Cambio de estrategia

En cuanto a la lucha terrorista, sigo sin comprender el cambio de estrategia impulsado por el PSOE cuando la actual estaba funcionando razonablemente bien. Del nuevo pacto destaco el párrafo más problemático: "Por eso, y convencidos como estamos de que la política puede y debe contribuir al fin de la violencia, reafirmamos que, si se producen las condiciones adecuadas para un final dialogado de la violencia, fundamentadas en una clara voluntad para poner fin a la misma y en actitudes inequívocas que puedan conducir a esa convicción, apoyamos procesos de diálogo entre los poderes competentes del Estado y quienes decidan abandonar la violencia, respetando en todo momento el principio democrático irrenunciable de que las cuestiones políticas deben resolverse únicamente a través de los representantes legítimos de la voluntad popular". ¿Qué condiciones? ¿qué actitudes? ¿una tregua? ¿un período de inactividad? ¿un año sin poner bombas?. Más preguntas: ¿qué se negociará? ¿la excarcelación de los presos? ¿rebajas de las penas? ¿medidas de gracia para quienes no estén implicados en delitos de sangre?. Muchas preguntas pero ninguna respuesta. En realidad, el Parlamento español se ha limitado a entregar un cheque en blanco al Sr. Zapatero para que lo use y lo cifre en los términos que mejor le parezcan o más le convengan. Inaceptable se mire por donde se mire porque los españoles tenemos derecho a conocer, como mínimo, qué propuestas se plantearían en una hipotética negociación. No me gustaría acabar el comentario de hoy sin ofrecer MIS PROPIAS RESPUESTAS.
     Si ETA-Batasuna renuncia a la violencia de forma pública y decide deponer las armas o bien no intenta cometer ningún atentado durante, al menos, dos años, autorizo al gobierno de España a negociar con la banda terrorista en los términos siguientes:
ETA-Batasuna se compromete a:

  1. Entregar todas las armas, explosivos y demás material susceptible de ser utilizado en actos terroristas.
  2. Facilitar la labor de la Justicia. Todos los componentes de la banda terrorista que hayan participado en actos delictivos se entregarán a la Justicia de forma que todas las causas judiciales pendientes de resolver se puedan esclarecer. Los que no hubieran participado en atentados donde se produjesen heridos o muertos, podrán acogerse al punto 2.4.
  3. Entregar tanto los recursos monetarios como cualesquiera otros – casas, pisos, vehículos,… – que hayan sido obtenidos gracias a la comisión de actos ilegales (secuestros, impuesto revolucionario, etc). Estos fondos se destinarían a las víctimas del terrorismo y a cubrir las responsabilidades civiles derivadas de los actos terroristas.
  4. Pedir perdón por el dolor causado a tantas familias y renunciar de forma expresa a la violencia como método para alcanzar fines políticos.

El Estado, por su parte, se compromete a tomar las siguientes medidas:

  1. Legalizar a Batasuna.
  2. Aprobar medidas que faciliten la reinserción social y laboral de quienes abandonen definitivamente las armas.
  3. Trasladar a todos los presos de la banda terrorista a la cárcel más próxima a su domicilio habitual o a la de sus familiares, siempre y cuando rechacen de forma explícita la violencia.
  4. Otorgar el tercer grado penitenciario y el pase al "régimen abierto" a los presos sin delitos de sangre siempre y cuando rechacen de forma explícita la violencia y hayan cumplido, al menos, un tercio de su condena.
  5. Pedir perdón a la sociedad española por la "lucha sucia" (GAL) y renunciar de forma expresa a utilizar medidas contrarias a la Ley y al Estado de Derecho. El Estado, además, se compromete a indemnizar a los que sufrieron tales prácticas ilegales o a sus herederos en caso de fallecimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *