Miércoles, 26 de noviembre de 2003

Por Salvador Cardús i Ros (LA VANGUARDIA, 26/11/03):

Se comprende la dificultad de algunos para dejar de pensar la realidad política catalana en su antigua versión dual. No sólo son muchos años de tener el músculo cerebral acostumbrado a ella, sino que realmente se había construido una Catalunya dual, a imagen y semblanza del antiguo reparto de poder. Habíamos convenido cómodamente – y de manera simplista– que el municipalismo era socialista, mientras que los objetivos nacionales eran patrimonio de los convergentes. Y sabíamos con qué medios de comunicación contaba cada cuál. O qué premios a la cultura daban unos y otros, y qué firmas de artistas y profesionales renombrados conseguía uno y otro partido para obtener apoyos simbólicos o para montar un circo al adversario.…  Seguir leyendo »

Por Oriol Bohigas, arquitecto (EL PERIÓDICO, 26/11/03):

Debo confesar que una de las cosas que me han parecido más positivas de esta campaña electoral ha sido reconocer el valor y la capacidad de muchos de los líderes de los partidos en competición. Creo que se ha demostrado que hay más consistencia en el liderazgo que en los propios partidos. Esto ocurre hace ya tiempo en CiU, pero ahora, de una forma especial, hay tres personajes que me han convencido, cada cual con diferencias sustanciales aunque, en cierta manera, complementarias. Me refiero a Pasqual Maragall, Josep Lluís Carod-Rovira y Joan Saura.…  Seguir leyendo »