Muralismo, arte político

El muralismo es un arte pictórico, pero también un fenómeno político y social, que se desarrolló en México de 1910 a 1950, tomando como punto de partida la Revolución de 1910.

No es sólo una pintura de la Revolución; su objetivo es también plasmar una cultura nacional independiente de la europea, que exalte los valores tradicionales mexicanos. Como diría Siqueiros es un “arte monumental y heroico, humano y popular”.

En el “Manifiesto de 1923” se asientan las bases del muralismo: debe ser antiburgués y debe repudiar la dependencia artística con Europa. Este primer punto implica el rechazo a la pintura de caballete, dirigida únicamente a coleccionistas. Es por esto por lo que usarán soporte mural, ya que debe ser un arte monumental dirigido al pueblo.

Debe poseer grandes dimensiones, de escala colectiva y un lenguaje claro, que evoque la realidad, porque lo más importante debe ser el mensaje que desea comunicar. Todo esto acompañado de colores muy vivos y contrastados.

Dentro de la temática encontramos dos caminos distintos, uno dirigido hacia la realidad, mostrando sucesos históricos como la conquista, la liberalización y las revoluciones. Y otra temática en torno a lo indígena, tanto en lo folklórico como en lo referente a México Prehispánico. Así encontramos temas nacionales, culturas primitivas o tradiciones populares (que desean afianzar su nacionalismo).También existe una temática referida a lo religioso como vemos con muestras de cristos, vírgenes de Guadalupe o festividades religiosas.

Las técnicas usadas son la encaústica, el fresco italiano de Quattrocento y también técnicas nuevas como el silicato de etilo, la piroxilina o el cemento coloreado aplicado con una pistola de aire.

Se plasma en edificios públicos aunque se da también en particulares como iglesias, hoteles….

(Resumen ofrecido por Virginia Bagüés)

1 comentario


  1. Cordial saludo. Los invitamos a publicar en la Revista Latinoamericana Surmania, especialemente en su sección Arte y Cultura Latinoaméricana, en la cual se recibe:
    1. Articulos sobre la relación entre el arte y la política.
    2. Creaciones propias de tipo visual (pinturas, cuadros, caricaturas, dibujos, murales, etc) o escrito (poemas, escritos propios de cualquier tipo)
    3. Reseñas sobre pintores latinoamericanistas (Guayasamin, Rivera, Kingman, Siquieiros) y análisis político de una de sus obras.
    Para mayor información escribir a gtgobernanza@hotmail.com

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *