Rajoy se equivoca

El acuerdo alcanzado por el PSOE con CiU en relación con el Estatut representa un importante cambio en el modelo de Estado, especialmente en lo que hace referencia a la financiación autonómica y esto nadie lo puede discutir. Falta por comprobar si dicho modelo se aplicará al resto de CCAA,s o si sólo Cataluña será la “beneficiada”. Y por supuesto, si el proyecto ha quedado “limpio como la patena”. En todo caso, promover un referéndum, como propone Rajoy, no me parece la solución adecuada ya que dicha iniciativa no está contemplada en las “reglas del juego” para el caso que nos ocupa.

¿Por qué propone el PP semejante idea? Por una razón muy sencilla. Porque al gobierno de Felipe González no se le ocurrió otra cosa que eliminar el recurso previo de inconstitucionalidad contra proyectos de estatutos de autonomía y de leyes orgánicas (Ley Orgánica 4/1985 por la que se deroga el Capítulo II del Título VI de la Ley Orgánica 2/1979). Eso sí, los populares no intentaron, durante el tiempo que gobernaron, volver al punto de partida en este asunto, y eso que en la VI Legislatura (1996-2000) llevaron a cabo dos reformas de la mencionada ley orgánica.

¿Cuál es el problema? Que el PP presente, una vez aprobado el Estatut, un recurso de inconstitucionalidad y que dentro de dos o tres años el Tribunal Constitucional resuelva a su favor. Hasta conocer el texto definitivo, resulta aventurado apostar pero la obligación de saber catalán, el blindaje de las competencias y la bilateralidad son candidatos propicios a la inconstitucionalidad. Se produciría entonces una crisis institucional de tal magnitud que los cimientos del Estado se resquebrajarían hasta límites insostenibles. Mi pregunta es si los socialistas están dispuestos a asumir tal riesgo.

La alternativa más democrática sigue siendo, desde mi punto de vista, paralizar las reformas estatutarias y abrir un proceso constituyente donde se aborde el modelo de Estado, en general, y el Título VIII en particular. De esta forma TODOS los ciudadanos españoles podríamos decidir si deseamos continuar con las autonomías, cambiar a un sistema federal o pasarnos al modelo que más nos plazca.

28 comentarios


  1. La voluntad de los ciudadanos como más libremente se expresa es, sin lugar a dudas con un grupo terrorista amenazando y boicoteando cualquier tipo de política de a pie, aquella que se hace pueblo por pueblo. Cualquier intento de mitin no nacionalista es saboteado en muchos, muchos pueblos. Claro que lo de las pedradas siempre podemos justificarlo porque, como dijo vitruvio, se trata de su cultura: ellos son así, tiran piedras, qué le vamos a hacer: como mínimo respetarlos.

    Bonita democracia ésa que persigue la extorsión y el crimen: dónde se habrá visto…

    Responder

  2. caramba… has hecho trabajo de campo en el País Vasco o te informas en los mitings del PP?
    bonita excusa la del terrorismo, a Bush no le da mal resultado…

    Responder

  3. Tal vez nuesto apreciado amigo “anónimo” se dignara a respondernos el mismo a la pregunta que plantea, pues su “ironía” nos induce a pensar que debe conocer bien al menos ambas cosas, y seguro que alguna más.

    En todo caso, llamar excusa al terrorismo en el caso del Pais Vasco, o comparar las intenciones políticas de quienes denunciamos el terrorismo en España con las del señor Bush, es cuando menos una ofensa de quien quiere ofender o de quien no tiene idea de lo que dice. Aporte algo constructivo, que seguro que puede.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *