Rodríguez Zapatero anuncia el inicio de las negociaciones con ETA

Texto íntegro de la declaración del presidente del Gobierno:

ETA declaró el 23 de marzo pasado por primera vez un alto el fuego permanente, por primera vez después de tres años sin atentados mortales, y por primera vez, en situaciones de este tipo, habiendo desaparecido prácticamente la totalidad de sus acciones. En distintos momentos del periodo democrático hemos tenido expectativas de poder alcanzar el fin de la violencia. Los gobiernos sucesivos, tanto el de Felipe González como el de José María Aznar, intentaron alcanzar la paz. No fue posible. Lo intentaron de buena fe. Y desde aquí mi reconocimiento a esos esfuerzos que en su día hicieron. Lo singular de la situación no es tanto lo que ETA ha dejado de hacer, sino lo que los demócratas hemos hecho durante todos estos años, defendiendo los valores democráticos, defendiendo los valores constitucionales, y de manera muy singular todos los ciudadanos de nuestro país. El objetivo de todos los gobiernos ha sido la erradicación de la violencia en el País Vasco y en el resto de España. Para ello ha habido distintos procesos de diálogo y de acuerdos entre fuerzas políticas, destinados a fortalecer el Estado de derecho. Quiero desde aquí hacer un reconocimiento a todos los servidores del Estado de derecho, en su tarea, en la que han realizado y en la que realizan en estos momentos.

En estos largos años todos los Gobierno han intentado alcanzar la paz desde un compromiso amplio de convivencia, manteniendo un principio esencial: la democracia no va a pagar ningún precio político por alcanzar la paz. Y defendiendo que el proceso de pacificación y normalización del País Vasco es una tarea de todas las fuerzas políticas. Así se ha recogido en distintas resoluciones institucionales. Precisamente al amparo de la resolución adoptada por el Congreso de los Diputados en mayo de 2005, quiero anunciarles que el Gobierno va a iniciar un diálogo con ETA manteniendo el principio irrenunciable de que las cuestiones políticas sólo se resuelven con los representantes legítimos de la voluntad popular. Así lo ha anunciado el ministro del Interior a todas las fuerzas políticas con representación parlamentaria esta mañana. Quiero agradecer la actitud de todas las fuerzas políticas, y quiero subrayar que la forma de realizar este anuncio a la opinión pública es responsabilidad exclusiva del Gobierno. He reiterado en más de una ocasión que el proceso va a ser largo, duro y difícil. Lo abordaremos con decisión y con prudencia, con unidad y con lealtad, y siempre respetando la memoria de las víctimas.

Quiero también establecer principios básicos sobre el futuro de Euskadi, y para ello quiero hacer una apelación a los ciudadanos, a las formaciones políticas y a la sociedad vasca en general. Los ciudadanos de Euskadi disfrutan del mayor autogobierno que han tenido nunca en su historia con el Estatuto de Gernika, elaborado al amparo de la Constitución de 1978. Decidieron, los ciudadanos vascos, libremente su futuro. Desgraciadamente ha persistido la violencia, la coacción y el terror. Tenemos la oportunidad de poner fin a esa situación, y desde los principios del pasado, desde los principios democráticos, les digo que el Gobierno respetará las decisiones de los ciudadanos vascos que adopten libremente, respetando las normas y procedimientos legales, los métodos democráticos, los derechos y libertades de los ciudadanos, y en ausencia de todo tipo de violencia y coacción.

En más de una ocasión me han escuchado decir que el futuro de Euskadi exige un gran acuerdo de convivencia política. Concretamente, en el debate sobre el plan Ibarretxe, ‘si vivimos juntos’, afirmé en aquella ocasión, ‘decidimos juntos’. Un gran acuerdo político de convivencia, por eso el Gobierno entiende que los acuerdos entre las distintas formaciones políticas de Euskadi deben alcanzarse con el máximo consenso posible, respetando la pluralidad política de Euskadi y en igualdad de oportunidades para todas las formaciones. Voluntad democrática, sujeción a la legalidad, amplio acuerdo político que recoja el pluralismo de la sociedad vasca, ésas son las reglas. Reglas que valen también para la participación en la vida política institucional, para las formaciones políticas. Por ello, quiero reiterarles que el Gobierno va a mantener la vigencia de la Ley de Partidos. Durante años todos los demócratas hemos intentado que aquéllos que no aceptaban, que no han aceptado la voluntad democrática de los vascos, acepten las reglas del juego. Tenemos esa oportunidad, y trabajaremos para que eso se pueda consumar.

Quiero dirigirme ahora a la sociedad vasca. La paz es una tarea de todos. La paz será fuerte si tiene profundas raíces sociales, si abarca al conjunto de la sociedad vasca. Hoy entiendo que los partidos políticos, los agentes sociales, económicos, sindicales, deben adoptar acuerdos para ese pacto de convivencia a través de los métodos de diálogo que estimen oportuno, y por supuesto a través de los métodos democráticos para trasladar dichos acuerdos a los distintos ámbitos institucionales. Voy terminando. Quiero expresar el compromiso absoluto del Gobierno, el mío personal, con los valores, principios y reglas con la Constitución de 1978, que ha representado un éxito colectivo para nuestra convivencia.

Soy plenamente consciente de que los ciudadanos tienen un gran anhelo de paz y una exigencia de máximo respeto a las víctimas del terrorismo y a sus familias. Como presidente del Gobierno de España, asumo la responsabilidad de colmar ese anhelo de paz y esa exigencia de máximo respeto, reconocimiento, a la memoria, al honor, a la dignidad de las víctimas del terrorismo y de sus familias. La sociedad española conoce el alcance de la tarea que tenemos por delante. Una tarea que voy a desarrollar con prudencia y con discreción. Quiero desde aquí pedir para esa tarea la colaboración de todos los medios de comunicación, teniendo en cuenta el alcance del proceso que vamos a vivir. A finales del mes de septiembre, el ministerio de Interior realizará una nueva ronda de información a todos los grupos parlamentarios sobre el desarrollo del proceso que hoy abrimos. Muchas gracias.

98 comentarios


  1. Merche dijo: “Y en ausencia de violencia, tienen tanto derecho como usted a defender sus planteamientos.”

    Perdón pero no se trata de la ausencia o presencia de la violencia sino del cumplimiento o no de las Leyes. Mientras cumplan las Leyes tienen el mismo que cualquier ciudadano a defender sus planteamientos. Ahora bien, Batasuna no cumple las leyes.

    Saludos
    Enrique

    Responder

  2. esto no seria exactamente así si nos atenemos a lo que dice la constitución.
    una cosa es que no se legalice a un partido político por no cumplir una serie de requisitos legales (o a un club de futbol) lo que le impide presentarse a elecciones (o en el caso del club jugar la liga) y otra es que algun ciudadano no pueda defender los planteamientos que quiera, que pueden se coincidentes o no con los del partido ilegal. de hecho lo único que diferencia a batasuna de otros partidos que defienden lo mismo són únicamente las formas.
    dicho de otra manera, la cosntitución garantiza el derecho de opinion, y las leyes, de rango inferior regulan su ejercicio. Por lo tanto, tanto en presencia cómo en ausencia de violencia todo el mundo tiene derecho a defender sus planteamientos. Y si comete un delito tendrá que responder ante la justicia, la persona que lo comete ya que los partidos son “cosas” y las cosas no pueden responder ante la justicia.
    me he explicado muy mal, pero no se cómo hacerlo mejor.
    saludos

    Responder

  3. Merche, creo, estaba hablando de Batasuna, yo, al menos, así lo he entendido. Pero, de todas formas, tu mensaje me parece muy acertado. No creo que lo que le pierda a Batasuna sean sólo las formas pero sí que es cierto que hay otros partidos que defienden lo mismo y son legales. Y, mientras lo hagan de la manera que lo hacen, deben seguir siéndolos. En contra de lo que afirma ETA (y Batasuna, cómo no) no se persiguen unas ideas sino unos hechos.

    Saludos

    Responder

  4. 10306 entradas, y aún no somos capaces de dialogar y debatir si los presos de ETA se deben trasladar al País Vasco ( con el mantenimiento y cumplimiento de sus penas, evidentemente).

    No me gustaría una respuesta en plan de descalificativos personales. Por favor, sería de muy de agradecer esto último.

    Gracias y saludos.

    Responder

  5. La dispersión de los presos forma parte de la lucha antiterrorista. Que se produjera un acercamiento o una reagrupación en el País Vasco debería estar sólo en manos de ETA. En el mismo momento en el que ETA se rindiera los presos deberían empezar a acercarse. Lo cual no sería impedimento para que, en un acto de buena voluntad, el gobierno acercara unos cuantos antes de tan deseado momento (si luego la cosa fracasa se les puede volver a dispersar y punto). No creo que nadie esté en contra de esto.

    Saludos

    Responder

  6. Estos “unos cuantos” ¿ Crees que podrían ser la mitad de todos ellos para empezar ?.
    Saludos

    Responder

  7. ¿Cuántos presos comunes, con domicilio en el Pais Vasco antes de ser condenados, están en cárceles fuera de ésta comunidad autónoma? ¿Deben trasladrse antes que los presos de ETA, después, o estos no tienen derecho a que se cumplan las leyes que hablan del lugar del cumplimiento de las penas? ¿Porqué no hablan de ellos los “políticos” vascos y porqué no se incluyen en el debate?
    Si el acercamiento ha de ser un priviegio por ser preso de ETA no puedo estar de acuerdo. Si no lo ha de ser debería reorganizarse el mundo penitenciario para solucionar el problema de acercamiento a toda (digo “toda”) la comunidad de presos.

    Responder

  8. julian, tienes datos de esos presos comunes que cumplen condena fuera de su comunidad? Si existen se debe a un mal funcionamiento del sistema, no a una voluntad política.
    segun datos de noviembre pasado, de los 674 presos de ETA dentro de España, sólo 11 cumplian condena cerca de su localidad. el resto se encontraba a una media de 700 Km.
    esto, que han condenado todas las organizaciones de defensa de los derechos humanos y sobre lo que se han pronunciado tanto el parlamento europeo como el español, seguro que “forma parte de la lucha antiterrorista”, cómo lo han formado la tortura y el terrorismo de estado. La cuestión es si un estado democrático europeo, en el siglo XXI puede seguir utilizando estos métodos.

    Responder

  9. No tengo los datos, Vitruvi. Es difícil encontrarlos porque nadie se ocupa de estos temas.

    La voluntad política a la que aludes es una forma de mal funcionamiento del sistema. Creo que la explicación de la dispersión la conocemos todos y dificilmente era sostenible la “concentración” de presos por la capacidad de organización y presión que demostraron. Recordemos, con todo, que no se trata de presos políticos y que su encarcelación trataba de preservar los derechos de los ciudadanos en un pais democrático.

    Responder

  10. ¿Cuántos? Yo creo que una docena es más que suficiente aunque no creo que se trate tanto de números como de voluntad. ¿Tiene ETA voluntad de abandonar las armas? Porque si no la tiene acercar a sólo uno ya sería demasiado.

    Saludos

    Responder

  11. Los etarras amenazando al personal, y el personal preguntándose cuándo dejaremos de impedir con firmeza que los etarras amenacen y maten al personal. Yo no entiendo nada.

    Responder

  12. “seguro que “forma parte de la lucha antiterrorista”, cómo lo han formado la tortura y el terrorismo de estado. ”

    Es admirable, vitruvi, la empatía que sientes por los asesinos y lo mucho que te preocupa la salud de la democracia. ¿Pero te parece lo mismo la dispersión de presos que el terrorismo de estado? ¿Pondrías tú a todos los presos etarras juntos en una carcel cerca de su casita? ¿Y qué más podemos hacer por ellos? Oye, pobrecitos, a ver si lo van a pasar mal y todo sólo por ser unos asesinos…

    Responder

  13. pues no es eso lo que se hace con las bandas de narcotraficantes y cualquier otra espécie de crimen organizado? alguien se cree que 700km de distancia tienen más efecto que los 30cm de un muro si lo que se pretende es que dos personas no se “organicen”? la dispersión, si se demuestra efectiva (?) puede practicarse dentro de unos límites razonables. enviar a un preso vasco a Canarias es hacerle pagar la condena a sus familiares, que en principio, no tienen la culpa de nada. A parte de ser uno de los elementos habitualmente esgrimidos y que tan simpaticos les hace a los ojos de la opinión pública mundial. Para mi, igual que el terrorismo de estado (por el que no se dispersó a nadie) un error político importante.

    Responder

  14. Hombre, konde, tanto como admirable… ni siquiera sorprendente. Dentro del sistema de valores de muchos nacionalistas ETA es un grupo de valientes hombres que luchan por su tierra, quizá un poco traviesillos cuando se les va la mano de vez en vez con lo de los muertos, poco más. En todo caso nada comparable a la tortura y terrorismo de estado que practica el gobierno de Madrid. Es inadmisible que en una democracia europea (o no europea) del siglo XXI se las gaste así de cruelmente el estado; sin embargo es admisible que en una democracia europea (o no europea) del siglo XXI haya un grupo terrorista que cuente con la simpatía y comprensión de tanta gente.

    Responder

  15. Amigo Mínimo:

    De entrada ETA no cuenta con mi simpatía, y te lo voy a decir DOS VECES : ETA NO CUENTA CON MI SIMPATIA ¡¡¡¡.

    Por si a alguien le falla la memoria, el atentado más sangriento, masivo en cuanto a víctimas y cruel, se produjo en Catalunya (HIPERCOR).

    Por lo tanto el que suscribe : ESTA EN CONTRA DE CUALQUIER FORMA DE TERRORISMO, COMO DE LOS GRUPOS QUE LO SUSTENTAN.

    pero mi pregunta es si la condena, de todos los condenados (terroristas, comunes, afines de unos y otros, etc. ) lleva necesariamente aparejada la distancia.

    El buen contertulio y amigo virtual Konde, sostiene que es parte de la lucha antiterrorista. Y no debo quitarle su razón, porque yo no tengo más que él.

    pero a mí me asalta la siguiente reflexión:

    De todos los Gobiernos que ha tenido el País, desde la transicción, pasando por los Gonzalez, Aznares, y Zapatero ( digo estos nombres en el lenguaje coloquial de este Bloq, sin desmericimiento a ninguno de los Gobernates nombrados), simpre se han pronunciado que ante cualquier incautación, detención desmatelamiento, etc. de cualquier comando de ETA, esta siempre estaba derrotada, con escasa capacidad de cometer atentados, con su infraestructura debilitada, etc. Pero al final de 30 años escuchando lo mismo de los diferentes gobiernos y sus restectivos Ministros de Interior, nadie le tiene miedo, pero todos le tienen un respeto miedoso, por lo que concluyo que aún existe.

    Mi pregunta del millón de dólares, y a la cual no tengo respuesta, es sí, enrrocándonose cada uno en su posición testaruda, se conseguirá algo positivo.

    NOTA: esta es única y exclusivamente una reflexión personal del que suscribe, sin que ello presuponga simpatía, apego ni justificación a NINGUN grupo terrorista de la índole que sea.

    Saludos

    Responder

  16. Buen amigo virtual y contertulio Konde:

    He leído (varias veces por cierto) y reflexionado sobre la parte final de tu entrada nº 10.180.

    Bien es cierto que ETA ya no mata a los ierdas nacionalistas como Vitruvi o como yo, por ejemplo, siendo todos unos H de P y A de mierda, pero ¿ No es bien cierto que ya no mata ni tampoco a los no nacionalistas? quizás como tú, si consideras que te puedo incluir en este grupo.

    No me tomes, por favor, esta entrada como alusiva a lo que dices, pero debo manifestar que me encuentro contrariado ante semejantes conclusiones finales.

    Salud

    Responder

  17. Mínimo, dentro del sistema de valores de los “otros” nacionalistas Pinochet era un adorable abuelete al que se debia mandar a su casa en avion privado.
    dispersar a unos terroristas y indultar a otros (“valientes hombres que luchan por su patria”) es, cómo mínimo, doble moral.
    no creo que pedir el mismo trato para unos y para otros sea ningún tipo de empatia. mas bien sentido de la justicia. en cambio, justificar el trato discriminatorio si denota empatia hacia uno de los lados.

    Responder

  18. Mira, Mediterraneo, ETA mata al que puede y le molesta sin hacer distinción entre nacionalistas, no-nacionalista, PSOE, PP, etc… Mi respuesta tiene un contexto y ese contexto era un mensaje de vitruvi que acusaba al PP poco menos que de dejarse matar para obtener un beneficio electoral. La lógica bastada que convierte a las víctimas en verdugos y que vitruvi practica con frecuencia. Por muy mal que nos caiga a todos el PP y por muy cabrones que sean hay que ser un hijo de puta muy retorcido para pensar así.

    Salud!

    Responder

  19. vitruvi, lo tuyo son sandeces consecutivas en busca de una plusmarca mundial. Que yo sepa ETA es muchísimo peor que cualquier banda de narcotraficantes. Aparte de que tiene sentido dispersar a 700 presos pero es ridículo dispersar a cinco. ¿Esto lo entiendes o también te lo tenemos que explicar? En cuanto a que las consecuencias las pagan los familiares que, en principio, no tienen culpa de nada es completamente cierto pero los responsables, campeón, son los propios etarras. Fíjate qué tontería, ¿verdad? De todas formas, ¿qué prefieres ir de visita a Canarias o a un cementerio?

    Si ETA quiere ayudar a esas familias lo único que tiene que hacer es dejar las armas, abandonar la lucha armada y seguir exclusivamente por la vía política. Es así de simple. Pero mientras no lo haga debemos entender que quiere esas armas para matarnos así que ya que no podemos tomarnos la justicia por nuestra mano al menos podemos intentar ponérselo todo lo dificil que podamos.

    Responder

  20. “dispersar a unos terroristas y indultar a otros (”valientes hombres que luchan por su patria”) es, cómo mínimo, doble moral.”

    Estoy seguro Anónimo de que sabes buscar bastantes diferencias entre un caso y otro. Pero antes de eso tal vez debas saber que hace pocas semanas un juez muy pulcro excarceló a los presuntos asesinos de Jimenez Abad. Aunque no os lo parezca la justicia española es de las más garantistas del mundo. Lo cual no quiere decir que sea perfecta.

    “no creo que pedir el mismo trato para unos y para otros sea ningún tipo de empatia.”

    Ya. Tantísima preocupación me emociona. Buf, hasta me están dando ganas de llorar. Oye, ¿nos habéis tomado por tontos? Bueno, vitruvi, sí, claro, por tontos y por fachas.

    Responder

  21. Una opinión bastante interesante sobre la dispersión de los presos de ETA.

    http://www.elpais.es/articulo/elpporopi/20060901elpepiopi_6/Tes/Ley/penal/tratamiento/penitenciario
    Ley penal y tratamiento penitenciario
    Luis Fernando Crespo Zorita (Sociólogo) – Centro Penitenciario Madrid I. Alcalá de Henares. Madrid
    EL PAÍS – Opinión – 01-09-2006
    A mediados del año 1989 se procedió a la dispersión de los internos pertenecientes a ETA, que hasta entonces se concentraban en dos prisiones: Alcalá y Herrera. La decisión política era arriesgada, pero inevitable, los presos se habían convertido en el elemento aglutinante del entorno social etarra, las gestoras proamnistía y Salhaketa organizaban las visitas de los familiares a los centros penitenciarios, la concentración permitía establecer un control férreo por parte de la organización sobre los presos y su entorno social más inmediato.

    Lejos del grupo de militancia los internos ganaban en iniciativa individual y recuperaban espacios de autonomía personal que antes no tenían, podían acceder a los beneficios penitenciarios y gozar del apoyo familiar individual y directo. Por estos procedimientos de normalización se ha ido produciendo la libertad y la integración social de muchos presos etarras, sin mayor dificultad, ni escándalo, desde entonces y también ahora.

    Los dos partidos que se sucedieron en el Gobierno, nos pidieron comprensión y apoyo a los trabajadores del servicio público penitenciario, puesto que hubo varios atentados mortales contra miembros de nuestro colectivo, y el secuestro más largo perpetrado por ETA fue el de un trabajador de prisiones. Entendimos los penitenciarios, y la sociedad en general, que ésta era la política propia de un Estado democrático y de derecho. Podemos entender ahora la propuesta de J. J. Imaz, cuando pide el acercamiento indiscriminado de los presos vascos a Euskadi. Pero nadie debería poner en cuestión una actuación administrativa tan consolidada; se ha comprobado la efectividad del cumplimiento de las leyes Penal y Penitenciaria como herramientas adecuadas para la reinserción social de los penados, por muy aberrantes que hayan sido los delitos que cometieron.

    Por justicia y equidad para los “otros” presos, el tratamiento penitenciario individualizado debería ser el único criterio de acercamiento de cualquier condenado a su entorno social, sea cual sea su delito.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *