Una nota de color

Si paramos un momento y observamos la tonalidad cromática en nuestra ciudad, podremos comprobar que dominan las tonalidades grisáceas sobre el resto de colores. A lo sumo, algunos tonos rojizos y poco más. Es curioso que vivamos en entornos sin color, casi en blanco y negro,  Por fortuna, el muralismo se abre poco poco camino en las paredes de las grandes ciudades. Este arte no se reduce al típico aerosol sino que utiliza numerosos tipos de materiales.

Tomemos, por ejemplo, el caso de la estación 28th Street, recientemente reabierta en la ciudad de Nueva York, donde la artista Nancy Blum ha añadido una noto de color con mosaicos de vidrio. El proyecto, denominado Roaming Underfoot, muestra siete plantas con flores que provienen de la Madison Square Park Conservancy’s Perennial Collection: Cercis canadensis, magnolias, helleborus, hamamelis, narcisus, hortensias y camellia. Todas ellas fueron seleccionadas por su capacidad de resistencia ante las condiciones cambiantes de la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *