Miguel Servet

La figura de Miguel Servet ha dado la vuelta al mundo. Sus descubrimientos y aportaciones al humanismo le han llevado hasta la cúpula de la cultura internacional de manera que, cuatro siglos después, sigue vigente la actualidad del sabio aragonés.

Su interés por la ciencia y sus ansias de saber lo convirtieron en un adelantado a su tiempo. Sus investigaciones le llevaron a descubrir la circulación de la sangre setenta años antes que William Harvey, aunque fue el científico inglés quien se quedó con la fama. Miguel Servet fue una figura completamente incomprendida por sus contemporáneos. Sufrió el menosprecio y la persecución de todas las iglesias cristianas del siglo XVI hasta que Calvino consiguió mandarlo a la hoguera en Ginebra.

Sin embargo, existen en la figura de Servet muchos otros aspectos que lo convirtieron en una personalidad única: sus ideas filosóficas y teológicas o sus múltiples conocimientos en varias ramas del saber, como buen humanista del Renacimiento. Además, a su proclamación del principio de independencia intelectual, y al coraje con el que lo defendió, debemos el reconocimiento de la libertad de conciencia como derecho natural y fundamental de cada persona y de cada pueblo, básico en las relaciones sociales e internacionales del mundo de hoy.

En el presente año se cumple el 450 aniversario de la muerte del gran sabio y mártir de la libertad, Miguel Servet (1511-1553). El Gobierno de Aragón, junto con la Universidad de Zaragoza, el Instituto de Estudios Altoaragoneses, la Institución Fernando el Católico, el Instituto de Estudios Sijenenses y el Ayuntamiento de Villanueva de Sijena, quieren aprovechar esta ocasión para dar a conocer la fascinante personalidad y la obra de uno de los más ilustres hijos de esta tierra, natural de Villanueva de Sijena (Huesca).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *