Pinturas etruscas del Más Allá

pinturaetrusca1

Una serpiente verde de tres cabezas se sacude y se enrosca, y una figura con una cabellera roja conduce un carro tirado por leones y grifos.

No son escenas de un libro de Harry Potter. Son imágenes pintadas en las paredes de una tumba etrusca recientemente excavada en la necrópolis de Pianacce, en Sarteano cerca de Siena, ahora en proceso de restauración. Es la segunda tumba etrusca con pinturas murales que se descubre desde 1970; «un hallazgo sumamente insólito», informa Alessandra Minetti, directora del Museo Civico de Sarteano y de las excavaciones.

El arte funerario proporciona a los especialistas información directa sobre el pueblo de Etruria muy influido por los griegos. En su cenit, alrededor de 535 a.C., los etruscos controlaban una amplia franja de la península Itálica. Con el tiempo, los romanos los derrotaron y edificaron sobre sus ciudades, dejando pocos restos de su cultura. Los etruscos tenían una lengua escrita, pero hasta el momento los historiadores sólo han descifrado unas 200 palabras, por lo que para conocer a este pueblo vibrante y religioso dependen de las descripciones griegas y romanas.

En Pianacce, tres etruscos fueron enterrados hace más de 2.300 años en sarcófagos de piedra individuales, el mayor de los cuales es de alabastro y está decorado con una imagen del difunto apoyado sobre un codo. La identidad de los muertos se perdió cuando los saqueadores dieron con la cámara, situada al final de un estrecho corredor, y robaron los huesos y la mayor parte del ajuar funerario. Para tranquilidad de Minetti, las pinturas murales del sepulcro sobrevivieron. Aunque se parecen a las de otras tumbas etruscas, las imágenes de Pianacce ofrecen una nueva visión de aquella sociedad.

«Arrojan luz sobre aspectos que ignorábamos acerca de la visión que se tenía del Más Allá en el siglo IV a.C.», dice Minetti, señalando que la sorprendente imagen de un auriga pelirrojo (abajo izquierda) «nos es completamente nueva». —Peter Gwin (National Geographic Magazine, Febero de 2005).

pinturaetrusca2Serpiente tricéfala: Los artistas etruscos representaban la serpiente tricéfala para simbolizar el Más Allá. dado lo poco que ha sobrevivido de la lengua escrita de este pueblo prerromano, gran parte de lo que sabemos de ellos proviene de su arte.
pinturaetrusca3¿Hijo a amante? Aunque al parecer la homosexualidad era común entre los etruscos, los expertos creen que estos dos hombres pueden representar a un padre y a un hijo reunidos en la otra vida
pinturaetrusca4Una auriga para los muertos: El auriga pelirrojo podría transportar a los muertos al Más Allá. En las pinturas aparece representado junto a una sombra negra que acompaña a los difuntos al inframundo.

1 comentario


  1. No son padre e hijo, es OBVIO que tienen edades similares, son pareja. Lo que es impresionante es como las sábanas hacen juego con las almohadas, siendo miles de años atrás ya tenían noción de las combinaciones

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *