De nuevo en la gran ciudad y otra semana más de órdago como no bajen las temperaturas. Ni siquiera el refrescante sonido de Café Quijano, que actuó en Zuera este fin de semana, pudo mitigar el sofocante calor del pabellón.

Por si alguien no tuvo suficiente con la tele: The Gulf War. Esta otra guerra, la hipanoamericana de 1898, no fue retransmitida en directo, como la del golfo, pero acabó, al menos para nosotros, como el rosario de la aurora; Cuba, Puerto Rico y Filipinas se emanciparon respecto del dominio español, y lo peor de todo: supuso el nacimiento de Estados Unidos como potencia mundial

Conocí esta página hará ya más de cuatro meses pero en cada visita encuentro numerosas novedades. De momento cuenta con 105 páginas activas y 272 magníficas ilustraciones. Y hablando de Julio Cesar, nada mejor que descubrir sus andanzas – así como las de sus compatriotas – allá por los principios de la historia: El Imperio Romano.

  • De vez en cuando alguna página me sorprende, especialmente si se le puede aplicar la máxima “aprende jugando“: Geografía de España con Eva.
  • Prueben, prueben … seguro que a más de uno le viene bien refrescar sus conocimientos de astronomía. Otra web donde los niños – y los no tan niños – pueden acercarse al Sol, los planetas, las lunas, los cometas, los asteroides…: Vistas del Sistema Solar.

Sacco y Vanzetti: la historia de una injusticia. Hace muchos años pude contemplar en un cine de ¿ensayo? la versión cinematográfica de este suceso y quedé impresionado por lo que allí se narraba: un proceso judicial contra dos personas cuyo único delito fue el de ser inmigrantes italianos. En 1977 – cincuenta años después de su ejecución – fueron, por fin, rehabilitados al ser reconocido el error por el gobernador de Massachusetts, Michael Dukakis. Y por favor, no se pierdan la página con música de Joan Baez y Ennio Morricone.

Y miren por donde, ahora resulta que la Tierra canta. ¡Y yo sin enterarme!

No sólo en España rendimos culto a los toros: Picasso, “Sous le soleil de Mithra”. La Fundación Giannada presenta una exposición – hasta el 4 de noviembre – sobre el genial pintor malagueño, sobre un concepto totalmente original, ligado a la ciudad de Martigny (Suiza) y en especial a su Mithraeum, el templo dedicado al dios Mithra, cuyo icono más importante es el sacrificio del toro. Toda la obra de Picasso, tanto en su iconografía como en su estilo, revela una sorprendente fidelidad a este mito de origen prehistórico. En el espíritu de Picasso el culto al toro parece indisociable del culto al sacrificio del Hombre, que representará en su admirable Crucifixión de 1930. Además de esta obra maestra, en la exposición se podrán admirar numerosas obras mayores, entre las cuales destacan las series de Corridas, Tauromaquias y Minotauros, en pinturas, grabados, esculturas y cerámica, así como la inquietante Cabeza de Toro compuesta por un manillar y un sillín de bicicleta. Se trata de la primera exposición construida sobre un paralelismo tan preciso a partir de obras escogidas cuidadosamente: una experiencia visual e intelectual única.