Una vidriera viviente

Una vidriera viviente

Como en una vidriera, las alas de una Cordulia aenea (libélula esmeralda) muestran sus colores metálicos y sus delicadas irisaciones. Sobre su superficie, hasta pueden apreciarse las gotas del rocío.

La fotografía es de Petar Sabol en cuya web podemos ver toda clase de fotografías naturalistas incluidas espectaculares «Extreme macro«.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *