San Valero, ventolero y rosconero

Si preguntáramos a los jóvenes zaragozanos por qué hoy es fiesta en Zaragoza, probablemente muchos de ellos no lo sabrían. Menos aún quién es San Valero; dudo incluso que supieran que es el patrón de nuestra ciudad y que sus reliquias se conservan en la Catedral del Salvador. Pero nadie debe extrañarse de ello: la secularización de las fiestas religiosas ha convertido éstas en simples días de asueto o, como en este año, en un largo “puente”.

Típico de esta fiesta es el roscón que se reparte —más de 700 metros este año— en la Plaza del Pilar gracias a una iniciativa del Periódico de Aragón. Como el frío sigue campando a su aire —vean el hielo que se resiste a desaparecer a la una del mediodía—, no hemos tenido ganas de madrugar y cuando hemos llegado, la plaza presentaba escaso bullicio y no quedaba rastro del roscón. Enfrente de la casa consistorial, sin embargo, sí había bastantes personas esperando a entrar para ver tanto el interior del edificio, normalmente vedado a las visitas, como la maqueta de la futura Expo2008. También en la cercana Plaza de San Bruno se arremolinaban unos cuantos al son de la música.

0129_010129_020129_030129_04

6 comentarios


  1. Anda que con la caló que hacía cuando estuve por ahí… y ahora os dedicáis a hacer la competencia a los esquimales :-)))))

    Responder

  2. Gracias por esta estupenda referencia. Me ha parecido un tema muy interesante.

    Sigo tu blog habitualmente, me encanta lo que estas haciendo y te animo a seguir por este camino..

    Mi blog recoge temas muy similares y hay muchas referencias culturales, tecnológicas, politicas…
    Te invito a visitarlo. De verdad que tengo material MUY bien seleccionado.
    Recibe mi apoyo y un saludo afectuoso

    http://teimagino.com/index.php/

    Responder

  3. Ha sido menos de lo esperado. Como el cierzo no soplaba, se aguantaba bastante bien el frío. De hecho, el domingo jugué a fútbol las 8,30 de la mañana y el termómetro marcaba -4º C. Una delicia, vamos… :-) A ver cuando nos haces una visita…

    Responder

  4. La receta del roscón se queda un poco pequeña para 700 metros.
    A mi si que me encanta el frío siempre que sea seco que la humedad te entra y no te deja.

    Responder

  5. En el invierno aterido, se duerme muy pronto el sol, y de la noche el farol cuelga en el eter su nido.Del aquilon el silvido cruje con voz tan gigante, que entristece los semblantes de los cielos y la tierra. Y sonidos en la sierra se escuchan agonizantes. Viva el Moncayo y su cierzo, que hace a los maños valientes.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *