Responsabilidades políticas

carmelNi derechas, ni izquierdas. Poco importa el color ideológico de nuestras elites políticas. En todas y cada una de las desgracias acaecidas en estos últimos años -aceite de colza, Pretige, Barrio del Carmel por citar sólo algunas- estos pájaros han adquirido la mala costumbre de eludir responsabilidades sin que los ciudadanos podamos hacer mucho por evitarlo. En esta ocasión, sin embargo, han ido más allá de lo previsible. Me refiero, en concreto, al intento de ‘apagón informativo’ que recuerda a tiempos peores.

¡Si al menos pudiéramos confiar en la Justicia! ¡Pero no! No podemos porque esta institución se han convertido por obra y gracia de los políticos en un mal irresoluble. Lentitud, ineficacia, falta de medios materiales y humanos, subordinación a los dirigentes de turno, politizada por unos y otros, … Son solo algunos de los defectos que, sobre la justicia en este país, comparten probablemente muchos de mis conciudadanos.

Fotografía: Vecinos del barrio del Carmel buscan objetos personales entre los escombros del edificio derruido (EFE, 06/02/05)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *