Sábado, 25 de septiembre de 2004

José Antonio Martín Pallín, Magistrado del Tribunal Supremo (EL PERIODICO, 25/09/04)

Los espantosos acontecimientos de la escuela osetia de Beslán exigen una reflexión sobre el mundo que quieren ofrecernos los idólatras del poder sin control y los fanáticos de la vía de la fuerza como único elemento que puede contrarrestarlo. El ser humano y la violencia han caminado de la mano a lo largo de la evolución de la humanidad. El instinto agresivo es una constante común en el reino animal del que formamos parte. La crueldad, el odio y la venganza son un privilegio de nuestra mente superior.

Los tiempos recientes demuestran que no es suficiente con la proclamación de los valores democráticos para que la violencia y la confrontación entre naciones y pueblos desaparezca de la esfera de las relaciones nacionales e internacionales.…  Seguir leyendo »