Los ‘agujeros negros’ del 11-M

He leído con detenimiento todos y cada uno de los artículos publicados por El Mundo bajo el título Los agujeros negros del 11-M y debo reconocer que Fernando Múgica, su autor, ha realizado un excelente trabajo. Tan magnífico que el juez Juan del Olmo ha ordenado la realización de varias diligencias como consecuencia de las informaciones y datos aportados por el periodista.

Otra cuestión sería el aprovechamiento político de dichas informaciones y la elaboración de “teorías conspirativas” a partir de ellas. Éstas, si están bien urdidas, presentan la ventaja de explicar lo sucedido con coherencia aunque siempre a favor de los intereses de quien las elabora. Recordemos, por ejemplo, las elucubraciones a raíz del 11-S o las cientos de teorías que pretenden resolver el asesinato de John F. Kennedy. Aunque su muerte se produjo hace 43 años, aún hoy surgen nuevas hipótesis: la última en enero de 2006 —Castro, la muerte de Kennedy y el silencio cómplice—. Sin embargo, todas presentan un grave defecto: a partir de los mismos datos resulta plausible establecer dos, tres, cuatro, o más hipótesis bien trabadas sin que haya forma de reconocer cuál es la verdadera (si es que alguna lo es).

En cuanto a los “agujeros negros’, no había ni hay elementos que permitan sustentar las variadas interpretaciones que algunos realizan y mucho menos demostrar una conspiración contra el gobierno de Aznar. No obstante, el último capítulo, centrado en la furgoneta Renault Kangoo aparcada junto a la estación de tren, bien merecería una meticulosa investigación por parte del juez instructor.

“Los primeros agentes que acudieron al lugar en el que estaba aparcada, permanecieron varias horas junto a ella y la abrieron con una palanca, sostienen que en su interior no había nada – El auto de procesamiento establece que contenía «61 evidencias» incluidas dos mantas, un jersey, dos bufandas, tres guantes, 14 chalecos de fútbol y una bolsa de Carrefour, además de los detonadores y la cinta coránica – La versión de los agentes, a quienes Del Olmo no ha tomado aún declaración, coincide con la del inspector jefe Luis Martín ante la Comisión del 11-M: «La zona de carga estaba vacía, no había nada ahí.” [Leer artículo completo]

De ser ciertos los datos publicados, “alguien” trabajó muy rápido para encauzar y agilizar la investigación con la finalidad de detener lo antes posible a los componentes de la “celula islamista”. ¿Por qué? Elaboremos nuestra propia teoría sin poner en duda la autoría del atentado:

  1. “Alguien” conocía de antemano las intenciones de los terroristas o tenía fundadas sospechas pero no intervino a tiempo. En modo alguno contemplo que algún órgano policial conociera los planes y se inhibiera premeditadamente.
  2. Una vez cometido el atentado, ese “alguien” decide corregir el error e introduce pistas en la furgoneta para facilitar la detención de los verdaderos culpables.

¿Cuál es la suya?

20 comentarios


  1. Mi opinión es que no es un caso de inhibición policial ante el conocimiento de un hecho delictivo. No. La hipótesis que sí que casa con todo, es que unos policias, con una profesionalidad no muy acusada y unas formas torpes, investigaron un hecho, con el conocimiento previo de un juez, casi con seguridad Del Olmo, se les sigue, se les entrega explosivo y… se les escapan los terroristas pocos dias antes del 11-M.

    Esa mañana esos policias negligentes y poco profesionales se enteraron por la radio de que esos “moritos” a los que les habían “prestado” explosivo, lo habían usado de verdad matando a 192 personas.

    La investigación resultó muy sencilla ya que conocían a casi todos los miembros del comando, a los que habian conocido gracias a la red de confidentes. Por eso en apenas unos dias se detuvo a todos. ese es el motivo por el que también hubo la necesidad de falsificar pruebas de una forma un tanto burda, contrareloj, para “demostrar” lo que de sobra sabían.

    Como el juez es el mismo, y, seguramente autorizó la entrega del explosivo para seguir al grupo y ver a donde iban, no pone pegas en la investigación policial, hecha a medida. Evidentemente todo no lo saben por eso, pasa lo de Leganés, tampoco conocían la casa de Morata.

    Por eso todas estas dudas y todas las mentiras. Algún dia se sabrá todo y algunos policías pasarán sus dias en la cárcel.

    Responder

  2. Preguntas ingenuas: ¿De qué ministerio y de que Gobierno dependían esos policías tan poco profesionales? ¿Dónde está el origen de la supuesta conspiración contra Aznar, pues?

    Responder

  3. A Marcos: ¿y de dónde saca usted que yo haya apoyado la teoría de la conspiración contra Aznar? Le transcribo la parte relativa al asunto: «En cuanto a los “agujeros negros”, no había ni hay elementos que permitan sustentar las variadas interpretaciones que algunos realizan y mucho menos demostrar una conspiración contra el gobierno de Aznar»

    Responder

  4. A Luis: en primer lugar, yo no he apoyado la teoría de la inhibición policial. De hecho, la rechazo de plano. De ser ciertos los datos, apuesto por lo que explicaba en el comentario: un grave error de “alguien” que teniendo sospechas más que fundadas, no interviene a tiempo. Después de producirse el atentado, ata cabos y se apresta a poner las “pruebas” correspondientes.

    Responder

  5. Si me hubiese tenido que ganar la vida como investigador habría pasado más hambre que un caracol en un espejo. Pero con la pretensión de ayudar un poco dejo esta dirección, http://www.vistazoalaprensa.com/contraportada.asp?Id=903, que, me parece, va en la misma línea que expone Miguel, al que ruego que elimine este entrada si le estima cualquier inconveniente. Gracias.
    Saludos a todos.

    Responder

  6. A Rafael: tanto como en la misma línea, no. La teoría conspirativa va mucho más lejos que la expuesta en mi comentario y, sinceramente, resulta bastante increible. Una cosa es la «guerra sucia» contra ETA y otra muy distinta conspirar para derribar un gobierno.

    Responder

  7. 1.Pero ¿Qué clase de ecuación matemática o ley universal demuestra que los efectos de un atentado 48 horas antes de unas elecciones generales hacen que el partido en el gobierno las pierda? ¿Porqué no podía producir justamente el efecto contrario y reforzar la mayoría Popular, o multiplicar la abstención o el voto en blanco? ¿Cómo se puede saber que si el atentado lo hubiera cometido ETA, las urnas habrían arrojado otro resultado? Y de ser así; ¿Hubiera supuesto un vuelco electoral o sólo un cambio de tendencia?
    La pregunta es:¿Hasta qué punto hubiera alterado la voluntad de voto de la mayoría y en qué sentido? Si alguien lo sabe que aporte pruebas.
    2.Hagamos memoria: Tanto el gobierno de Felipe González como el de Aznar atribuyeron sus respectivas derrotas en las urnas a “conspiraciones”. Esto dice mucho de la calidad del talante democrático de nuestros políticos; son tan demócratas que resultan incapaces de asumir que en una democracia se ganan y se pierden las elecciones por que la democracia es precisamente eso: alternancia. Y por que los ciudadanos así lo deciden. Y punto.
    Y además demuestran tener muy mal perder.
    3.Tanto el MI6 como la CIA han publicado informes (además recientemente) en los que atribuyen la autoría del atentado a “una célula terrorista islamica autónoma inspirada por Al-Quaeda” (sic). Personalmente creo que es posible que en la carcel hubiera contactos entre miembros de ETA e islamistas radicales, en las que unos proporcionaran a otros “contactos,direcciones y/o teléfonos”, pero no creo, en absoluto que ETA, como organización terrorista, estuviera detrás del atentado aunque sí pudo haber quien supo algo y miró hacia otra parte. Esto tambíen podría haberlo hecho el gobierno de Marruecos, que es verdaderamente la gran interrogante en este asunto y en cuyos servicios de información hay gente que sabe mucho más de lo que cuenta, por cierto.
    4.En mi opinión el PP pierde las elecciones como resultado de una pésima gestión de la crisis en términos informativos, era más que evidente que querían ganar tiempo y la ciudadanía (que no es tonta aunque a veces se lo haga)sacó las conclusiones que estimó oportunas. Fue la gestión del gobierno la que puso la mosca detrás de la oreja a todo el mundo. Por supuesto, la oposición empleó todo esto y las innumerables filtraciones que se produjeron a su favor. Admitamos que tal vez no de la mejor manera, pero esta es la clase política que tenemos.
    5. Es una vergüenza que desde varios medios se dé pábulo a hipótesis autistas e impresentables (Ver libro de Jaime Ignacio Del Burgo) toda vez que a día de hoy se han desarticulado células terroristas islámicas en prácticamente toda Europa y tras atentados como el de Londres, que dejan ver a las claras cuál es la clave del asunto.

    Responder

  8. ¿Es imposible que alguien opine sobre el 11-M sin que se impongan los prejuicios políticos?
    ¿Qué pasaría si el auto los estudiase un juez de la conchinchina, en dónde no se supiese nada de antecentes políticos?

    En mi opinión:

    – El auto está incompleto (faltan declaraciones, pruebas, …).
    – Los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado se contradicen entre sí (o incluso dentro de un mismo cuerpo).
    – La parte jurídica del dispositivo de emergencia que tuvo lugar el 11-M no funcionó (no así la parte médica y social). Y tampoco en las actuaciones posteriores.

    Y también en mi opinión:
    – Se debería realizar una investigación tendente a aclarar los errores entre las fuerzas y cuerpos de seguridad (prevención del atentado, y actuación durante y después del atentado).
    – Se deberían exigir responsabilidades a los “responsables” (valga la redundancia) de los errores detectados.
    – Lo mismo se puede decir de la parte jurídica.

    Si como consecuencia de las investigaciones aparecen responsables políticos (del partido que sea), que se exijan las responsabilidades políticas, y judiciales si fuese menester.

    Responder

  9. No soy un especialista en la materia (ni muchísimo menos), pero supongo que tiene usted razón y el caso no se ha instruído todo lo bien que cabría desear. Personalmente creo que la mayoría de los autores materiales del atentado están muertos o en la cárcel a día de hoy. Otra cosa es saber dónde estarán los autores intelectuales que son, verdaderamente, el meollo de la cuestión.
    En cualquier caso, quiero hacerme eco de unas palabras de Ali Lmrabet (periodista marroquí) que deberían hacernos sentir bien a pesar de todo:-” España ha dado una lección al mundo. No ha montado un Guantánamo, ni ha violado derechos humanos ni procesales de los detenidos, ni ha declarado la guerra a el primer país musulmán que se le ha ocurrido. Ha detenido a los presuntos culpables de la matanza y los ha puesto a disposición de la justicia.”
    Un saludo.

    Responder

  10. A Marcos:
    La pregunta, que no es ingenua, no supone que los policias sean sicarios de un partido (aunque algunos los sean) los errores policiales no son errores der un partido, sino errores de personas que trabajan en la administración del estado.

    Por ejemplo, el caso de helicoptero accidentado en Afganistán. Fue un problema del PSOE y lo del Yak un problema del PP. No ambos fueron problñemas de seguridad aeronautica manipuilados (independientemente de otros aspectos ajenos al hecho en si) por la otra parte. pero los militares son los mismos sea quien sea el que está en el Gobierno. (bien es cierto que el caso de la policia es diferente ya que hay policias de partido, como el caso de Telesfoiro Rubio).

    En definitiva no es un problema de partido. Es un problema de competencia profesional. No conspitrativo

    Responder

  11. Al fino estilista enmascarado:

    El mismo Lmrabet, hace un año, en un artículo en el Mundo y en un debate en televisión (no recuerdo el canal)acusó a su propio pais, Marruecos, de estar detrás, o al menos conocer previamente, del atentado. Independientemente de que lo que diga sea cierto.

    Otro asunto polémico sería investigar porqué la Policia rehusó la ayuda brindada por la Guardia civil cuando más necesaria era (Equipos TEDAX, perros detectores, servicios de información, etc.). El corporativismo profesional muy acusado lo explica en parte. Solo en parte.

    Responder

  12. Concederé que tanto el problema del Yak como el del helicóptero de Afganistán se desencadenaron por cuestiones de seguridad aeronáutica, aunque en el segundo caso no lo tengo tan claro. Ahora bien, concederá usted que uno de ellos (no le diré cual) era mucho más previsible y más susceptible de ser prevenido que el otro, en principio más sujeto a imponderables.

    En cualquier caso, creo que el electorado valoraría bastante que los políticos entonaran alguna vez el mea culpa públicamente y dejaran de echar siempre balones fuera o hacer análisis zafios e interesados de la realidad a la que generalmente se aproximan con misma mentalidad que un jugador de ajedrez a un tablero. Poco indicada para resolver los problemas de la ciudadanía y más dirigida simplemente a derrotar al adversario.

    Responder

  13. Yo creo que sí hay elementos que permiten sustentar las distintas hipótesis, tanto las de unos como las de otros, la de Moliné como la de los “otros”, ¿por qué no? Cualquiera es válida mientras no se demuestre lo contrario, y esto, desafortunadamente, no se ha demostrado. Pero dejemos la ideología-prejuicios a un lado y reflexionemos sobre los siguiente: si lo de la furgoneta es como se ha contado, ¿cuál sería la hipótesis más plausible teniendo en cuenta el resultado en todos los órdenes que produjo la masacre? Desde mi punto de vista, es más plausible la hipótesis de los “otros” que la de Moliné.

    Responder

  14. Claro que sí, Francisco Medrano. También es más verídica la hipótesis de Dan Brown, que cualquier otra.

    Ya se ve que lo peliculero no solo vende, también convence.

    Menos mal que en cualquier “bando” quedan personajes con algo sentido común.

    Por ciertom tengo un primo que está convencido de que los zombis invadirán la tierra. Desde su punto de vista, es más plausible esta hipótesis que la de Moliné.

    Y perdonen todos (si es posible el perdón) el tono del comentario.

    Responder

  15. Gracias por tan singular información.

    Seguro que es posible, desde otras ópticas buscar más y nuevos culpables.

    En una página de tendencia nazi con la que tropezé navegando aseguraban que habían sido los servicios secretos israelies. Y también aseguraban que todos los demás estaban mintiendo.

    Estos argumentos están bastante bien para una novela sobre conspiraciones. Pero el hecho de que algunos iluminados nos tomen por tontos no quiere decir que lo seamos.

    Responder

  16. Estimado Miguel,

    Me gustaría recordar que, aunque la hipótesis mandada por I puede resultar inverosimil más inverosimil resulta todavía que uno de los aviones del 11-S, concretamente el que se estrelló en el Pentágono, se haya evaporado cual Estatua de la Libertad durante un truco de David Copperfield. Las fotos publicadas en internet, me parece, no dejan lugar a dudas de que ahí no se estrelló ningún avión pero nadie sabe decir nada de los pasajeros que, supuestamente, murieron en ese presunto ataque. Igual de inverosimil resulta también que, como publicó La Vanguardia, uno de los aviones civiles que se estrellaron contra una de las Torres Gemelas tuviera modificaciones en el fuselaje.

    Ahora pregunto yo: ¿inverosimil o inaceptable? ¿resulta imposible de creer o imposible de aceptar?

    Salud!

    Responder

  17. Dice Julián: “el hecho de que algunos iluminados nos tomen por tontos no quiere decir que lo seamos”. Lo suscribo totalmente pero en el sentido contrario al que piensa él: creo que quienes nos toman por tontos desde el 11M no son precisamente los autores de ese artículo y del resto de artículos que se citan ahí. La gente sólo relaciona a la Agencia Central de Inteligencia con la ficción del cine y la literatura pero la realidad es que es una organización enorme, presente en toda Europa (como estamos viendo con el caso de los aviones) y con una división de operaciones clandestinas de la que poco sabemos más allá de su existencia. Bueno, también sabemos que la CIA y la OTAN están vinculadas con algunos atentados de los años de plomo en Italia. Esto último no es una hipótesis sino un dato confirmado por autoridades italianas. Por otra parte, quien no vea que las versiones oficiales de las masacres de los últimos años (por lo menos las dos de Europa) no se sostienen es que está ciego o que prefiere autoengañarse para quedarse tranquilo.
    Yo no he necesitado leer ningún artículo de este tipo pero el enlace que os he enviado me parecía interesante. Es una posibilidad que se me pasó por la cabeza desde el primer día y en lugar de quedar descartada creo que con el paso de los años cobrará más fuerza. Al tiempo.

    Responder

  18. De verdad que creo capaz a la CIA de muchas cosas. De esto y de más. No la relaciono con el cine, sino con la realidad, como la mayoría. Tampoco la relaciono con las novelas, como alguna minoría. Y, además, no es la única organización siniestra. No hace demasiado conocimos la historia sobre “echelon”. Se puso al descubierto muchas incognitas sobre el comportamiento de EEUU y el espionaje en su conjunto. Y hay que recordar que fue denunciada por numerosas personas e instituciones.

    Si la CIA estuviese implicada directamente en los atentados de Madrid, nuestro gobierno estaría tapando el asunto: ¿porqué siniestras razones?.

    El argumento y la trama que se nos describe es propia de cualquier novela de Kent Follett. Si le dieramos credibilidad faltarían explicar las razones del gobierno, la prensa, los servicios de inteligencia, de jueces y cuerpos de seguridad implicados en la investigación, y de muchos más, para callar aquello que se presenta como una conspiración (un simple ensayo, más bien) de la CIA y la OTAN.

    Y todo ello, al parecer, con el objetivo de realzar la figura del “enemigo” como tal. Los efectos del ensayo los contrarios a la postre. Que error de cálculo, ¡y con tales medios!. Si encima resulta que ponen en manos de imbéciles toda esa infraestructura.

    “Es una posibilidad que se me pasó por la cabeza desde el primer día y en lugar de quedar descartada creo que con el paso de los años cobrará más fuerza. Al tiempo”. Si tuvieras razón no me importaría estar quedando como un idiota. Creo que ni tan siquiera valdría la pena vivir en Europa. Pero no estoy preocupado, el enlace es interesante. Pero yo tampoco necesito leer ningún artículo para descartar estas teorías.

    Mi percepción de la realidad es, ya ves, distinta.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *