Sábado, 22 de octubre de 2005

By Nick Taylor, president of the Authors Guild and is the author of nonfiction books (THE WASHINGTON POST, 22/10/05):

I am a writer.

For some time now — too much time, I suspect my editor believes — I have been working on a history of the Works Progress Administration. This has taken me to states from Maine to California, into archives and libraries, and on long and occasionally fruitful searches for survivors of the Depression-era program.

I have invested a small fortune in books chronicling the period and copies of old newspapers, spent countless hours on Internet searches, paid assistants to dig up obscure bits of information, and then sat at my keyboard trying to spin a mountain of facts into a compelling narrative.…  Seguir leyendo »

Por Fedrico Javaloy, catedrático de Psicología Social en la UB (EL PERIÓDICO, 22/10/05):

Ocurrió en internet. Se desencadenó una tormenta de mensajes justo cuando se estaba aprobando el Estatut en el Parlament. Esta semana, decía un mensaje, en la web del diario Abc hacen una encuesta sobre si Catalunya ha de ser denominada como una nación. Por ahora el resultado es un 85% que no, pásalo a todo el mundo que conozcas para que vote, a ver si invertimos los resultados”. El texto concluía repitiendo una palabra que ya forma parte de nuestra historia más reciente: “Pásalo”.

Los mensajes se multiplicaron con la magia de la red y los resultados comenzaron a cambiar irreversiblemente de forma que pronto se cumplió el objetivo: el 80% decía que sí.…  Seguir leyendo »

Por Antonio Elorza, catedrático de Ciencia Política (EL PAÍS, 22/10/05):

La definición de Cataluña como nación viene siendo el tema más debatido en estas últimas semanas. Para el conjunto de fuerzas políticas que aprobaron el proyecto de nou Estatut, tal afirmación constituye un postulado fundamental; para los oponentes, algo incompatible de raíz con la Constitución española. Entretanto, el presidente Zapatero se ha apropiado del tema, con oscilaciones pendulares y el anuncio final de que él dispone del mantra o fórmula mágica que ha de permitirnos salir del atolladero. Así los constitucionalistas se verán satisfechos y los catalanes no se sentirán «humillados».…  Seguir leyendo »