Sábado, 9 de julio de 2005

Tahar Ben Jelloun, escritor. Premio Goncourt 1987 (LA VANGUARDIA, 09/07/05).

La indignación, la denuncia y las amenazas no sirven de gran cosa contra el terrorismo. Quizá valgan para tranquilizar a la población, pero no detiene en absoluto la voluntad asesina de quienes actúan encubiertos, en la sombra, y sobre todo con métodos que nada justifican.

Para luchar contra el terrorismo, antes hay que entender cómo funciona; en última instancia, hay que hacer un gran esfuerzo de imaginación para penetrar en la mente de una persona que decide fríamente poner bombas en un metro o en un autobús a una hora punta, a fin de matar al mayor número posible de inocentes.…  Seguir leyendo »

Mary Kaldor es directora del programa de Gobernanza Global en la London School of Economics (EL PAIS, 09/07/05).

La globalización es perversa, en cierto modo. Yo vivo y trabajo en la zona de Londres que el jueves 7 de julio fue blanco de las cuatro explosiones. Durante varias horas no funcionó ninguno de nuestros teléfonos, y no pude hablar con mi familia ni con mis amigos. En cambio, antes de que me diera tiempo a reaccionar, ya estaba recibiendo correos electrónicos de India, Estados Unidos, Azerbaiyán, Kosovo e incluso Bagdad.

La zona (Holborn, Russell Square, Aldwych) se quedó enseguida sumida en un extraño silencio, salvo por el sonido de las sirenas y los helicópteros.…  Seguir leyendo »

Rogelio Alonso es profesor de Ciencia Política y coordinador de la Unidad de Documentación y Análisis sobre Terrorismo en la Universidad Rey Juan Carlos (EL PAIS, 09/07/05)

«El atentado en Londres es inevitable». Así se expresó el máximo responsable de Scotland Yard, John Stevens, días después del atentado terrorista perpetrado en Madrid el 11-M. En aquellos momentos, el Reino Unido había logrado neutralizar actividades terroristas que perseguían aterrorizar a la sociedad británica, como han logrado quienes el jueves asesinaron a decenas de personas en Londres. Después de años de combatir el terrorismo etnonacionalista del IRA, de padecer sangrientos atentados de dicha organización terrorista en lugares como los que antes de ayer volvieron a ser escenario del terror, el Reino Unido debió adaptar sus estructuras de seguridad a la amenaza del fundamentalismo islamista.…  Seguir leyendo »

Carlos Fuentes es escritor mexicano (EL PAIS, 09/07/05)

A las diez de la mañana del jueves 7 de julio, mi doctor me llama cancelando la cita concertada para las cuatro de la tarde. Todos los recursos del hospital están concentrados en atender a los cientos de heridos en los ataques terroristas de las nueve de la mañana. Cerca de cuarenta muertos, al escribir estas líneas. La suspensión de todas las líneas de transporte terrestre y subterráneo del norte de Londres. Cierre de los accesos al centro de la ciudad. Advertencia a los trabajadores de oficinas y comercios: manténganse lejos de las ventanas y de las vidrieras.…  Seguir leyendo »

Irshad Manji es autora de Mis dilemas con el islam (EL MUNDO, 09/07/05)

¿Cuáles son las motivaciones de los terroristas islamistas hoy día? Muchos europeos, todavía no recuperados del impacto de los atentados del jueves en Londres, se sentirían inclinados a contestar: Irak. Permítanme que les ofrezca una respuesta diferente, que enlaza con la historia de Hasan el Sawaf. El mayor sueño de El Sawaf es volver a casa y quedarse allí para siempre. Pero cuenta que su país está ocupado por una banda de matones. Han deshonrado a no pocas mujeres árabes asaltándolas y quitándoles el velo cuando se manifestaban, en unas concentraciones que forman parte del movimiento Kifaya (Basta).…  Seguir leyendo »

Robin Cook es antiguo ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido (EL MUNDO, 09/07/05)

Rara vez he visto la Cámara de los Comunes tan llena y silenciosa como estaba el pasado día siete cuando nos reunimos para ser informados sobre los atentados en Londres. Un foro que normalmente es escandaloso y tumultuoso se mostraba solemne y grave. Una cámara que con frecuencia es cúmulo de emociones partidistas estaba unida por el estupor y la pena.

La respuesta inmediata a una tragedia humana como ésta debe ser de empatía con el sufrimiento de los heridos y el dolor de las personas que han perdido seres queridos.…  Seguir leyendo »

Benigno Pendás, profesor de Historia de las Ideas Políticas (ABC, 09/07/05).

Somos muy vulnerables. Vivimos en la civilización menos injusta de la historia, pero las clases medias pagan con sangre el tributo derivado de su prosperidad relativa. Se habla de «sociedad del riesgo». En realidad, se trata -diría Eric Voegelin- de una «casa de locos global». Otra vez las escenas de sangre, caos, incertidumbre, ahora muy controladas, con buen criterio. Transportes colapsados, móviles inservibles, condenas en serie. Nos devuelven al estado de naturaleza. Vista la condición humana, llegará un día en que el clamor por la seguridad va a ser irresistible.…  Seguir leyendo »

Pilar Rahola, periodista (EL PAIS, 09/07/05)

Parecemos adolescentes de los de antes, cuando llegábamos pipiolos, inocentes y vulnerables a la pérdida de la virginidad. Acumulábamos cuatro lecciones de sexo aprendidas en el boca a boca clandestino, algún tocamiento de esquina y unas cuantas verdades absolutas que sólo servían para hinchar pecho y aparentar que estábamos preparados. Después de aquello, nada de lo aprendido servía y todo tenía que volver a ser preguntado. La pérdida de la virginidad resultaba ser, sobre todo, una caída del himen mental, la puerta de entrada de la madurez. Si me permiten la exótica metáfora, empieza a ser hora de dejar atrás esta adolescencia colectiva que vivimos con santa ingenuidad, abandonar los cuatro tópicos simples que nos han servido para obtener cómodas respuestas a incómodas preguntas, y brindar por la caída de la inocencia.…  Seguir leyendo »

Gema Martín Muñoz es profesora de Sociología del Mundo Árabe e Islámico de la Universidad Autónoma de Madrid (EL PAIS, 09/07/05).

La lucha antiterrorista (o la «War on terror», como la denomina la Administracion estadounidense), tal y como hasta ahora se ha planteado, ni es suficiente ni su formulación y aplicación pueden ser consideradas óptimas para lograr los resultados deseados.

El terrorismo de factura Al Qaeda es demasiado indefinido, desjerarquizado y desestructurado como para afrontarlo sólo como si de una organizacion compacta y acotada se tratase. Por el contrario, la fuente principal de su potencial y peligrosísimo poder reside en el sufrimiento y experiencia de injusticia que de manera intensiva padecen muchos ciudadanos en los países árabes e islámicos.…  Seguir leyendo »