Y hablando de errores

Les transcribo un artículo de Carlos Muñoz Mendoza, profesor de Traducción Técnica del Institut Libre Marie Haps (ILMH) de Traductores e Intérpretes de Bruselas, con quien ya tuvimos el gusto de compartir y discutir sus ideas en otro artículo titulado Lenguaje y sexo.

La madre de todos los corderos: la televisión

La evolución del idioma es un tenue equilibrio entre conservadurismo y novedad -a veces moda-, entre lenguaje patrimonial y neologismo. Estamos ahora en una fase donde el péndulo oscila hacia el «todo vale ¿por qué no ?» No hay rigor, como tampoco hay competencia lingüística por parte de algunos profesionales de la televisión, que viven de darle a la lengua, precisamente en la televisión, que da carta de legitimidad a tantas tonterías idiomáticas. Es lo que defino como “virus lingüístico”, un microorganismo agramatical que penetra en la frase y la infecta formal o nocionalmente, pudiendo extenderse a otras y reproducirse por falta de intervención autorizada, no es mortal para el idioma pero lo afea o empobrece. Estos virus pueden ser fonéticos, léxicos o gramaticales. Algunos son más virulentos que otros y su capacidad de reproducción es asombrosa. Uno de sus medios de predilección es la televisión (donde prolifera el laísmo, el leguaje pueril, los calcos y barbarismos innecesarios importados por traducciones poco profesionales, la moda de la feminización de vocablos, etc.

Cometen laísmo, sin sonrojo y sin parar, toda la familia Alcántara y todas las familias y vecinos de las series televisivas de producción nacional, y no es por prurito de fidelidad en el retrato de una clase social madrileña. El laísmo en las series de televisión es culpa de los actores, los guionistas y los revisores, porque nadie dice nada y porque los demás lo escuchamos sin prevención y al final cala en muchos, sobre todo en los jóvenes, que a su vez lo reproducen en el habla y así se transmite, se reimplanta exponencialmente, y parasita de forma taimada los oídos de los estudiantes, que leen poco. La televisión, no es sólo un espejo reproductor de lo existente, es también un difusor que multiplica y extiende el error, y convierte en banal para nuestros oídos las faltas sintácticas más abstrusas.

Algunos virus lingüísticos llegan hasta Bruselas traídos por los vientos de Erasmus y «contaminan» a mis estudiantes en la cafetería de la Facultad y en los contactos informales.

Debemos suponer que los periodistas que trabajan en televisión no son los peores de su promoción, pero necesitarían a un revisor que corrigiera los textos que ellos han preparado previamente, y seguramente ensayado, porque a menudo son textos de mala calidad, llenos de gazapos gramaticales o nocionales, o los dos, cuando no insulsos y léxicamente paupérrimos. Los problemas de coocurrencia, barbarismos, sin sentidos, vulgaridad, las coletillas, los idiotismos…, son tan frecuentes como penosos. Consulto mi cuaderno de notas y escojo algunas perlas:

1. Laísmo

  • Un comentario sobre una de las participantes en « la Academia »: « de oca a oca y tira porque la toca » (le toca).
  • En otro programa : « las sacan información privada y las engañan » (les sacan).
  • En una tertulia tomatera : « …que se opere de ese culo que se la está cayendo » (se le).
  • Un ginecólogo : « En este país la negaban (a la baronesa) el pan y la sal » (le negaban).
  • En un Corazón « …una foto de Victoria B., con una mano estratégicamente colocada tapándola el pecho » (tapándole).
  • “A Encarna, la gustaba vestirse bien” (le gustaba).
  • La tengo una gran estima” (le tengo una gran estima o la tengo en gran estima).
  • El problema emerge de vez en cuando en la prensa escrita : « Manuel Marín se cebó con la secretaria primera, … no sólo la abroncó sino que la prohibió dirigirse a él en adelante « (le prohibió).

2. Errores de léxico

  • “La empresa nunca había tenido una incidencia como ésta” (interrumpir la producción a causa de las lluvias torrenciales).
  • Una explosión en una fábrica que produce un muerto y varios heridos es denominada un incidente.
  • « Las manifestaciones del once de marzo muestran que la democracia es el mejor arma para acabar con el terrorismo » (la mejor arma).
  • “Los dos policías fueron asesinados con ese mismo arma” (esa misma arma).
  • Mucho hambre, tiene mucho hambre”, en un anuncio (mucha hambre).
  • “El día de su cumpleaños se dispararon veintiún salvas en su honor” (veintiuna salvas).
  • El cero como un por ciento” (cero coma uno).
  • “Algunos están en contra del trasvase de nuestro agua” (nuestra agua).
  • “El humedal donde han encontrado ese ave muerta…” (esa ave).
  • Osea que ya no son amigos”, en un subtitulado televisivo (o sea).

3. Errores de gramática

  • “Los montañeros no soportaron los 20 °C bajo cero que hicieron anoche en Sierra Nevada” (que hizo).
  • Han habido situaciones muy tensas” (ha habido).
  • Recordemos que, cuando el verbo es impersonal, no debe concordar en número con el complemento directo, y menos aún debemos confundir éste con un sujeto, (en los verbos impersonales no lo hay). El verbo “haber”, por su carácter impersonal siempre ha de ir en tercera persona del singular, independientemente de que el complemento directo sea singular o plural.

Basta con escuchar atentamente a los corresponsales de los informativos para obtener otro material variado y tristemente divertido:4. Aliteraciones de Perogrullo

  • “Los vecinos se quejan de la tardanza con que suelen tardar en intervenir las compañías de seguros”.
  • “A todos nos sorprendió la tardanza con que se tardó en reaccionar ante los maltratos…”.
  • « Estamos en la bahía de Cádiz… donde hay muchos buques a la espera de adentrarse mar adentro ».
  • « Usted puede ganar una enciclopedia que reúne todo el saber reunido en veinte volúmenes ».
  • Los asistentes han podido asistir en directo al tuneo de los coches…”.
  • « Esta mañana se planteaba incluso la posibilidad de plantear… ».
  • “…obviamente no hay que obviar que…”.
  • En ese caso sí que podría darse el caso de que las aves se contagiaran”.
  • “Siria ha anunciado que ha aceptado anunciar conversaciones”.
  • « Tenemos que empezar a iniciar un proceso político ».
  • « Para intentar llegar a conseguir un acuerdo ».
  • « Conectamos ahora con la sede de las Naciones Unidas donde se están preparando los prolegómenos de la sesión sobre el desarme de Irak ».
  • “Tras la cena de gala, el Príncipe hizo gala de…”.

5. Obviedades

  • “..y otras tantas [personas] esperando entrar en las listas de espera”.
  • “Martinsa lanza una opa por el cien por ciento de la totalidad de acciones de Padesa”.
  • “El Departamento de Estado ha admitido que estaba espiando en secreto las operaciones bancarias”.
  • “Una reproducción fidedigna de un cuadro de Sorolla”.
  • « Esperamos que ojalá el equipo marque hoy muchos goles ».
  • « La ilegalización de Batasuna, lo ha sido por unanimidad de todos los miembros del Tribunal ».

6. Incompatibilidad nocional

  • “…para pedir a ETA que cese el fin de las armas”.
  • « Cerca de un centenar de muertos han perdido la vida en una serie de sangrientos atentados en Oriente Próximo”.
  • « Los modelos en las pasarelas lucían la moda Elvis, flequillos con tupé ».
  • « El Alavés ha subido a los puestos de descenso… ».
  • [Tras unas inundaciones] “los vecinos siguen desalojados en el complejo polideportivo”.

7. Errores de connotación

  • [Hablando de un huracán devastador en Jamaica y Cuba, las imágenes presentan a las gentes desesperadas tapando las casas con maderas y enmurándolas] : « Se celebran los preparativos para recibir a Iván, que los meteorólogos llaman El Terrible … » (celebrar la llegada de un huracán destructor parece malsano).
  • « Don … , diputado nacional socialista, ha valorado muy positivamente el nuevo plan de infraestructuras de Zapatero » (desafortunada asociación por sus resonancias nazis).
  • « Los jugadores sudafricanos han preferido no desplazarse y entrenarse en su campo de concentración » (idem por su analogía con el apartheid).

8. Tics lingüísticos

  • La cada vez más fatigosa feminización de los vocablos en un doblete reiterativo de ingenuidad igualitarista : “hoy 14 de julio empiezan para muchos y muchas las vacaciones” (recordemos que el masculino inclusivo no connotado, ¡existe!). (cfr. Lenguaje y sexo).
  • La manía insoportable del « …-pero-eso-sí » empleado como adversativo en todos los caldos.
  • Y algo que me produce escalofríos sólo de pensarlo, la aparición del feísimo e innecesario y/o en el lenguaje hablado, que ya he oído algunas veces.

Yo creo que, con estos botones, tenemos derecho a exigir muestras de rigor en el idioma a los profesionales del periodismo, si no ¿a quién vamos a pedirlo? ¿Es mucho pedir a un corresponsal que apenas habla en directo 30 segundos seguidos que lo haga con corrección?, ¿es que los periodistas no leen los Libros de estilo?, ¿para qué sirve el Manual de Estilo de TVE o los consejos de la Fundeu?, ¿es que los profesionales del idioma no leen a sus maestros?, ¿es que los Dardos de Lázaro no es una lectura obligatoria en la Facultades de Periodismo?

La respuesta va implícita en este gazapo del habla popular soltado por un presentador de Autonomía: “ustedes tendréis que adivinarlo”.

4 comentarios


  1. La relación de errores es interminable. A mi me agota, por ejemplo, escuchar una y otra vez frases como esta : “según la policía, el detenido habría matado…” ¿Habría? ¡pero si hay un cadáver!:¡según la policía HA matado… “. Otra cosa es que la policía se equivoque y el detenido no sea el que ha matado a la víctima. Si se utiliza habría es que no lo mató. Por ejemplo, lo habría matado si hubiera tenido un arma a mano…
    Comparto, en general, lo que dice Carlos Mendoza. Sin embargo, creo que es posible utilizar “reproducción fidedigna” de un cuadro ya que hay muchas reproducciones que son cualquier cosa menos fidedignas.
    Saludos.

    Responder

  2. Buenos dias,

    He estado leyendo su blog con cierta regularidad, hace poco tiempo que hemos comenzado un nuevo proyecto. una revista cultural mensual a través de internet. espero que le interese y se ponga en contacto con nosotros.

    saludos

    hebemagazine.com

    Responder

  3. Añado dos perlas de uso habitual en los medios de comunicación, especialmente en televisión.

    Fulanito de Tal “ingresa” en el terreno de juego. Cuando acabe el partido seguramente “ingresará” en su coche.

    El “vigente” campeón de liga. Con lo fácil que sería utilizar la expresión “actual”.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *