Portraits publics, portraits privés

Pulseras de seda negra, volantes de encajes y peluca empolvada, Mrs. Abington se acerca un dedo de la boca, sentada como un chico, a horcajadas en una silla Chippendale. Primero en este género, mostrando a una mujer en una pose relajada, la mirada provocadora, este sorprendente retrato, pintado en Londres en 1771 por Joshua Reynolds (Yale Center for British Art, New Haven), pervierte los códigos aristocráticos de la representación. El modelo solo podía ser una actriz…


Mrs Abington
Joshua Reynolds (Plympton, 1723 – Londres, 1792)
1771
Huile sur toile
H. 0,768; L. 0,637 m
New Haven, Yale Center for British Art


Confrontando, en un significativo diálogo, cerca de 140 cuadros y esculturas, procedentes de colecciones públicas y privadas europeas y americanas, la exposición —organizada por la Reunión de los museos nacionales y el museo del Louvre en París, la Royal Academy of Arts de Londres, y el Solomon R.Guggenheim Museum de New York —intenta captar este momento, entre público y privado, donde se establecen otras reglas del retrato.

Entre 1770 y 1830, el retrato pintado, muy en boga en los países anglosajones, sigue siendo un género menor en la jerarquía establecida en Francia por la Academia, detrás de la pintura histórica. Sin embargo, como el retrato esculpido, este prolifera en Occidente, respondiendo a una importante demanda pública como privada. Lejos de apoyarse solo en los códigos tradicionalmente establecidos, dictados por la preocupación de la pompa y del prestigio, el arte del retrato conoce un auge sin precedentes y se afirma poco a poco como el género moderno por excelencia.

En cuanto a la exposición virtual, baste decir que hay dispuestas 29 obras con su correspondiente explicación (en francés). La introducción también está disponible en español e inglés.

2 comentarios


  1. Olá

    Ótimo o blog! Significativos os comentários aos quadros,
    informações preciosas, e as obras escolhidas para expor,
    todas interessantes!
    Obrigada por proporcionar tão bons momentos.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *