Martes, 23 de Diciembre de 2003

Por Kepa Aulestia (LA VANGUARDIA, 23/12/03):

El programa de la nueva mayoría de gobierno en Catalunya ha situado el plan Ibarretxe en una dimensión bien distinta a la que ocupaba antes de los comicios del 16 de noviembre, o, para ser más precisos, antes de que se firmara la alianza tripartita y se conociera su documento de intenciones. Las propuestas electorales de CiU, ERC o el PSC contemplaban la reforma del Estatut entre sus prioridades. Pero bien por la lógica ambigüedad pre-electoral, bien porque se trataba de ideas todavía fragmentarias, aparecían las diferencias entre los propósitos catalanes y los planes que albergaba el nacionalismo gobernante en Euskadi.…  Seguir leyendo »

Por Cristina Peri Rossi, escritora (EL MUNDO, 23/12/03):

La fotografía del palco del estadio blaugrana el día del partido entre el Barcelona y el Madrid fue completamente, reveladora: Carod-Rovira entonaba las estrofas de Els segadors al lado de Pasqual Maragall mientras un cariacontecido Jordi Pujol miraba hacia un vago horizonte, cargado de nubes.

Para quienes observamos la política catalana sin pasión (y como escribió atinadamente Eduardo Mendoza los catalanes no han sido apasionados ni siquiera en su poesía amorosa; Ausias March dijo, de la mujer amada: «Dona plein de seny», cuya traducción aproximada es: «Mujer llena de cordura», atributo poco romántico pero incuestionablemente pragmático) el parto natural -quiero decir, el pacto natural- era entre el PSC, ERC e ICV.…  Seguir leyendo »

Por Alvaro Delgado-Val (ABC, 23/12/03):

Las reivindicaciones de Maragall en materia estatutaria han provocado una inquietud perfectamente comprensible. Por razones que discutiré luego, no sería hacedero contentar a Maragall sin someter la estructura nacional a una metamorfosis que dejaría tamañitas a las que describe Ovidio en su poema. Antes, sin embargo, de discutir este punto, querría tratar otro que se ha dado generalmente por zanjado. Me refiero al hecho de si podría o no desencadenarse la violencia en Cataluña de aquí a unos años, o quizá antes. El veredicto unánime es que no. Este «no» optimista se autoriza con reflexiones varias.…  Seguir leyendo »