Viernes, 28 de octubre de 2005

Este documento recoge los análisis e ideas más importantes que expresaron Juan Velarde, Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales; Francisco Cabrillo, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid; Juan Iranzo, director general del Instituto de Estudios Económicos; Alberto Recarte, presidente de Libertad Digital; Joaquín Trigo, director ejecutivo de Fomento del Trabajo; José Raga, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid y José Barea, académico de Ciencias Morales y Políticas (FAES, 28/10/05)

Por Joan B. Culla i Clarà, historiador (EL PAÍS, 28/10/05):

Creo que fue en las entonces jóvenes páginas de este diario donde, hacia finales de 1976 o durante los primeros meses de 1977, el gran Forges publicó una espléndida pieza que trataré de describirles de memoria. Arriba, en el firmamento de la viñeta, ocupando tres cuartas partes de su superficie, campeaban diversos eslóganes de un estilo muy voceado por aquellos tiempos: "¡Curas rojos al paredón!", "¡comunistas a Moscú!", "¡masones a Masonia! (sic)", "¡progresistas a la hoguera!", etcétera. Debajo, dos de esos muchachos rústicos con los que Antonio Fraguas ha querido representar al españolito de a pie -Blasillos, me parece que los llama su progenitor- caminaban por el páramo, casi aplastados por aquellas siniestras consignas, y uno de ellos decía, con amarga ironía: "Ya se oyen los cantos de la libertad".…  Seguir leyendo »

Por Ferran Toutain, ensayista (EL PAÍS, 28/10/05):

El proyecto de nuevo Estatuto para Cataluña que el 2 de noviembre se empezará a debatir en el Congreso de los Diputados constituye ante todo la apoteosis de una ideología que desde hace bastantes años intenta dominar los medios culturales y políticos de la sociedad occidental. Esta ideología, a la que popularmente designamos con el apócope progre y cuya variante académica Harold Bloom distinguió con la afortunada expresión "escuela del resentimiento", defiende una concepción gregaria de la existencia humana y, en consecuencia, entiende que la condición de individuo está siempre subordinada a su pertenencia a un grupo social.…  Seguir leyendo »

Por Soledad Becerril, Senadora por el Grupo Popular (ABC, 28/10/05):

El texto que el Parlamento de Cataluña ha remitido al Congreso de los Diputados es un documento muy largo -más de doscientos veinticinco artículos- y complicado pero perfectamente inteligible en sus propósitos: el estatuto prima sobre la Constitución española y a partir del mismo nada puede hacer el gobierno de la nación en aquella comunidad que no cuente con el consentimiento de sus instituciones de gobierno, ni siquiera en aquellas pocas materias que aún le quedan como competencias. La administración del estado sobra, el gobierno de la nación sobra, las Cortes Generales tienen muy poco que decir y se ven obligadas a modificar legislación básica del estado, y en las instituciones de ámbito nacional deberá haber siempre una o unas personas designadas por la Generalitat.…  Seguir leyendo »