Terrorismo Internacional

¿Es válida la teoría causa (invasión de Afganistán) – efecto (atentados)? A la vista de los datos objetivos la respuesta es NO pues la actividad terrorista de Al-Qaeda comienza a principios de los años noventa. En realidad, el islamismo radical nunca ha necesitado causa alguna para cometer asesinatos indiscriminados aunque, como es lógico, eligen cuidadosamente tanto el momento como las potenciales víctimas. Conocen los puntos más débiles de las sociedades occidentales y no dudan en explotarlos convenientemente. Ni antes ni después de perpetrar una masacre necesitan buscar justificación alguna: la propia sociedad occidental se las sirve en bandeja en forma de excusas como la falta de democracia, la pobreza, la invasión de Iraq o el conflicto palestino. Al parecer ya nadie se acuerda de las amenzazas de Osama Bin Laden justo después del ataque a Afganistán: cuando todo el mundo esperaba un panfleto antiamericano, la (re)conquista de Al-Andalus apareció en el discurso de aquél como uno de los objetivos principales de su organización.

Atentados cometidos por Al-Qaeda desde 1994 hasta la invasión de Afganistán (OCT/2001):
11/12/1994:
Sobre Minami Daito Island, Filipinas. Objetivo: avión. Consecuencias: 1 muerto y 10 heridos.
07/08/1998: Nairobi, Kenya. Objetivo: Embajada de EEUU. Consecuencias: 254 muertos y más de 5.000 heridos.
07/08/1998: Dar es Sala’am, Tanzania. Objetivo: Embajada de EEUU. Consecuencias: 10 muertos y 77 heridos.
12/10/2000: Aden Harbor, Yemen. Objetivo: barco de guerra estadounidense (USS Cole). Consecuencias: 15 muertos y 33 heridos.
09/11/2001: Afganistán. Objetivo: Ahmed Shah Massood, líder de Afghanistan’s Northern Alliance. Consecuencias: 2 muertos.
11/11/2001: New York y Washington DC., Estados Unidos. Objetivo: Edificios civiles y el Pentágono. Objetivos: 3.600 muertos y miles de heridos.
(FUENTE: http://www.ict.org.il/)
NOTA: me he limitado a a señalar los atentados más importantes de Al-Qa’ida pero si añadiéramos los cometidos en distintos países por otros grupos radicales de corte «islamista», la lista sería bastante más larga.

3 comentarios


  1. ¿Y por qué no ponemos todas las acciones terroristas y militares a la par? Nosotros, al invadir Iraq, teníamos el petróleo como objetivo. ¿Cuál tienen ellos? Y no hablo de los matados que inmolan sino de los que los dirigen. Porque si Bin Laden es un fanático del terrorismo, George Bush es un fanático de la paz. ¿Alguien ha comparado los discursos de uno y otro? No sé si me explico.

    Salud
    konde

    Responder

  2. Pues yo mismo me leo y creo que no me explico. Lo que quiero decir es que yo opino como el PP, que los atentados, puesto modifican nuestra política, obedecen a una acción y a una decisión política . Así que si nos limitamos a sacar unas listas de los atentados más importantes, si los desligamos de su entorno al omitir el resto de las acciones terroristas y militares, las actuaciones de la política internacional (a la que seguro obecede este terrorismo internacional) difícilmente podremos descubrir el seguro complicado discurso, el orden (y por tanto los motivos) en el que se están desarrollando las cosas.

    Yo parto de una base: cada atentado tiene un objetivo político dentro una realidad que desconocemos. Si se me permite la frivolidad me gustaría comparar todo esto con una partida de Risk en la cual hay que adivinar quiénes son los jugardores y cuál es la estrategia de cada uno.

    Salud!
    konde

    Responder

  3. Hola Konde: por desgracia el terrorismo internacional no obedece al concepto acción-reacción ni tiene una filosofía racional de la que surgan conceptos positivos. En realidad, estamos hablando de un totalitarismo muy semejante al nacionalsocialismo alemán o al fascismo italiano en el que se ha sustituido la raza y la nación por la religión. En los próximos días elaboraré esta teoría.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *