Periódicos on-line: ¿no quieren o no saben?

Hoy me encuentro con una noticia en El País relativa al Holocausto que reza así: “El Museo del Holocausto de Nueva York exhibe 116 fotos —¿o son 146?— de uno de los campos de Auschwitz-Birkenau”. El enlace nos lleva a una galería de imágenes (seis en total).

Por supuesto, ni un solo enlace o referencia al sitio donde se expone la obra fotográfica. Total, ¿para qué? los internautas españoles no sabemos inglés y nos conformamos con cualquier cosa; lo que cuenta es sumar visitas aunque luego inflemos las cifras (también se da cuenta de ello en 20minutos). Más o menos eso habrá pensado el responsable de la información.

Veamos ahora la misma noticia en el mundo anglosajón pero tratada de forma útil para el internauta: In the Shadow of Horror, SS Guardians Frolic (The New York Times), un artículo donde, como no podía ser de otra forma, se incluye el enlace al United States Holocaust Memorial Museum (con versión en español). Una vez en esta página, encontramos una referencia a las imágenes así como la posibilidad de visitar una “special online display” donde se encuentran las 146 fotografías —¿no eran 116?—. ¿Fácil, verdad?
nazis

“Nach der Ausfahrt” [USHMM=31795 ]

Personal de Auschwitz, incluyendo algunos médicos, tomando unas copas. La vida seguía a pesar de las matanzas diarias.

3 comentarios


  1. Pues sí, tienes toda la razón. Generalmente en los medios digitales extranjeros no se nota esa ombliguitis de los españoles. Por ejemplo, en la edición digital de la BBC se incluyen enlaces a las páginas web de las instituciones públicas, empresas u organismos de diverso tipo involucrados en la noticia. Así, si se da una noticia sobre un nuevo proyecto del arquitecto Norman Foster (otro caso de noticia el otro día en El País precisamente) incluyen un enlace a la página digital de su estudio y de las instituciones que lo han contratado.

    La verdad no entiendo muy bien cúales son las razones de esa cerrazón a la red exterior (notense las connotaciones), cuando es precisamente ese su entorno natural y es a él al que más deben abrirse. Al fin y al cabo también se trata de información.

    Lo que yo creo es que están demasiado encasillados en el modelo tradicional de edición de prensa. No alcanzan a ver la potencialidad de la red de redes. O no quieren ponerla demasiado en evidencia: lo justo para salvarse.

    Responder

  2. Por lo que a mi experiencia repecta existe una grave alergia de los medios españoles a citar como fuentes a otros medios, pero existe una casuística al respecto:
    1.Si el medio que se cita es del mismo grupo mediático, se hace con todo lujo de detalles y sin problema.
    2.Si el medio es de un grupo adversario, se hace única y exclusivamente para arrojarle encima tanta mierda como sea posible y con la finalidad de desacreditarlo.
    3.Si el medio es pequeño (una emisora de radio local, un periódico de provincia, etc) se prescinde de cualquier referencia salvo que sea imprescindible. Puede suceder también que tal medio disfrute de buenas relaciones con el medio de mayor tirada que le cita, en cuyo caso se estudia la posibilidad.
    4. Jamás se cita a la competencia. De hecho, la competencia es un espejismo y no existe.

    Un saludo.

    Responder

  3. Yo tuve conocimiento de la publicación de estas fotografías gracias a una noticia de Le Monde. Ya sé que mal de muchos no es necesariamente consuelo de…bueno, de nadie, pero en el diario francés tampoco se molestaron en añadir enlace alguno con el United States Holocaust Memorial Museum, aunque al menos se dignaron a citarlo.

    Saludos.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *