Valeriano Bécquer: El baile

Valeriano Domínguez Bécquer (1833-1870): El baile (boceto), 1866. Óleo sobre tabla. 22,50 x 35,50 cm. Museo del Romanticismo (CE1916).
Valeriano Domínguez Bécquer (1833-1870): El baile (boceto), 1866. Óleo sobre tabla. 22,50 x 35,50 cm. Museo del Romanticismo (CE1916).

Este precioso boceto preparatorio del lienzo El baile (Museo del Prado, P004234), presenta la misma composición que el cuadro definitivo. La factura del boceto es tan espontánea y suelta, que no cabe pensar en réplica reducida. En esta tabla se vislumbra la importancia de los trajes en los bailes populares y en las fiestas tradicionales. Las figuras aparecen resueltas por medio de un acertado estudio de gestos y actitudes.

La obra El baile se realizó con el compromiso de ser entregada a cambio de la retribución anual. A través de una Real Orden de 6 de febrero de 1865, el ministro de la Gobernación, González Bravo, otorgaría al pintor sevillano una pensión con el siguiente propósito: Teniendo en cuenta la conveniencia de que en el Museo Nacional haya una colección lo más completa posible de cuadros que recuerden en lo futuro los actuales trajes característicos, usos y costumbres de nuestras provincias, y en vista de las especiales circunstancias que concurren en Don Valeriano Bécquer, la Reina (q.D.g.) se ha servido concederle la pensión de diez mil reales anuales, a fin de que recogiendo en dichas localidades los datos y estudios necesarios remita al referido Museo dos cuadros cada año de las condiciones que se indican. Esto le permitió viajar en diversas ocasiones por las aldeas de Soria, Segovia, Burgos, Navarra y tierras aragonesas como Tarazona u Ocaña. Cesado el ministro González Bravo, perdió su forma de sustentación al desaparecer la pensión, en 1868.

Valeriano Domínguez Bécquer (1833-1870): El baile. Costumbres populares de la provincia de Soria. 1866. Óleo sobre lienzo. 65 x 101 cm. Museo del Prado (P004234).
Valeriano Domínguez Bécquer (1833-1870): El baile. Costumbres populares de la provincia de Soria. 1866. Óleo sobre lienzo. 65 x 101 cm. Museo del Prado (P004234).

«[...] Este primer lienzo es seguramente el más bello de todo el conjunto. Según recoge el documento de ingreso de las tres obras correspondientes al curso 1866-67, firmado de puño y letra por el propio artista, la escena se ambienta en el pueblo soriano de Villaciervos. Ante el tapial de una casa de leñadores que asoma a la derecha del lienzo está situada una carreta tirada por bueyes, cargada con vigas de madera recién cortadas. Terminada la faena y para celebrar el merecido descanso, dos parejas de campesinos y otra de niños bailan delante del carruaje al compás del tamboril que toca un lugareño sentado en el extremo izquierdo del cuadro, envuelto en la capa blanca típica del pueblo de Villaciervos, junto a una mujer y una niña, que se sonríe al son de la música. Otros paisanos contemplan el baile, unos subidos a la tapia y otros conversando alegremente junto a la carreta mientras contemplan risueños a los pequeños danzarines.

El cuadro es buena prueba de la especial sensibilidad que caracteriza toda la obra pictórica de Valeriano Bécquer y que logra trascender con creces el pintoresquismo decorativo y anecdótico de una escena de costumbres, concibiendo por el contrario su composición con la armonía serena y trascendente de un friso clásico» (Texto extractado de: Díez, J. L., El siglo XIX en el Prado, Madrid: Museo Nacional del Prado, 2007, pp. 187-192).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.