LOE: proyecto reformado

Tras la manifestación en contra de la LOE, el PSOE negoció con diversos grupos políticos y sociales diversas modificaciones que se han plasmado en una centena de enmiendas transaccionales al texto original. Aunque éstas no se publican, el Dictamen de la Comisión permite comprobar los cambios al constar éstos en negrita. Los más importantes son:

  • Se refuerza el concepto de “servicio público”: «El servicio público de la educación considera a ésta como un servicio esencial de la comunidad, que debe hacer que la educación escolar sea asequible a todos, sin distinción de ninguna clase, en condiciones de igualdad de oportunidades, con garantía de regularidad y continuidad y adaptada progresivamente a los cambios sociales. El servicio público de la educación puede ser prestado por los poderes públicos y por la iniciativa social, como garantía de los derechos fundamentales de los ciudadanos y la libertad de enseñanza».
  • Se modifica el apartado 3 del artículo 6: «Los contenidos básicos de las enseñanzas mínimas requerirán el 55 por ciento de los horarios escolares para las Comunidades Autónomas que tengan lengua cooficial y el 65 por ciento para aquéllas que no la tengan».
  • Se mantiene el área de «Educación para la ciudadanía y los derechos humanos» cuyos contenidos —tal y como se establece en el preámbulo— no pueden considerarse en ningún caso alternativos o sustitutorios de la enseñanza religiosa.
  • Promoción y evaluación en Secundaria:
    El alumno repetirá curso cuando tengan evaluación negativa en tres o más materias aunque, excepcionalmente, podrá promocionar cuando el equipo docente considere que la naturaleza de las mismas no le impide seguir con éxito el curso siguiente, se considere que tiene expectativas favorables de recuperación y que dicha promoción beneficiará su evolución académica.
    Recuperación de las materias con evaluación negativa: las Administraciones educativas regularán las condiciones para que los centros organicen las oportunas pruebas extraordinarias en las condiciones que determinen.
  • El Capítulo III (Escolarización en centros públicos y privados) recibe numerosas correcciones pero la libertad de elección de centro seguirá siendo una quimera ya que se mantienen las zonas de influencia. Insiste además en la redistribución como fórmula para solucionar la escolarización del alumnado con necesidad específica de apoyo educativo.
  • Garantías de gratuidad (artículo 88): Se mantiene que los centros públicos o privados concertados no podrán percibir cantidades de las familias por recibir las enseñanzas de carácter gratuito…, pero se añade un nuevo apartado por el que las Administraciones educativas quedan obligadas a dotar a los centros de los recursos necesarios para hacer posible la gratuidad de las enseñanzas de carácter gratuito.
  • Se añade un nuevo Título, el VIII, sobre los recursos económicos necesarios para dar cumplimiento a lo establecido en la Ley.
  • Enseñanza religiosa: «La enseñanza de la religión católica se ajustará a lo establecido en el Acuerdo sobre Enseñanza y Asuntos Culturales suscrito entre la Santa Sede y el Estado español. A tal fin, y de conformidad con lo que disponga dicho acuerdo, se incluirá la religión católica como área o materia en los niveles educativos que corresponda, que será de oferta obligatoria para los centros y de carácter voluntario para los alumnos». La enseñanza de otras religiones queda supeditado a los Acuerdos de Cooperación que el Estado español firme con cada una de ellas.
  • Una nueva disposición (segunda bis) impedirá a la Iglesia Católica su actual discrecionalidad en relación a los contratos de los profesores de religión.

Por último, señalar la grave irresponsabilidad de quienes pretenden aprobar una nueva Ley Orgánica de Educación sin un período de reflexión y estudio. Al margen de sus cualidades y defectos, no tiene sentido una tramitación tan rápida —han bastado tres meses— para una ley de tanta importancia.

10 comentarios


  1. Cualquier ley de educación que no desmonte de pe a pa lo que la LOGSE supuso – e ideológicamente la LOE se mueve en las mismas coordenadas – está destinada al fracaso.

    Una pregunta para los “expertos” en educación del ministerio y autonomías competentes: ¿por qué en los años 80 se salía del BUP y el COU con un nivel cultural y técnico infinitamente superior al actual, con una adecuada lectura comprensiva, sin faltas de ortografía (en general), sin problemas notables de disciplina, habiendo 40 o más alumnos por clase, sin profesores de apoyo ni equipos de psicólogos y sin ordenadores ni ningún medio adicional aparte de un proyector diapositivas? ¿Por qué no había canis, ni botellón, ni violencia juvenil (fuera de la delincuencia común)?

    Respondan esa pregunta y hagan otra ley. Ya.

    Responder

  2. Se me quedaba un detalle: esa ley debería ser consensuada por PP y PSOE y no ser cambiada en unas cuantas legislaturas. Pero como dijo el otro, “va a ser que no”.

    Responder

  3. Protestón, lamento comunicarle que lo que pide es hoy virtualmente imposible pues se vive desde largo tiempo ha en el ambiente docente a todos los niveles (escolar, universitario, ministerial) independientemente del color del gobierno de turno es una dictadura de hecho. Dictadura dirigida férreamente por un señor llamado Álvaro Marchesi que imparte doctrina (dogma, más bien) de ideas pedagógicas trasnochadas y fracasadas en otros países pero que por pura autoridad (y por cojones) se imparte obligatoriamente en todas las facultades de educación de ésta nuestra piel de toro. Y lo pide sin falta cualquier tribunal de oposiciones, of course.

    Acabemos académicamente con Marchesi y quizá parte del camino hacia una verdadera y efectiva ley de educación se allane. Lo peor que nos puede pasar no es que haya una ley que dure lo que el PSOE, sino que se consensue un texto entre los dos grandes partidos que impida durante más de una década la renovación de la pedagogía practicada en nuestros centros educativos y la formación de los docentes, de los que hoy muchos tienen más ganas de pertenecer a la nómina de funcionarios del Estado que vocación.

    Un saludo.

    Responder

  4. El año pasado estudié el CAP – por si las flies, ya que trabajo en un sector económico un tanto inestable – y tuve ocasión de conocer de primera mano esas ideas psicopedagógicas tan avanzadas que nos han llevado al fracaso. Pero a ver quién era el guapo que le decía a los profesores del curso que todo aquello era basura.

    No sabía que el tal Marchesi tenía tanta mano en el asunto.

    Para que las ideas de la LOGSE funcionaran (y toda la cantinela del aprendizaje significativo, que a la postre implica que cada alumno puede y debe ir a su bola y todo es progresar adecuadamente), debería haber cinco alumnos por aula y dos o tres profesores con ellos. Lo que me maravilla es que nadie quiera reconocer abiertamente que lo que puede ser fantástico para una clase particular no lo es para 25 niños.

    Responder

  5. Yo tampoco conocía al tal Marchesi pero, tras entrar en el primer enlace, leo que según él «la LOGSE eleva el nivel educativo de los españoles». Como comprenderéis, ya no he seguido. Alguien capaz de afirmar lo contrario a lo que han demostrado todos los estudios, a saber, que la LOGSE fue un gran fracaso, no tiene el menor crédito.

    Responder

  6. A veces uno echa de menos un gobierno de tecnócratas apolíticos, aunque eso es difícil de conseguir en una democracia. El caso es que con la educación en España llevamos más de 15 años dilapidando cerebros.

    Responder

  7. No os preocupéis, estimados contertulios, el PP ya ha encontrado la piedra filosofal que nos va aresolver todos los problemas de la educación en este “país”, y lo que digo a continuación aclara las comillas.

    — Qué una fuerza política no está de acuerdo con una ley que puede aprobar el Parlamento, pues las comunidades autónomas que gobierne esa fuerza política aplican una ley distinta para ellas y santo remedio.

    Es decir, que nos podremos encontrar con una ley de educación en las comunidades gobernadas por el PP, otra para las gobernadas por el PSOE, otra para Euskadi (PNV, EA, IU), otra para Canarias (CC), otra para Cantabria (PRC) y así según vayan cambiando los gobiernos autonómicos, pues cambiaría la ley a aplicar.

    Para qué nos preocupamos si no tenemos remedio.

    Responder

  8. Pero, eso es exactamente lo que hicieron la Generalitat y el Gobierno vasco con la LOCE.
    Así que ahora mariquita el último.
    Y no estoy en absoluto de acuerdo con la medida.

    Responder

  9. Bueno, Miguel. Pues es él mismo, Marchesi (ex Secretario de Estado para la Educación), es quien hoy por hoy, gobierne PP o PSOE, corta el bacalao en España en todo lo que huela (apeste) a pedagogía.

    Hoy mismo habló en un reportaje en Radio 5, a propósito de la violencia escolar.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *