Sábado, 15 de marzo de 2003

Por Zoé Valdés, escritora y autora, entre otros libros, de El pie de mi padre y Breve beso de la espera (EL MUNDO, 15/03/03):

Hará unos cuantos sábados atrás hubo otra manifestación en La Bastilla; a mí siempre me tocan. En La Habana vivía frente a la Oficina de Intereses de Estados Unidos, podrán imaginar. Y en París, a unos pasos de La Bastilla. Salí a comprar unos discos en la Fnac y distingo el tumulto, me aparto. Entonces se me acerca un muchacho vestido de militar, junto a otras dos chicas vestidas también de militar. Yo vestía una doudoune color fucsia; el joven se me acerca y tirando del cuello del abrigo vocifera que el fucsia es anticuado.…  Seguir leyendo »

Por Miguel Ángel Sogorb, investigador de la División de Toxicología, y Eugenio Vilanova es catedrático de Toxicología, en el Instituto de Bioingeniería de la Universidad Miguel Hernández de Elche (EL PAÍS, 15/03/03):

La situación internacional actual nos muestra a unos Gobiernos exigiendo al Gobierno de otro país que destruya su armamento químico con la amenaza de un conflicto bélico. El Gobierno interpelado dice que ya lo ha hecho. La realidad es que la destrucción de dicho armamento no es técnicamente viable dentro de unos márgenes razonables de seguridad. A continuación ofrecemos una versión científico-técnica que la opinión pública debería conocer (y que seguro que los gobernantes de los países implicados conocen por sus asesores técnicos) de por qué esto no es posible.…  Seguir leyendo »

Por Luis Haramburu Altuna, escritor y editor (EL PAÍS, 15/03/03):

Vaya por delante la expresión de mi disgusto por el cierre de Egunkaria, por lo que éste supone de merma en las opciones del euskara. El momento exige, sin embargo, mucha templanza y alguna reflexión.

Muchos son los problemas que aquejan al euskara, pero no es el principal de ellos el supuesto acoso que por parte del Gobierno de España está padeciendo. Entender el cierre cautelar de Egunkaria en clave de persecución al euskara y a la cultura vasca es hurtar el debate de una problemática que no por sabida es menos grave.…  Seguir leyendo »

Por Claudio Magris, escritor italiano (EL PAÍS, 15/03/03):

Es raro encontrar el mal puro, absoluto y gratuito, no impregnado de esas reservas de humanidad que están presentes en casi todas las acciones de los hombres, incluso en las más terribles. El gesto del asesino más abyecto y cruel se mezcla a menudo con sentimientos, miedos, debilidades, contradicciones, coincidencias, casualidades que desde luego no disminuyen su culpa ni la apartan de la necesidad de la condena y del castigo, pero la entrecruzan con la incertidumbre, la ambigüedad de la condena humana. El Mal con mayúsculas ejerce a menudo una seducción chabacana: como un culebrón en tecnicolor, parece más interesante, pero en realidad es mucho más banal y retórico que el bien, que, en cambio, es más difícil y arriesgado, más complejo y sin prejuicios, y requiere valor, fantasía y originalidad.…  Seguir leyendo »

Por Francisco Rubio Llorente, catedrático emérito de la Universidad Complutense y titular de la cátedra Jean Monnet en el Instituto Universitario Ortega y Gasset (EL PAÍS, 15/03/03):

De niño, cuando por primera vez leí o escuché en la escuela el castigo con el que el Cid amenazaba al rey Alfonso en Santa Gadea, imaginé que las heridas causadas por los cuchillos cachicuernos debían ser mucho más dolorosas que las de las espadas y los dardos, puesto que, de otro modo, no veía yo por qué habría de preocupar más al rey morir de una manera que de otra. Más tarde, con más reflexión, comprendí que el espanto que el Cid quería infundirle no venía de las armas que le darían la muerte, sino de las manos que habrían de empuñarlas; del hecho de que sus matadores hubieran de ser «villanos y no fidalgos / de las Asturias de Oviedo / que no sean castellanos».…  Seguir leyendo »

Por Álvaro Delgado-Gal (ABC, 15/03/03):

Ha declarado hace poco Salman Rushdie en el Guardian: «América se enfrenta a un enemigo ideológico cuya derrota podría ser más difícil que la del Islam militante: el antiamericanismo, ubicuo de pronto en el mundo». ¿Es esto así? ¿Está haciendo el antiamericanismo los estragos que dice Rushdie? Antes de emitir un diagnóstico, conviene ponerse de acuerdo sobre la naturaleza de la enfermedad -en el supuesto de que se trate de eso, de una enfermedad-. En lo que sigue, me moveré en dos planos paralelos. Primero, uno genérico. Luego, otro en que desciendo a precisiones varias, sin excluir las geográficas.…  Seguir leyendo »