Una ardilla en casa

En el verano de 2020, el fotógrafo y director Tom Krawczyk (Instagram) volvió a su casa de Chicago aprovechando un descanso en sus estudios en la Escuela de Lodz (Polonia). Cuando llegó, su madre le acompañó a una habitación donde le mostró una extraña criatura sin pelo dentro de un caja de zapatos. Era una ardilla.

Su madre la había encontrado abandonada en el jardín. Se puso en contacto con los refugios de animales cercanos, pero estaban saturados a causa de la pandemia del Covid y decidió cuidarla ella misma. Tom supo de inmediato que estaba ocurriendo algo especial y cogió una cámara para documentarlo. Su madre, una inmigrante polaca que le había criado sola, cuidó de la ardilla con amor y cariño hasta que finalmente tuvo que hacer los que hacen todas las madres: dejar que su hijo saliera al mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.