreso económico del OMNA. ¡Ni mucho menos! Esas luchas deben continuar, pero por humanitarismo, no para satisfacer a Bin Laden».
  • Edurne Uriarte, Catedrática de Ciencia Política Universidad Rey Juan Carlos:«Dado que a estas alturas se da por supuesto un mínimo de conocimiento sobre Al Qaeda, la teoría de las causas es sorprendente por lo que tiene de ignorante. Porque se refiere a la pobreza y a la opresión y sugiere que Al Qaeda es el producto de sociedades pobres y de gobiernos opresores. Pasa por alto que dos países centrales en la creación de Al Qaeda, Egipto y Arabia Saudí, ponen en cuestión la tesis de la pobreza, y que el problema de los gobiernos dictatoriales de los países árabes y musulmanes es que, en opinión de Al Qaeda, son demasiado liberales. Los defensores de la teoría de las causas parecen desconocer por completo los discursos y textos de los líderes del terrorismo fundamentalista. Porque éstos no se construyen alrededor del concepto de desigualdad o de opresión política, ni mucho menos reivindican la democracia y la libertad. Al Qaeda nació y emprendió lo que considera la guerra santa porque desea construir sociedades basadas en estrictos principios islámicos en los que la influencia occidental haya sido completamente erradicada. Por eso sus enemigos son los propios sectores aperturistas y liberales de las sociedades musulmanas y los países occidentales que tienen alguna presencia, política, económica o cultural, en esos países».

18 comentarios


  1. Totalmente de acuerdo. Todos estros argumantos buenistas de que pobreza y subdesarrollo van de la mano no ayudan en nada a resolver ninguno de ambos problemas.

    Responder

  2. Los paises no seran pobres pero los paisanos son paupérrimos, los dirigentes de esos países son casi siempre bastante ricos, y además muy amigos del gobierno de EEUU, si no han sido puestos por este. En el momento que los dirigentes no protegen los derechos de pernada de EEUU, dejan de ser amigos y pasan a ser terroristas, fundamentalistas o algo que termine así.
    Antes era lo mismo comunistas, socialistas etc…el mismo fin por diferentes medios. O cambiar los nombres para que nada cambie.
    En estos países tan “ricos” lo único que hay es odio por la esquilmación de sus materias primas de las que no ven nada.
    Esto lo diga quien lo diga es caldo de cultivo para terroristas suicidas, no hace falta mucho para convencerles y tampoco tienen mucho que perder.

    Responder

  3. Ninguno de los que se inmolaron el 11-S era pobre: procedían casi todos ellos de las clases medias de diversos países árabes. Los que se volaron en Madrid eran más lumpen, pero su intención operativa inicial no pasaba por el suicidio. Parece que los de Londres tampoco se inmolaron, ¿verdad? Creo que debería hilarse un poco más fino en todo esto si realmente interesa solucionar el problema. Y recordar que desde los tiempos de Narodnaya Volya hasta los terroristas alemanes de la RAF o del Ejército Rojo Japonés, predominan los hijos de clase media. En los países más pobres de la tierra no hay terrorismo. ¿Lo hay en Bangla Desh, en Sudán? En fin, no creo que Leire Pajín sea la solución. La pobreza hay que erradicarla, qué duda cabe, pero no como esperanza de que sea el final del terrorismo.

    Responder

  4. NO es sorprendente, dada la filiación política de la mayoría de los autores citados, y la estrategia que parece vincular a políticos e intelectuales de esta ideología, la argumentación de us teorías. Hay que estar de acuerdo con ellos: Los líderes del terrorismo islámico no son pobles. Claro que, tampoco son pobres los lideres políticos de Sudán o de Etiopía: Pues ya está, estos países han de ser ricos. Carlos Marx era burgués; Pues, premio: El comunismo era un moviento de y para burgueses.

    En serio, personas de la capacidad de Elorza, cuyo perfil intelectual está reflejado en multitud de textos de historia y ciencia política, sorprende un tanto cuando trata el terrorismo. No es de estrañar, sin embargo los argumentos de Aristegui o de Edurne. Nobleza obliga. Y eso que, ante todo, el respeto más profundo por estos autores cuya capacidad intelectual está fuera de toda duda.

    Negar que el terrorismo encuentra su alimento en la pobreza existente en amplios sectores de la población islamica, y sobre todo en que exista una conciencia de que los problemas de subdesarrollo son consecuencia del imperialismo occidental (en diversas formas a lo largo de los ultimos doscientos años) es negar lo evidente. Que además eso sea cierto es algo que podemos discutir. Podríamos empezar por citar un par de cientos de historiadores de reconocida solvencia que así lo han expuesto en sus obras…

    Responder

  5. Creo que se comete un error al considerar “periodista” a Sala-i-Martin. Se trata de un economista, porfesor en Columbia y especializado en temas de crecimiento económico.

    Responder

  6. ¿La “esquilmación” de las materias primas de los países islámicos? ¿Nos referimos al petróleo que todos pagamos a precio de oro? Por Dios, vamos a ser un poquito estrictos, que ya está bien.
    Respecto a los “paupérrimos” paisanos, o bien eso lo determinan los índices que se aplican en el resto del mundo – y salen mucho mejor parados que los del África negra o Sudamérica – o bien lo decidimos por nuestra cuenta y riesgo y nos empeñamos en que la culpa de Al Qaeda la tiene la pobreza.
    Pero vamos, si los bombazos de estos señores tan preocupados con la injusticia social se van a mantener mientras haya pobreza en el mundo, más nos vale ir contratando una buena funeraria.
    Por cierto: los atentados que en Irak se llevan por delante a cuarenta,cincuenta o doscientos “paisanos” cada vez, ¿también son para liberarles de la opresión o es que les está bien empleado por no salir en tropel a degollar americanos?

    Responder

  7. Hola Albert: corregido el dato de Sala i Martín. En el artículo del que tome la referencia no aparecía aunque en otros sí he encontrado la referencia que mencionas.

    Responder

  8. ¿ Hay obligación de idolatrar a los norteamericanos y ponerles una alfombra mientras te bombardean y te llevan el petroleo? Y yo no me creo que nadie vaya a liberar a nadie, no sé lo que pensaran otros, lo que yo pienso es que a Irak se va por motivos económicos.
    Aparte de las materias primas existen otros motivos, por ejemplo en el “rico” “país” Palestina, ¿Alguien en su sano juicio puede pensar que lo que se hace ahí no es un caldo de cultivo para que florezcan terroristas? ¿por qué EEUU “el libertador oficial” no hace cumplir las resoluciones de la ONU? si a ti te quieren borrar del mapa, te tienes que dejar.
    Creo que es muy fácil reclutar terroristas suicidas en ese tipo de sitios, y que además no tienen nada que perder.
    Todo el mundo celebró la caida del muro de Berlin, se hacían fiestas, nunca más muros, no veo que nadie diga nada del muro que se hace en Palestina. Mientras ese problema no se arregle como se debe de arreglar, se seguira alentando que salgan muyaidines a vengarse o lo que sea. Bien pensado, parece, con el tipo de políticas que se practican, más que acabar con el terrorismo lo que se quiere es tener una cantera de terroristas permanente, porque no nos olvidemos, en los ataques terroristas muere gente del pueblo los dirigentes de los países que nos salvan consiguen aumentos impresionantes de sus presupuestos de defensa y antiterrorismo.

    Responder

  9. Nadie está idolatrando aquí a nadie, lo que hay que hacer es distinguir las causas últimas de las colaterales. Al Qaeda atentaba mucho antes de la guerra de Irak y muchísimos años después de que se iniciara el conflicto palestino-israelí. Y respecto a los terroristas suicidas, ni en Londres ni en Madrid los había, y los del 11-M no eran precisamente ni palestinos ni muhaidines desharrapados recogidos del arrabal.
    Podemos tirar por el camino fácil y decir que la culpa del terrorismo wahabista la tienen EE.UU. y los israelíes, pero lo que sirve de excusa para salir de “mani” no aplica necesariamente al análisis sociolpolítico serio.

    Responder

  10. En cualquier caso la problemática es compleja, difícilmente reductible a argumentos simplistas o enlazados por sesgos ideológicos de calaña varia. Desde mi punto de vista es complicado tener “criterio” cuando hay que dudar cotidianamente de la información que nos llega y “estar informados” cuesta, y en todos los sentidos. Además, cuando se “habla” en nombre de las “víctimas”, sean del terror o de la pobreza, la única reacción que uno siente es escalofrío… Queda, sin embargo, la posibilidad de procurar “razonar”, “argumentar” en las conversaciones cotidianas, procurar escapar de cualquier silencio, discriminar entre los problemas: islam, democracia, pobreza, metodología de análisis de los problemas, desentrañamiento de la capacidad oscurantista de “charlatanes”, que viven de serlo, etc.

    Responder

  11. No me creo todo lo que se dice pero hoy las noticias han dicho muchas cosas, una de ellas es que parece que había suicidas en Londres.
    Terroristas hay en todos los sitios, es verdad, no tienen porque ser pobres, por ejemplo te pones un uniforme agarras todo el arsenal que tienes, incluidas armas de destrucción masiva, empiezas a bombardear y para mí eso es terrorismo. sino que se lo preguntes a los ciudadanos que aguantaron los bombardeos.
    Porque esto recuerda a la celebre canción “yo que era el más fuerte me tire al más flojo”. Eso pensaba Bush y el trio de las Azores; Aznar que estaba en ese trio debiera haberle dicho al jefe que la canción seguía ” si no me le quitan me saca los ojos”.
    Para Bush machacar al más flojo es un acto de valentía, creo que si las armas que tiene Bush las tuviesen los que ahora llamamos terroristas, no habría terroristas, pues serían soldados, y serían los valientes.
    No me creo en posesión de la verdad, pero pienso que los que opinan que a cierto tipo de terrorismos se les hace desaparecer invadiendo paises están equivocados. Estoy seguro que una política de reducción del hambre y las injusticias flagrantes sería más beneficiosa para, si no eliminarlo totalmente, si hacerlo descender drásticamente.

    Responder

  12. Hola a todos. Por si os interesa, adjunto un retazo de historia. Se trata de un artículo que remití a “El País” el 8 de agosto de 1998, a poco de regresar de un viaje por Albania. No lo publicaron.

    Barcelona, 8.08.1998

    Estimados amigos:

    A raíz de un reciente viaje por Albania me topé con una información que posteriormente reseguí y que ahora podría tener una cierta trascendencia informativa. Procede del diario albanés “Koha Jone” y de la agencia ATA de ese mismo país. La envío por si consideraís de interés .

    ELBASAN-NAIROBI-DAR ES SALAAM?

    En relación a los atentados antiamericanos de Nairobi y Dar es Salaam, esta es la información que poseo sobre la presunta conexión entre la extradición de un presunto terrorista islámico a Egipto y la guerra de Kosovo:

    El pasado 1º de junio, un ciudadano francés de nombre magrebí y residente en Londres, asesinó a su intérprete albanés en Tirana. El homicida había entrado en Albania como reportero de prensa de un movimiento islámico que las fuentes albanesas no llegaron a especificar. Sin embargo, tras un registro en su domicilio, la policía albanesa encontró un par de armas automáticas. Lo más alarmante del incidente fue que este homnre había entrado en Albania sin necesidad de pasaporte, sólo con un documento acreditativo de la organización para la que decía trabajar.
    El asesinato levantó una cierta alarma en Albania. La prensa de ese país informó varias veces a lo largo del mes de junio sobre las organizaciones y los movimientos islamistas radicados en Albania. Seguramente eso alertó a las autoridades, que decidieron investigar en esa línea.
    A mediados de julio, la policía albanesa descubrió un campo de entrenamiento paramilitar en las cercanías de Elbasan (unos 40 kms. al SE de Tirana) a cargo de tres ciudadanos egipcios. Fueron detenidos Maget Mustafa, de 36 años, y Muhamed Houda, de 39, que oficialmente trabajaban en Albania para asociación caritativa “Revival of Islamic heritage” y estaban relacionados también con el Instituto de teología islámica de esa ciudad albanesa. Sin embargo, los detenidos confesaron estar trabajando en un proyecto para organizar un campo de entrenamiento paramilitar para jóvenes musulmanes albaneses que deberían acudir a luchar en Kosovo a fin, según sus propias declaraciones, de “dar a esa lucha un carácter más musulmán”. Posteriormente se comprobó que los detenidos poseían armas automáticas así como material para falsificar documentos policiales y de aduanas. A continuación el 16 de julio fue detenido un tercer implicado: el ciudadano egipcio Muhamed Hasan Mahmud, de 32 años, director de la asociación caritativa Islamic Revival Foundations, que operaba en Tirana desde hacía varios años.
    Por entonces se supo que la policía albanesa había sido ayudada por el FBI y que los detenidos estaban acusados de haber asesinado al portavoz del Parlamento egipcio en 1992, así como de volar un avión (en un país no especificado) y de haber atacado un supermercado en América, según informó en su momento el diario albanés “Koha Jone” el 21 de julio pasado. mucho antes de que tuvieran lugar los mortíferos atentados de Nairobi y Dar-es-Salaam. Siempre según este diario, la organización caritativa a la que pertenecían los egipcios detenidos tenía como misión fundamental socorrer a los menesterosos de Kuwait, pero dado que apenas posee miembros kuwaitíes, está muy infiltrada por fudamentalistas de diversas procedencias. Una vez más se volvía a insistir, que los detenidos podían tener relación con la secta de los selefistas o selefitas, que que tiene algunos miembros en Albania de procedencia sudanesa y pakistaní. Por último, “Koha Jone” informaba que los detenidos había sido deportados a un país desconocido.

    Recibid un cordial saludo,

    Francisco Veiga

    Responder

  13. “La pobreza como «causa» del terrorismo islamista” Este es el encabezamiento de esta serie de comentarios. Si nos atenemos a él “estrictamente”, no creo que se le pueda hacer reproche alguno: el singular excluyente, que parece indicar que el terrorismo islamista tiene como única causa la pobreza lo combierte practicamente en ridículo. Y es que, como ha comentado aquí Ángel “en cualquier caso la problemática es compleja, difícilmente reductible a argumentos simplistas o enlazados por sesgos ideológicos”, o como ha dicho Chusbg “Terroristas hay en todos los sitios, es verdad, no tienen porque ser pobres…”.

    El terrorismo islamita es explicado de una forma compleja. Motivos religiosos, políticos, sociales se entrelazan dando lugar a la existencia de una amplia base social que lo apoya y lo espolea. En cuanto a los terroristas, como individuos, vaya usted a saber cuantos perfiles psicologicos o sociales podriamos descubir…

    Pero todo esto no puede reduirse simplistamente en el enunciado inicial. La pobreza no es la única causa del terrorismo, la pobreza como tal, no tiene por que desembocar en el terrorismo. Ni tan siquiera el terrorismo, aún definido en todas sus variantes con una única palabra por su finalidad y sus medios, tiene una o varias causas comunes.

    El terrorismo islamista debe ser comprendido (que no justificado) desde diversas perspectivas. En lo religioso la pervivencia de interpretaciones literales propias de la sociedad medieval ayuda a entender el fanatismo de los teroristas, en lo político y social, la historia del siglo XX, el imperialismo y el colonialismo, la diferencias ente Occidente y el Tercer Mundo (aquí tiene su ajuste la incidencia de la “pobreza” en el fenómeno terrorista) ayudan a comprender también ael por qué de tam amplio apoyo social. La intervención en los últimos años en Afganistan o Irak dan amplia cobertura popular a los terroristas. No debemos olvidar el conficto de Israel y palestina, las intervencios de distinto signo en Iran, el apoyo de Occidente a las “familias feudades” de la Península Arabiga.

    Personalmente no puedo compartir un emcabezado como el propuesto en este comentario. Al proponer (para rechazar) la pobreza como única causa del terrorismo (lo que es de una lógica aplastante) se da una imagen (muy falsa) de que las desigualdades económicas de este planeta no tienen nada que ver con el terrorismo.

    Responder

  14. Coincido en casi todo con cancervero. De hecho, Miguel, tus intervenciones de los ultimos dias me tienen un tanto sorprendido – o mejor, perplejo. Como es que se te olvido extender tus condolencias a los mas de 5.000(?) “muertos colaterales” casuados por “ataques” de ambos bandos en la guerra de “Irak”?. No merecen, tambien ellos, tu cariño y simpatía? No son tambien ellos, “victimas inocentes”?

    Y por otra parte,a que viene todo este rollo de la pobreza!? Es que no le ha ofrecido Israel a Palestina “el oro y el moro” cuarenta veces?! Es que la gran mayoria de los palestinos que apoyan a la Olp, Hamas y demás no saben de buena tinta que vivirían – en el plano material – infinatemente mejor con los sionistas? Que alguien me corrija si me equivoco pero no recuerdo que en ninguna declaracion de ningun terrorista – empezando por las del “iluminado” saudi – se haya hablado nunca de pobreza y por lo demas, dudo mucho (a pesar de toda la propaganda) que en Iran, Irak o Afganistan haya pasado hambre nadie en los últimos cien años – no más, en todo caso, de la que haya pasado el pueblo español antes y después de la guerra civil. Tonterias como esta de la “pobreza como causa del terrorismo” solo se les puede ocurrir a “pobres” burgueses ombligocéntricos que desconocen del todo los presupuestos del “estilo de vida” de las sociedades tradicionales orientales, donde “la pobreza” – por muy asombroso y aún ncreíble que esto le suene a un burgués europeo del siglo XXI – no representa ni una calamidad opresiva ni mucho menos un estigma, ni tampoco, por supuesto, una vara adecuada para medir “la calidad de vida”; y unicamente podria “sentir la pobreza en sus carnes” un oriental que se hubiera occidentalizado completamente – del mismo modo que solo a un ruso europeizado como Lenin se le hubiera ocurrido la extravagante idea de proponer el comunismo cientifico marxista como solucion (sic!) a los dilemas metafísicos del alma rusa; pero todo esto nos llevaria demasiado lejos… lo unico que prentendo apuntar aquí es que los terroristas “musulmanes” pertenecen a todos los efectos al mundo occidental, son sus “criaturas” por asi decirlo, y en mi humilde opinión, quien ignore esto difícilmente podrá entender nada. (De hecho, es muy posible que en esta mezcla mal disuelta de oriente y occidente, es decir, en esta fatidica confusion en la unos “europeos” juegan a ser “muyahidin” se encuentre una de las claves para la interpretacion del drama)

    Las “causas” de este problema – si es que puede hablarse de “causa y efecto” en aquello que es lo propiamente irracional de nuestro mundo: la guerra – han de ser, como corresponde a nuestra epoca, complejas – y a este respecto el propio cancervero ha esbozado ya las lineas fundamentales de ese “complejo”. Y recordemos, como un motivo mas de este “intrincado tapiz”, que ya la primera Guerra Mundial tenia como telon de fondo – y origen – el ferrocarril Berlin-Bagdad y, con él, el dominio sobre los recursos fosiles de Persia. Y ya por aquel entonces, Weber, un tipo inteligente donde los haya, apuntaba a los “intereses” petroliferos como uno de los grandes motores de la guerra.

    He utlizado la palabra Guerra en varias ocasiones “bien a propos” pues, a juzgar por las declaraciones de los “interesados”, eso es lo que los propios terroristas “creen” que hacen, la Guerra – si bien ellos, en lugar de las bombas de uranio enriquecido de los aliados utlizan explosivos mas comunes. Y hariamos bien en dejarnos de tanto fantasear sobre las “causas” y estudiar mas detenidamente, y no solo desde un punto de vista “psicologico” sino tambien y sobre todo metaliterario el “discurso terrorista”. Seria interesante comparar, por ejemplo, las pequeño-burguesas, infantiles y disparatadas “teorias” del amigo bin Laden con la, hilarante si no fuera terrible, goebbelesiana declaracion del amigo G.W. Bush tras el atentado, pintandose a si mismo y a los lideres del G8 como los grandes santos laicos del siglo XXI que nos liberarán de la pobreza “y de todo mal”.

    Y tal vez sería entonces, comprobando la mas que sorprendente – y absurda – “irrealidad especular” de ambos discursos, que nos acercáramos, un poquito si cabe, al “meollo” del asunto.

    Saludos
    Venator

    “A un fanático no se le refuta, se le pone en hielo”
    F. Nietzsche

    Responder

  15. Me parece muy acertado tu comentario,Martin venator en la linea de cancervero,no creo como causa la pobreza quizas si cabe como caldo de cultivo,o como elemento propagandista utilizado tanto por los fundamentalistas como por los”G-8″, pienso que el terrorismo inocula los genes en el caso de los fundamentalistas es el” religioso”,en el caso de Eta es el “cultural”,vemos en ambos casos que la pobreza va poco con ellos.En el caso de Londres creo que nos esperan noticias con sorpresas,como por ejemplo origen de los explosivos,etc.

    Responder

  16. La idea es ir añadiendo comentarios aislados para luego desarrollar un editorial donde exprese de forma global mis opiniones sobre el terrorismo. De momento son solo pinceladas pues, como ya se ha dicho, el asunto es muy complejo y nada fácil de tratar.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *