Terrorismo Internacional: pinceladas

Probablemente, lo más lógico hubiera sido dedicar un amplio comentario al respecto para luego entrar en los detalles a partir de vuestros comentarios. He decidido lo contrario -ir de lo particular a lo general- porque son tantas las variables a considerar que yo mismo me pierdo entre tanta maraña. Entre otras cuestiones faltan por dilucidar las siguientes:
– ¿Es Occidente responsable del Terrorismo Internacional? o dicho de otra manera, ¿nos merecemos tal castigo?
– ¿A qué nos enfrentamos en realidad? ¿se trata tan sólo de un movimiento religioso radical? ¿estamos ante un nuevo totalitarismo? ¿qué nuevo orden quieren imponer?
– ¿Cómo enfrentarnos a este fenómeno? ¿qué medidas pueden contribuir a su desaparición?
De momento seguiré con las pinceladas. En concreto sobre el «Terrorismo de Estado», los países musulmanes y los Derechos Humanos y la invasión de Iraq. Finalmente intentaré elaborar un discurso coherente y razonable sobre el Terrorismo Internacional ligando todas las pinceladas y contando con la inestimable ayuda de vuestros comentarios.

7 comentarios


  1. Pues de muestra un botón: “Shehzad Tanweer, el terrorista que se quitó la vida en la estación de Aldgate provocando una masacre tenía 20 años y era inteligente, religioso y de familia acomodada.”
    Esto demuestra una vez más que la pobreza y la injusticia son las causas del terrorismo, y si no lo demuestra, lo mismo da. Que si el caballo blanco de Santiago era negro, negro era.

    Responder

  2. Partidario de observar las cosas dentro de los ciclos celestes, terrestres, sociales e individuales, conozco el ciclo de 2000 años que les corresponde a las religiones. Mahoma nació 500 años después de Jesucristo, por lo tanto el Islam está como el Cristianismo por el 1500, en una continua lucha de predominios, reformismos, inquisiciones, etc. Época de grandes contrastes y fanatismos. Así andan los de Alá en estos momentos.
    Si el dios de los cristianos está en todos los sitios, como vigilante de sus actos, Alá es todo lo que hagan sus fieles. Todo lo que hagan forma un conjunto, y cualquier agravio que se haga a ese conjunto o nación del Islam se hace a todos o a su dios. Así lo interpretan los radicales o fundamentalistas.
    Unamos las afrentas que el sistema occidental está haciendo a sus dios/ellos, el sentimiento de que todo que hacen es Alá, y puede que allí encontremos explicación a los últimos golpes de una guerra de la que parece que no queremos reconocer nuestra responsabilidad como mundo dominante y explotador de sus recursos.
    Evidentemente en la teoría de los ciclos no existen soluciones, salvo el esperar a que se cumplan. Conscientes de ello, podemos suavizarlo, pero eso no va con la mentalidad dominante, vamos, que no hay solución.

    Responder

  3. Cuando se habla de un país más rico o de un país más pobre hablamos de macroeconomía, de estadística.
    Ya se sabe, hay mentiras, grandes mentiras y estadísticas.

    País es un concepto, lo que de verdad es un país son las personas que lo integran viviendo en un entorno común, unas leyes comunes y con unos bienes que son la suma de los de sus integrantes.

    Atendiendo sólo a las cifras macroeconómicas, que si se hacen bien no hay duda de que son verdaderas, estaríamos despreciando el factor humano que en realidad, es el país, lo otro es un concepto solamente.

    Entonces imaginemos un colectivo (país) que lo componen 10 personas de las cuales una posee el equivalente a 1000 € y las otras nueve tienen cada una el equivalente a 1 €. Lo llamaríamos País Nº 1.
    Imaginemos otro colectivo (país) que lo componen igualmente 10 personas de las cuales una tiene el equivalente a 150 €, otra 96 €, otra 94 € y las otras siete 80€ cada una. Lo llamaríamos País Nº 2.

    Según estas cifras el País Nº 1 poseería 1009 € y el País Nº 2, tendría 900 €.
    La macroeconomía nos dice que el País Nº 1 es más rico que el País Nº2
    ¿Pero es esto verdad? ¿ dentro de que colectivo ( país ) me gustaría vivir a mi? Pienso que la respuesta es obvia, a mí y a todo el mundo nos gustaría vivir en el País Nº 2, si exceptuamos, claro está, al señor de los 1000 € que seguiría viviendo en el país “rico”.

    La pregunta que yo me hago es ¿ dónde sería más fácil reclutar terroristas en el País Nº1 o en el País Nº2?. En principio mi respuesta es en el Nº 1.
    Luego hay integrantes del País Nº 2, (que en según que circunstancias y según los adoctrinamientos) se solidarizarían con la extorsión, injusticia y pobreza que reciben los integrantes del País Nº1 y sin ser pobres se convertirían en terroristas, digamos “solidarios con la causa”.

    ¿Cómo sería prácticamente imposible reclutar terroristas en ninguno de los dos países? Mi respuesta es practicando la justicia y erradicando la pobreza del País Nº1, con esto desarmas el argumento ideológico con el que se arman los terroristas reclutados en el País Nº 2.

    ¿Es entonces la pobreza el motivo del terrorismo fundamentalista? No es sólo la pobreza, sino su unión a la injusticia( torturas, violaciones, muertes, desplazamientos masivos de población, etc…) que da argumentos “morales” a los que, si su afán es otro, se verían en la obligación de gastar su tiempo en otras cosas más constructivas que practicar el terrorismo. Además sería más difícil adoctrinarles.

    No creo por último que los altos mandatarios del G-8 digan que quieren erradicar la pobreza por un prurito de dignidad y un sentimiento altruista, que nunca han demostrado, más bien parece que lo hacen porque la pobreza se les ha convertido en un problema político e incluso económico.

    Responder

  4. Estimado Chusbg: pero entonces, ¿por qué un maestro decide suicidarse matando al mismo tiempo a cuantos puede? La pobreza y la injusticia explica parte de la varianza pero en un grado muy pequeño. El componente fundamental es la religión; el resto excusas que se utilizan para completa el cuadro. Cualquier persona sin el peso de un fundamentalismo religioso o ideológico cae rápidamente en la cuenta que una injusticia no puede ni debe combatirse con otra mayor.

    Responder

  5. Yo creo que ambos, Chusbg y Miguel, teneis buena parte de razón. El individuo que vive en la miseria no se convierte (salvo excepciones) en un terrorista. En todo caso tira piedras a los tanques si esa miseria va unida a una situación de injusticia. Cuando el problema es “interno” la policia se encarga del asunto y entonces pobreza y “protesta” no siempre se manifiestan juntas.

    Pero la pobreza es un caldo de cultivo ideal para el apoyo social del terrorismo si este va dirigido contra quien creemos la causa de nuestra miseria. Los terroristas son otros, casi siempre con un cierto nivel de estudios, y en el caso de los islamistas con unas implicaciones religiosas que explican su forma de actuar.

    De todas formas, Miguel, bueno es recordar lo que nos dicen los historiadores (y tú de esto sabes) cuando explican las Cruzadas. Es fundamental reconocer el contenido religioso que mueve al cruzado, pero el fenómeno tiene una causas profundas en la economia (rutas hacia oriente) y la sociedad (la gauerrera nobleza y sus salidas sociales) el la epoca medieval.

    Responder

  6. Curiosamente las Cruzadas no fueron conocidas con este nombre por los árabes hasta bien entrado el siglo XIX. En concreto, se referían a ellas como “Guerra de los Francos”, expresión en la que se sobreentiende los occidentes en general. Tampoco fueron consideradas como guerras de religión y al menos la primera fue una reacción contra las persecuciones emprendidas por el califa fatami al-Hakim (996-1021) contra los cristianos de Egipto y Siria (que en aquellos tiempos incluía también Tierra Santa). Dichas persecuciones incluyeron, entre otras acciones, las siguientes:
    .- En 1008 abolió la festividad de la Palmas.
    .- En 1009 colgó a unos cuantos cristianos por las manos hasta su muerte y requisó todos sus bienes, demolió la iglesia católica dedicada a Nuestra Señora en el Cairo y los asaltantes profanaron las tumbas.
    .- También en 1909 ordenó la destrucción de la basílica de la Resurrección de Jerusalén (llamada en Occidente basílica del Santo Sepulcro)
    Esta persecución no acabó aquí y, de hecho, podríamos seguir enumerando algunas más pero lo que importa es darse cuenta que la intolerancia no es patrimonio exclusivo de Occidente ni de la Iglesia Católica.

    Responder

  7. Es muy fácil convencer a un fanático religioso de que la otra religión es la causante de hacer sufrir a millones de personas.Que los otros practican el terror y el hambre a los nuestros,sobre todo si es verdad y que a nosotros Dios nos premiará si practicamos el terror pues los aterrorizados influiran en sus gobiernos para que haya menos injusticias.
    El estado judio se creó de esa manera, muchos de los líderes que ha habido en Israel se forjaron en el terrorismo, el terror que practicaban hizo a los ingleses decidirse a dejar un terreno en el que no había más que muertes terroristas y los terroristas judios pasaron a ser dirigentes de un país nuevo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *