Propiedad intelectual y censura (III)

Fuente: J.R. Mora
Fuente: J.R. Mora

Desde el Gobierno se insiste en que será la Justicia quien determine si finalmente se cierra un sitio en Internet. Pues bien, eso es rotundamente falso. Patadas al Estado de Derecho:

  1. Primera patada: la Comisión será juez y parte. Las discográficas, distribuidoras de cine etc, a través de las entidades de gestión de derechos de propiedad intelectual, estarán sentadas en dicha Comisión. Eso significa que juzgarán los mismos que denuncian.
  2. Segunda patada: alega el Gobierno que hay garantías porque se podrá recurrir. Falso: la jurisdicción Contencioso – Administrativa solo valorará si se han vulnerado los derechos fundamentales. En ningún caso entrará a considerar si el cierre es pertinente. O dicho de otro modo: el juez no cerrará sitios en Internet y tampoco el cierre en sí mismo podrá ser recurrido ante la Justicia.
    Corrijo: el cierre administrativo podrá ser recurrido ante los tribunales pero DESPUÉS de que ya haya sido clausurado el sitio. En todo caso, no hay alteración de lo fundamental: no serán los jueces sino una comisión la que ordene el cierre.
  3. Tercera patada: estamos ante un cierre administrativo de una actividad que, a diferencia de una farmacia, no necesita licencia para operar.
  4. Apéndice: según el Gobierno solo se cerrarán sitios con ánimo de lucro. Falso: la ley establece que se cerrarán sitios con ánimo de lucro, directo o indirecto, o que haya causado o sea susceptible de causar un daño patrimonial. Un sitio SIN ÁNIMO DE LUCRO que enlace a contenidos audiovisuales podrá ser cerrada sin ningún problema. Recuerdo que esta actividad, la de enlazar, no ha sido considerada ilegal por la Justicia.

En resumen: como al Ministerio de Cultura y a la industria audiovisual no le gustan las sentencias de la Justicia —todas ellas en su contra—, se inventan una Comisión para poder cerrar sitios en Internet. Pura y dura censura.

Actualización, 21/12/10 (22:25 h): 18 a favor, 20 en contra y 1 abstención. Las Ley Sinde rechazada.

4 comentarios


  1. El estilo de gobernar, a golpe de decreto, se utiliza cada vez mas.
    Casi siempre la supuesta urgencia en la regulación de la actividad social, suele ser la excusa para dictar leyes coercitivas contra derechos individuales amparados por la Constitución. Para evitar en lo posible la contestación de la sociedad.
    Recuerdo el recurso interpuesto ante El Tribunal Supremo por un ciudadano español, entonces residente en Suiza, contra el decreto ley de presupuestos Generales, que el gobierno Aznar utilizó para impedir la tributación individual de los matrimonios.
    Afortunadamente, aquel ciudadano ejemplar, valiente y osado ganó, para todos nosotros, un pleito que imponía una coerción semejante a la que ahora se pretende.
    De momento el decreto, parece que tiene serias dificultades, y espero que la estupidez no se adueñe de nuestras cámaras legislativas, dando su beneplácito a semejante bodrio legal.
    ¿Donde va a esconderse SINDE, tras este ridículo y tanto retraso para consensuar la ley de la pretendida regulación del medio que aún nos permite alguna opción de libertad? Este Gobierno va dando tumbos, y ya ni ellos se explican nada entre si.

    Responder

    1. ¿Sabéis lo que sería más conveniente? Que finalmente se apruebe la ley, se desarrolle el reglamento, lleguen las primeras denuncias…. y los tribunales apreciaran vulneración de los derechos fundamentales (v.g. libertad de expresión). Lo que me iba a reir :-)

      Responder

  2. Sin el debido respeto No hace mas de 15 minutos donde los “vearios” del tres al cuarto se proponen como postulantes y uno de TV1 sin verguenza agena dice en el micro que ” a CATLUNYA ” le ha tocado en la loteria mas de lo invertido. Y después de esto se queda tan ancho.

    Mi deseo de Pascuas para este mierda Vecario de TV1 es que se lo gaste en botica.

    Creo que es español

    Responder

  3. ¡No es bueno ver tanta tele!
    Quizá la falta de respeto se contagie por esa vía, y a M.O. le haga falta abrir su mediterráneo a más cultura.
    Ser español es algo inherente al nacimiento, para todos los que en ella hemos nacido, es derecho reconocido incluso para quien lo rechaza con la boca pequeña.
    Si viajara al extranjero, en su pasaporte o DNI pondrá su nacionalidad y allí no le convendrá negarla.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *