Domingo, 7 de agosto de 2005

Por Fernando Múgica (EL MUNDO, 07/08/05):

En muchos documentos del sumario, a los que ha tenido acceso EL MUNDO, se pone al descubierto la íntima amistad entre varios implicados en los atentados: el ex minero Emilio Suárez Trashorras y Antonio Toro, y el jefe del Grupo de Estupefacientes de la comisaría de Avilés, Manuel García Rodríguez, Manolón. Este, según han declarado otros dos miembros de la trama de Avilés, Javier González Díaz, El Dinamita, y Rubén Iglesias Díaz, avisaba a Emilio de las redadas y sacaba de apuros a Antonio cuando le pillaban con trapicheos de coches robados.Se confirma, así, la íntima amistad del policía con los encausados.Antonio Toro llegó a avisar al inspector de que miembros de la Unidad de Información Exterior de la Guardia Civil estaban detrás de sus pasos tras comprobar que en el teléfono del policía se habían recibido numerosas llamadas de muchos implicados en los atentados.La primera bofetada de realidad que se recibe al asomarse a los 100.000 folios del sumario del 11-M es comprobar cómo las Fuerzas de Seguridad han tratado de eludir sus responsabilidades, en medio de un cruce de descalificaciones.…  Seguir leyendo »

Kenneth W. Stein, profesor de Historia de Oriente Medio y Ciencia Política en la Universidad de Emory, Atlanta, EE. UU. (LA VANGUARDIA, 07/08/05).

¿Importa que exista una relación directa entre los atentados del 7 de julio en el transporte público de Londres y los atentados fallidos del 21 de julio? Desde luego que importa si un conjunto de células con recursos financieros y formación logística están siendo dirigidas por un individuo o una organización extranjera. Y si la Interpol o las fuerzas policiales de todo el mundo pueden arrestar a inculpados y planificadores vinculados con los atentados, en cierta medida consuela saber que esta guerra contra el terrorismo o esta lucha contra el extremismo ha logrado una victoria o ha evitado el siguiente ataque.…  Seguir leyendo »