Picasso. Tradición y vanguardia

Desde el pasado día 6 los aficionados al arte tienen la posibilidad de visitar una de las exposiciones más importantes de los últimos años: Picasso. Tradición y vanguardia. Coincidiendo con el 125 aniversario del nacimiento del pintor, la exposición, que tiene lugar en el Museo Nacional del Prado y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, reúne un centenar de obras que permiten recorrer todas las etapas: «desde los períodos azul y rosa, el cubismo, la recuperación del orden clásico en los años 20, su relación con el movimiento surrealista, los difíciles años entre la Guerra Civil española y la II Guerra Mundial hasta las fértiles últimas décadas de su producción».

NOTA: aunque me regalaran el viaje, la estancia y la entrada, no iría. ¿Motivo? No deseo contribuir a que unas personas, cuyo único mérito es compartir genes con Picasso, aumenten su fortuna en nombre de la Cultura.

14 comentarios


  1. Yo no iría simplemente porque no me gusta Picasso (espero que no me pegue nadie con el teclado en la cabeza). No discuto su altura artística en absoluto pero debo decir que me parece un pintor..¿Cómo lo diría? Antipático. Hermético. Un pintor que muchas veces da la sensación de pintar para otros pintores. No sé. La verdad es que no me vuelve loco. No me llega. Y no es que no me guste la pintura contemporánea, de hecho disfruto mucho con la escuela del expresionismo abstacto norteamericano (Johns, Rotko, Pollock, Motherwell), pero Picasso..la verdad es que no.
    Por lo demás, querido Miguel, la Cultura (con mayúsculas porque cultura es desde un tornillo hasta una botella de Coca-Cola) es un negocio. Hay hasta quien dice que en las sociedades desarroladas es EL negocio.
    Un saludo afectuoso.

    Responder

  2. Al fee: a mi no creas, gustarme, lo que se dice gustarme la pintura contemporánea no mucho. Mis gustos artísticos se han detenido en el impresionismo :-)

    Responder

  3. Carlos: Malevich, Malevitx, Malévitch… o de hecho ninguna de ellas. Todas son aproximaciones al fonema originalmente escrito en alfabeto cirílico.

    Responder

  4. Hasta que comenzo su etapa cubista a mí se me gusta mucho su obra.

    En cualquier caso, suscribo la nota adjunta a la entrada y el último párrafo de fino. Y añado que hace falta una gestión racional de los derechos de autor y, en general, sobre los bienes culturales y el acceso a ellos.

    Responder

  5. Es cierto que hasta que empieza con el cubismo la obra de Picasso parece más accesible. En cualquier caso, un especialista en la materia con el que me unió hace años una profunda amistad me comentó a propósito de Pablo Picasso que su problema es que es muchos pintores en uno y su obra es tan diversa y extensa que se resiste a un análisis de conjunto. El comentario me llamó la atención porque alguien me hizo antes exactamente la misma observación sobre la obra poética de Juan Ramón Jimenez.
    Un saludo.

    Responder

  6. Supongo que así es, Vitruvi. Sin embargo, el mundo anglosajón nos lleva ventaja: 610.000 entradas en Goggle para “MaleviCH”. No somos nadie :-)

    Responder

  7. Para el fino estilista enmascarado: la mayoría de tus mensajes son detectados como SPAM y pasan a moderación. No puedo confirmar el motivo exacto de ello pero todas las sospechas recaen en lo que pones en el campo “Página Web”. Prueba a no rellenarlo y podremos comprobar si ésa es la causa.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *