Martes, 30 de diciembre de 2003

Por Julia García-Valdecasas, ministra de Administraciones Públicas (LA VANGUARDIA, 30/12/03):

En estos días se han multiplicado los análisis sobre lo acontecido en Catalunya tras las últimas elecciones autonómicas y sobre las consecuencias que pueden derivarse del llamado “pacto de izquierdas”. Los resultados de las elecciones catalanas, y sobre todo los resultados de la negociación de gobierno posterior a ellos, merecen ciertamente una reflexión.

Si bien los pactos de gobierno son completamente legítimos, éste no ha aparecido ante la opinión pública catalana como un pacto para gestionar y gobernar –no se habla de propuestas de acción política en positivo–, sino más bien como una contienda política.…  Seguir leyendo »

Por Francisco Rodríguez Adrados, de la Real Academia Española (ABC, 30/12/03):

Resulta que los catalanes, gracias a un tipo muy especial de democracia, ya tienen un Conseller en Cap que no han elegido. Dice que España es un estado que no es simpático y él quiere la independencia.

Notable. Si después de vencer al moro y descubrir América y luchar contra toda Europa, es un decir, y mil problemas y desgracias hubiéramos tenido que caer simpáticos a ese señor, sería demasiado. No llegamos a tanto. ¡Cuánta frivolidad en cuestiones serias!

Al menos, Carod-Rovira, aunque tiene dos nombres, tiene un solo pensamiento: independizarse de unos señores poco simpáticos.…  Seguir leyendo »