Martes, 18 de noviembre de 2003

Por Jeremy Rifkin, autor de La economía del hidrógeno: La creación de la red energética mundial y la redistribución del poder en la Tierra (EL PAIS, 18/11/03):

Justo cuando parecía que el presidente Bush había perdido para siempre la capacidad de reunir a los aliados europeos en torno a una iniciativa estadounidense que afecte a la salud del planeta, se le ha ocurrido una idea atrevida que está recibiendo elogios incluso de los más escépticos amigos de Estados Unidos.

La Casa Blanca está a punto de anunciar el plan de Bush para tratar el calentamiento global y la independencia energética.…  Seguir leyendo »

Por Samuel Hadas, primer embajador de Israel en España y ante la Santa Sede (LA VANGUARDIA, 18/11/03):

Más de tres años han transcurrido desde que se desmoronaron las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos, con el fracaso de la cumbre de Camp David de julio del 2000 y de las consiguientes negociaciones de Taba, en las que se estuvo muy cerca de un acuerdo. Desde entonces, no solamente no se habla de paz, sino que israelíes y palestinos están sumidos en un letal enfrentamiento aparentemente sin visos de solución: más de tres mil muertos es el trágico resultado hasta ahora.…  Seguir leyendo »

Por Antonio Elorza, catedrático de Pensamiento Político de la Universidad Complutense de Madrid (EL PAIS, 18/11/03):

Hace unos días comentaba la situación vasca con un colega, próximo a Izquierda Unida. El hombre, visiblemente satisfecho por las perspectivas antisistema que abría el plan Ibarretxe, trató de explicarme la conveniencia de que las Cortes españolas lo aceptaran. «Si en la transición, añadió, las Cortes franquistas se hicieron el harakiri, ¿por qué no van a hacérselo éstas?». El episodio resulta útil para ilustrar tres cuestiones. Primera, la facilidad con que tantos comentaristas y observadores dan por bueno que el ejercicio de la autodeterminación es la cosa más normal del mundo, siendo ignorado solamente por tiranos como Aznar y por españolistas recalcitrantes.…  Seguir leyendo »

Por Amir Taheri, coautor de Irak, la historia oculta, su obra más reciente, publicada en Francia (EL MUNDO, 18/11/03):

Con el ataque terrorista de hace unos días en Riad, que mató al menos a 17 personas, les ha tocado a los saudíes experimentar la pesadilla que muchos otros regímenes árabes y musulmanes han sufrido ya: el monstruo islamista que crearon se ha vuelto contra ellos.

El Sha de Irán se pasó veinte años lanzando a los islamistas contra la izquierda y los liberales. Fue derrocado en 1979 por una revolución dirigida por los islamistas. El presidente egipcio Anwar el Sadat dio impulso a los islamistas contra los panarabistas durante toda la década de los setenta.…  Seguir leyendo »

Por Juan Tapia, periodista (EL PERIÓDICO, 18/11/03):

La política catalana es hoy más compleja que el pasado sábado. El país no ha dejado de ser bipartidista porque nunca lo fue. Lo que sí sucede es que los dos grandes partidos, el PSC –que gana municipales y legislativas– y CiU –que gana las autonómicas– siguen siendo principales pero ya no son dominantes. Es la diferencia que va del 75% de los votos que, entre ambos, reunieron en las elecciones de 1999, al 60% de ahora. ¿Por qué este descenso de los dos grandes partidos? En parte por el desgaste del poder.…  Seguir leyendo »

Por Ignacio Sánchez Cámara, catedrático de Filosofía del Derecho, Universidad de La Coruña (ABC, 18/11/03):

El triunfo electoral en Cataluña ha correspondido al nacionalismo y a la izquierda, y por ese orden. La realidad es la verdad. Pero las urnas no son depositarias de una verdad imposible de criticar, una especie de fuente oracular de la verdad. La democracia garantiza que las decisiones sean tomadas por la mayoría de los ciudadanos, mas no que sean justas y correctas. La opinión de la mayoría no es criterio de verdad moral. Tampoco, pues sus decisiones. Por lo demás, las elecciones no revelan algo así como la voluntad de un ente colectivo llamado pueblo, sino que son el resultado de un conjunto de decisiones personales.…  Seguir leyendo »

Por Joaquín Nieto, secretario confederal de Medio Ambiente y Salud Laboral de Comisiones Obreras, y Eva Urbano, abogada del Gabinete Jurídico Confederal de CC OO (EL PAIS, 18/11/03):

Detrás de la mayoría de los accidentes de trabajo mortales suele haber un claro incumplimiento de las obligaciones preventivas que la ley impone a las empresas.

Estos incumplimientos son considerados delitos por el Código Penal, que no sólo penaliza la ausencia de medidas de seguridad cuando hay muerte o lesiones de los trabajadores (artículos 142 y 147), sino también el hecho de exponerlos a un riesgo (artículo 316).

Durante años, la justicia española ha vivido a espaldas de este problema y no ha desempeñado su obligación de perseguir y condenar los delitos contra la seguridad de los trabajadores.…  Seguir leyendo »