Domingo, 30 de marzo de 2003

Por Pedro J. Ramírez, director de El Mundo (EL MUNDO, 30/03/03):

Erase una vez un país árido e inhóspito férreamente gobernado por un régimen despótico contra el que tendían a amotinarse sus atrasados pobladores. Y érase una vez una superpotencia imperial que predicaba extender los valores de la libertad y el progreso a todo el orbe, mientras a la vez albergaba ambiciones de dominio que le llevaban a practicar la doctrina del ataque preventivo y a concebir regiones enteras de la Tierra como una suma de fichas de dominó que irían contagiando unas a otras su influencia.

Con el propósito de arrebatar el poder tanto a quien ejercía como dueño y señor del país árido e inhóspito como a su hijo y sucesor y poner en su lugar a un hombre de la total confianza del mandamás de la superpotencia imperial, 200.000…  Seguir leyendo »

Por José Luis Rodríguez Zapatero, secretario general del PSOE (EL PAÍS, 30/03/03):

El día 20 comenzó una guerra contra Irak que la sociedad española no deseaba ni desea, y en la que menos aún quería participar, ni siquiera bajo la forma de un apoyo simbólico. Ninguna sociedad civilizada desea normalmente la guerra, pero en este caso había fuertes razones para oponerse a ella. En primer lugar, no existía acuerdo al respecto en el Consejo de Seguridad, y menos aún una resolución que legitimara el ataque contra Irak: la guerra es ilegal. Pero es que difícilmente podía forjarse ese acuerdo cuando era evidente que la guerra no pretendía evitar un mal mayor convincentemente razonado.…  Seguir leyendo »

Por David Rieff, escritor. Su último libro, de próxima aparición en España, es Una cama por una noche: el humanitarismo en crisis (Taurus). © David Rieff, 2003. Traducción de News Clips (EL PAÍS, 30/03/03):

En muchos aspectos, la empresa humanitaria es víctima del éxito que ha tenido en las últimas dos décadas. En otro tiempo consideradas un socio valioso pero subsidiario de la empresa del desarrollo, las organizaciones humanitarias presentan desde hace tiempo la ayuda de emergencia como una idea salvadora en sí misma, quizá una de las pocas ideas salvadoras que todavía atraen la lealtad de las personas moralmente serias, ahora que el comunismo ha quedado desacreditado, el desarrollo ha sido en gran medida abandonado y la globalización no ha demostrado ser la utopía secular que sus partidarios afirmaban inicialmente que sería.…  Seguir leyendo »

Por Diana Molineaux (LIBERTAD DIGITAL, 30/03/03):

El flamante secretario de Defensa, cuyas respuestas rápidas convirtieron sus ruedas de prensa en competencia para las novelas televisadas, va camino de ser la primera víctima de lo que parece un mal comienzo en Irak, por muy bien que lo presente la administración norteamericana.

El envío de 120.000 soldados más a Irak confirma el patinazo del espionaje militar y diplomático de Washington. No porque su número indique problemas insuperables, sino porque el momento de enviarlos no es ahora, sino antes de empezar las hostilidades, antes de que las posiciones más avanzadas de las columnas tuvieran que racionar comida y prohibir el movimiento de los tanques que consumen cinco litros por kilómetro, antes de que los convoyes de suministro quedaran estancados por las emboscadas y antes de que los infantes de marina y las unidades de infantería tuvieran que luchar cuerpo a cuerpo en ciudades y en zonas densamente pobladas y con vegetación donde pueden esconderse armas y guerrilleros.…  Seguir leyendo »

Por José Javaloyes (LA RAZON, 30/03/03):

La protesta global contra la guerra de Iraq en Oriente y Occidente, tanto en países cuyos Gobiernos apoyan la iniciativa norteamericana como en otros, es un fenómeno de masas rebrotado al cabo de casi 30 años. Desde las manifestaciones contra la Guerra de Vietnam no se había reproducido un hecho sociológico de estas características y escala; mayor ahora que entonces, dentro de las dimensiones planetarias con que se expresan, actualmente, igual estos fenómenos de protesta que los propios procesos económicos. Lo que de nuevo ocurre es relevante para la sociología de masas en todos sus aspectos, especialmente en el político; merece atención por su previsible impacto en los procesos electorales.…  Seguir leyendo »

Por José Antonio Zarzalejos (ABC, 30/03/03):

EL grado de tensión y enfrentamiento de posiciones que ha provocado la guerra de Irak ofusca los razonamientos porque las imágenes de las víctimas del conflicto bélico, de los prisioneros y de la desolación de la conflagración dificultan las posibilidades de un debate intelectual y de fondo para indagar cómo hemos llegado a esta situación. En el plano internacional, y con la anticipación de la que hacen gala los buenos intelectuales y pensadores, hay ya elementos de reflexión muy válidos y de amplio espectro. De Robert Kagan, con su magnífico ensayo titulado «Poder y debilidad.…  Seguir leyendo »

Por Ignasi Carreras, director general de Intermón Oxfam (EL PAIS, 30/03/03):

Dos son los ejes básicos alrededor de los cuales se debe construir el Irak posbélico: la población civil y la ONU. Son, sin embargo, dos elementos que apenas cuentan en el presente escenario. Sobre el menosprecio dispensado a Naciones Unidas, antes y durante esta guerra injustificable, nunca se insistirá lo bastante. Por lo que se refiere a los ciudadanos iraquíes, las víctimas más inmediatas del conflicto, en demasiadas ocasiones están pasando al segundo plano de una actualidad sesgada por la propaganda de ambos bandos. Ya no es sólo el elevado número de muertos, heridos y refugiados que causará esta guerra.…  Seguir leyendo »